Política

Rumbo económico

Recesión y devaluación, cóctel que preocupa en Santa Fe

El ministro de Trabajo de Santa Fe, Julio Genesini, habló sobre la situación que atraviesan las empresas de la provincia. “El primer impacto lo mostraron las microempresas”, afirmó el funcionario en diálogo con El Ciudadano


La economía sufrió un cóctel letal con la suba abrupta del dólar, el aumento de las tasas de interés y la consiguiente falta de financiamiento para el sector público y privado que impactaron especialmente en Santa Fe. En la provincia, el primer golpe lo mostraron las microempresas, dijo el ministro de Trabajo santafesino, Julio Genesini. Ahora, les llegó el turno a varias empresas emblemáticas, que decidieron adelantar vacaciones, suspender a sus empleados abonándoles  el 70 por ciento del sueldo o reducir personal por goteo. “Dificultades para acceder al financiamiento a corto plazo, complicaciones en la cadena de pago y complicaciones para obtener insumos” son los emergentes de la recesión que anota el titular de la cartera laboral y que, enfatiza, afectan a todos los rubros productivos pero en especial a los que sufren la competencia extranjera en un mercado externo desregulado.

“En general estamos atravesando un proceso recesivo que impactó en los distintos rubros de la actividad económica. Esto se empezó a visualizar con la corrida cambiaria”, fueron las primeras palabras del ministro de Trabajo de Santa Fe, Julio Genesini, en diálogo con El Ciudadano.

“Primero las empresas más grandes venían planteando la caída de la demanda, los altos costos y un escenario recesivo. Esas firmas intentaron pasar la crisis con adelanto de vacaciones y distintos acuerdos con los sindicatos para atravesar la coyuntura”, agregó.

La apertura de importaciones y la caída en el mercado interno también influyó para que varios sectores entraran en crisis. “La importación de productos terminados como calzado, muebles y textil venían dificultado la actividad que se terminó de agravar con la devaluación y las altas tasas”.

La abrupta devaluación sufrida en los últimos 60 días es otro de los golpes que sufrieron las empresas. “Hay dificultades para acceder al financiamiento a corto plazo, complicaciones en la cadena de pago y dificultades para acceder a los insumos”, recordó Genesini.

Con respecto a las empresas que más están sintiendo el impacto, el ministro sostuvo que las microempresas (hasta 5 empleados) son las que venían teniendo las dificultades para contener al trabajador y después de todo esto se agravó.

Ante los reiterados problemas que sufren las empresas en Santa Fe, desde la cartera laboral buscan alternativas y se hacen distintas gestiones para intentar ayudar a las empresas afectadas. “Atendemos todas las situaciones en particular para ayudar a sostener la actividad”, indicó.

Por último, Genesini habló sobre el cambio que sufrió el Ministerio de Trabajo de la Nación, que en los últimos días se convirtió en secretaría. “Veremos cómo se da el funcionamiento, cómo se reorganiza el trabajo, esperemos que no se retroceda y que se preserven los puestos de trabajo en esta coyuntura”, concluyó.

Arrancaron las suspensiones en General Motors

Electrolux cierra durante octubre y adelanta vacaciones

Si te gustó esta nota, compartila

Comentarios