Ciudad, Edición Impresa

Reactivación y menos Repro

Desde el pico de la crisis a mediados del año pasado, los planes de recuperación productiva vienen en retroceso. A diferencia de 2009 y el “efecto despido”, el inicio de 2010 muestra una paulatina mejoría.

En Alvear GM incorpora personal, un indicio de reactivación en la industria.
En Alvear GM incorpora personal, un indicio de reactivación en la industria.

Según un informe del Ministerio de Trabajo de la provincia que comanda Carlos Rodríguez, al que accedió El Ciudadano, Santa Fe terminó 2009 con 10.957 trabajadores beneficiados con Repro, el plan de recuperación productiva, distribuidos en 152 empresas. Si bien los datos correspondientes a enero se encuentran en proceso, de la estadística oficial se desprende que a partir de julio del año pasado, cuando el pico de entrega de estos complementos salariales de 600 pesos para cada trabajador de empresa en crisis en la provincia ascendió a casi 15.500 obreros de 245 establecimientos fabriles, se advierte una curva descendente en la distribución del beneficio.

El cuadro de situación laboral en la provincia de a poco va mutando. Hacia fines de 2008 y principios de 2009 Santa Fe era noticia por los conflictos laborales desatados en General Motors, Paraná Metal y Mahle, por mencionar los más resonantes. A partir de la crisis internacional, contexto que tuvo un fuerte impacto sobre la evolución de las exportaciones de la provincia, se perdieron en Santa Fe unos 30 mil puestos de trabajo formal, repartidos en unas 400 empresas, la mayoría ligadas al comercio exterior. Son los mismos sectores de la economía, como el metalúrgico y el automotriz, los que hoy muestran algunos signos de recuperación.

Néstor Ferrazza, secretario general de la CGT Rosario y del Sindicato de Trabajadores Municipales, opinó que hay un panorama “distinto” comparado con el inicio de 2009. “Un ejemplo de esto es el anuncio de la General Motors de la creación de 300 puestos de trabajo. En enero de 2009 ya se estaba reuniendo la Multisectorial en Defensa del Empleo, y hoy estamos con el tema salarial”, indicó el dirigente, para añadir que “la preocupación de los empleados municipales y del sector público en general está centrada en una suba salarial del 20 por ciento. Ahí el escenario se ve más complicado”. Cabe recordar que el gobierno provincial convocó a paritarias a UPCN y ATE para el próximo miércoles.

En cambio, para Jorge Acedo, secretario general de la CTA Rosario, “el escenario laboral no se ha modificado” con relación al año anterior. “Estamos exactamente igual. Los trabajadores siempre estamos mal, para la mierda”, resumió el dirigente de ATE Rosario, y agregó: “Los que pueden estar mejor son los empresarios”. Según el sindicalista, “la pelea por aumento de salarios y la defensa de los puestos de trabajo van de la mano porque la voracidad empresaria no tiene fin”.

En pleno verano, pero del año pasado, la planta de General Motors radicada en Alvear anunciaba el despido de 500 trabajadores. La medida patronal no se concretó pero sí hubo “retiros voluntarios” y sistemas de reducción de la jornada laboral y de los salarios. El automotriz es uno de los sectores que mostró una notoria reactivación si se lo coteja con el pico de la crisis financiera internacional a mediados del año pasado.

General Motors Argentina anunció la semana pasada que la firma norteamericana invertirá 90 millones de pesos en su planta de Alvear para ampliar su capacidad de producción. La movida industrial generará 300 nuevos puestos de trabajo, que se sumarán a los mil que anunciara la firma automotriz meses atrás, cuando se le otorgó un préstamo de la Ansés de 70 millones de dólares, lo que le permitió mantener su proyecto de expansión al fabricar el Chevrolet Ágile y el Corsa Classic. Además, Smata, el gremio de los mecánicos, consiguió un aumento de salarios escalonado del 22 por ciento a principios de enero pasado. 

La empresa Oil M&S SA, capitaneada por el empresario kirchnerista Cristóbal López,  confirmó semanas atrás la compra de Paraná Metal. Una mirada retrospectiva a los primeros meses del año anterior trae el recuerdo del anuncio del cierre de la autopartista asentada en Villa Constitución, con casi 1.200 operarios en la calle. Un anunció que finalmente quedó en el aire, aunque sí la firma aplicó suspensiones rotativas y reducciones salariales.

“El año pasado, para esta fecha, estábamos con un intento de cierre encima, convocatoria de acreedores y con una carpa frente a la planta”, recordó Juan Actis, secretario adjunto de la UOM Villa Constitución.

Al ser consultado por este diario sobre el actual panorama en la empresa, el dirigente consignó que “el presente es más alentador que el año anterior. Estamos con nuevo dueño que promete inversión con una nueva línea de mecanizado para los blocks de motores que sumaría valor agregado”. Actis indicó que el rumor que corrió entre los trabajadores de la metalúrgica villense sobre los 400 retiros voluntarios que impulsaría la nueva patronal “no está confirmado”.  

“Esperamos con expectativa la reactivación de la planta. Vamos a defender los puestos de trabajo pero sin olvidarnos de pelear por nuestros salarios. La UOM nacional ya anunció que irá a paritarias el próximo mes por el 22 por ciento de incremento”, sostuvo el dirigente sindical.

El caso de la ex Mahle fue el más emblemático de la región. Autoridades de la firma alemana no dudaron en cerrar la fábrica de aros de pistón de la zona oeste de la ciudad a comienzos de 2009, al argumentar una abrupta caída en las ventas. Aros Kim concretó la compra de la ex Mahle a fines de 2009 y anunció que el próximo mes incorporará a 150 trabajadores de los 450 que fueron despedidos y que cobraron sus indemnizaciones.

Comentarios