Espectáculos

“Quise que se viera en cámara la sororidad y la ayuda entre pares que podemos lograr las mujeres”

La cineasta Sol Berruezo Pichon-Rivière habló sobre su laureada ópera prima “Mamá, Mamá, Mamá”, una película íntima con niñas como protagonistas y un equipo íntegramente femenino que llega este jueves a la plataforma Puentes de Cine


La joven cineasta Sol Berruezo Pichon-Rivière estrena este jueves en la plataforma Puentes de Cine su laureada ópera prima Mamá, Mamá, Mamá, una película íntima con niñas como protagonistas y un equipo íntegramente femenino porque destacó: “Quise que se viera en cámara la sororidad y la ayuda entre pares que podemos lograr las mujeres”.

Durante una entrevista con Télam, Berruezo Pichon-Rivière indica que la conformación del staff de su film nació como una decisión artística. “Pero fuimos subiendo cada vez más la apuesta de este hermoso experimento y manifestación en pos de la equidad”, aseguró.

Para la realizadora, de 24 años, la hechura de Mamá, Mamá, Mamá demuestra “que las miradas femeninas y disidentes puedan también integrar el cine y que es una gran experiencia que las mujeres ocupen los roles técnicos y así desmitifiquen cosas que no son ciertas”.

La película centrada en Cleo, una niña de 12 años que comparte con sus tres primas un verano en el que su hermana mayor se ahoga en la pileta de su casa, logró una Mención Especial del Jurado Internacional Generation KPLUS de la Berlinale y otros lauros en la Competencia Juvenil del FICValdivia, el Cinema in Sneakers (Polonia) y Al Este de Perú y Colombia.

La historia que además pasó los festival internacionales de San Sebastián y Mar del Plata, entre otros ocho certámenes de distintas latitudes, puede verse en la sala de cine virtual de la web www.puentesdecine.com

El inicio

Mamá, Mamá, Mamá nació como idea un verano, cuando Sol Berruezo Pichon-Rivière tenía 20 años. “Pero comienza a gestarse desde que empiezo a estudiar cine y a retratar a mis hermanas en los momentos de transición entre la niñez y la adultez. Fui registrando. Primero como algo para narrar lo propio, después devino en un monólogo de Cleo y terminó en un guión”, relató la realizadora.

“Trabajar con estas niñas es lo mejor que me pasó y lo voy a volver a hacer. Tenía mucho miedo al comienzo pero descubrí que les niñes es uno de los elementos que más verdad aportan a una historia y tienen una capacidad de entrar y salir del drama superior a la de cualquier adulto”, reconoció.

“Una obra no nace de un repollo”, aseguró Sol Berruezo Pichon-Rivière. “Tiene mucho que ver el equipo que lo gesta y era necesario que desde la matriz fuera hecho por un equipo solo femenino por la temática abordada y para que las actrices se sintieran más entendidas”, agregó.

Consultada en cómo influyeron en su proceso creativo los movimientos feministas de la Argentina, la realizadora reflexionó: “Argentina es un país muy avanzado en la lucha social y estamos en un momento bastante clave y de transición porque está la lucha por encontrar las respuestas y para ello siento que estamos realizando las preguntas correctas. Desde acá vamos aportando a lo que el mundo y la evolución nos pide”.

El estreno

Mamá, Mamá, Mamá tuvo su estreno antes de la pandemia en el Festival de cine de Berlín. “Una experiencia alucinante”, dijo la realizadora. “Tengo mucho agradecimiento por el cariño con el que se la tomó allí y en otros lugares. Hice una película sensible que habla a corazón abierto y eso se ha percibido y se valora y me pone muy orgullosa”, agregó sobre el film que a partir de este jueves podrá verse de manera virtual en la plataforma Puentes de Cine. “Me da un gran orgullo ser parte de un espacio de visibilización que suma audiencias para el cine. Considero que las películas son posibilidades de ventanas a otros mundos y, en este caso, volver a mostrar la película en la Argentina es de las cosas que más anhelaba”, dijo y adelantó: “Mi segunda película se llamará Nuestros días más felices, será protagonizada por una de las niñas que estuvo en Mamá, mamá, mamá y lo femenino continuará presente y me interpela porque es mi género. Además seguiré enfocándome en los vínculos familiares, pero más que nada en la vejez y con un elemento fantástico que no voy a develar. La verdad es que estoy muy ansiosa por filmar gracias al apoyo que recibí de la Bienal de Venecia”.

Comentarios