El Hincha Mundial, Rusia 2018

El Mundial de las pibas

Queremos cuerpos libres


Wanda Nara tiene la habilidad de ser siempre noticia. A veces queriendo, otras no. El miércoles salieron a la luz unas fotos en la playa y en bikini. Lo que llamó la atención es que su cuerpo no se condice con el que muestra en redes sociales, pero al fin y al cabo es ella la que decide que quiere y que no mostrar de su cuerpo…y de su vida.

La situación no resiste análisis: es la figura de una mujer de casi 30 años que atravesó 5 partos. Pero las redes estallaron y aparecieron críticos “expertos” en celulitis por todos lados. Se habló de su cuerpo en las revistas, en los diarios, en los portales web y en la radio.

Pero Wanda no es sólo un cuerpo, tampoco una “botinera”. Es mucho más que eso. Se supo crear un nombre y abrirse camino en el mundo del espectáculo. Pero fue por más. Desde el 2014 es quien se encarga de arreglarle los contratos a Icardi. Los que tienen que ver con su profesión y los de imagen y publicidad. Todo está a su cargo.

En un mundo en el que las mujeres sólo son un decorado, Wanda logró que el Inter le pague a su marido un sueldo de 3 millones de euros anuales en la primera temporada, que ahora ya son casi 5 millones. Además, arregló los premios por campeonatos y una cláusula de rescisión abismal: quien quiera contratarlo antes de que termine su contrato en el elenco de Milán deberá abonar 110 millones. Una locura de plata.

Pero nadie habla de su labor como representante, todos hablan de los “quilombos”. Hace unos meses, un reconocido periodista deportivo como Martín Liberman literalmente la mandó a callarse. ¿La razón? Tras la inexplicable no inclusión del rosarino de 25 años en la lista de la selección argentina que participó en Rusia, ella salió a defenderlo y no dijo nada del otro mundo, o nada que no hubiéramos dicho cualquiera de nosotros en la redacción, sólo mencionó que le parecía ilógico que el jugador no sea considerado por Sampaoli. En aquel entonces, el Colorado pidió que callen a “sus mujeres” porque “las intervenciones familiares son poco felices”, y además afirmó que todas las declaraciones de Wanda le “juegan en contra” y que Icardi se quedó afuera “un poquito” por culpa de ella.

Es imposible negar que el mundo de las redes (y los medios) es cruel: se toma el atrevimiento de decir lo que “está bien” y lo que “está mal”, que “queda bien” y que no, que conviene o no conviene en el cuerpo femenino.

Si te gustó esta nota, compartila

Comentarios

Te invitamos a comentar y a debatir. Esta es un área abierta al intercambio de ideas. Nos reservamos el derecho de eliminar un comentario si su contenido es fóbico (basado en conceptos de raza, orientación sexual, nacionalidad, religión, género, etc.), o se entiende como una amenaza o un ataque personal hacia otro comentarista o hacia alguna otra persona vinculada. Cualquier mensaje que consideremos que no contribuye a la discusión abierta, respetuosa o participativa será eliminado.