Región

La canoa se hundió al regresar de la isla

Pueblo Esther: siguen búsqueda de pescadores desaparecidos

Eran ocho tripulantes. Habían ido a pasar el fin de semana en el humedal. Cruzaron de vuelta con viento sur fuerte y un Paraná "picado". Iban ocho personas en una canoa de entre 5 y 7 metros de eslora. Rescataron a tres y encontraron el cuerpo sin vida de otro de los navegantes


Foto: Juan José García

Este lunes continuaba la búsqueda de las personas desaparecidas un día antes al hundirse la canoa en la que habían partido a la zona de islas del río Paraná, a la altura de Pueblo Esther. Eran nueve personas las que programaron un fin de semana de pesca en el humedal. Una de ellas regresó anticipadamente. Las restantes regresaron en una misma embarcación de porte pequeño: entre 5 y 7 metros de eslora (largo). Era pasado el mediodía del domingo. El viento y probablemente la sobrecarga hicieron que ingresara agua por proa (parte delantera) y terminara por dar una vuelta de campana. Cayeron al agua: tres fueron rescatados tras el aviso a la Prefectura y la participación de otras embarcaciones que transitaban el río, en ese momento “picado” por las ráfagas de dirección sur-norte. A uno lo hallaron muerto: Damián Vivas, oriundo de la localidad de Álvarez, como la mayoría de los navegantes. Hay cuatro desaparecidos. Con pocas esperanzas de hallarlos con vida, el rastrillaje seguía este lunes con buzos.

Foto: Juan José García

 

Foto: Arroyo Diario

 

La búsqueda está encabezada por la Prefectura Naval destacamento Arroyo Seco con el apoyo de personal de la misma fuerza asentado en Rosario, que aportó un guardacostas. Fernando Santucci, prefecto de la delegación rosarina, informó que los sobrevivientes relataron la secuencia: que ingresó agua a la canoa, que vieron flotando ya sin vida a uno de sus compañeros, y a los otros, los que buscan, hundirse. El oficial de la fuerza federal señaló que se desplegó, al principio, un operativo terrestre sobre la línea de ribera en Pueblo Esther a cargo del cuerpo de Bomberos local, de carácter visual, pero que como, pasados los minutos, no arrojó resultados, la continuidad de la búsqueda es ahora con buzos tácticos bajo la presunción de que el resto de los navegantes pudo haberse ahogado. La vuelta de campana de la canoa, aparentemente contratada a uno de los pescadores que trabajan en la zona de la Bajada Colacho para cruzar hasta las islas de jurisdicción entrerriana, se dio frente a ese conocido acceso al Paraná, a la altura del kilómetro 403 de Pueblo Esther, que hace poco fue intervenido para mejorar el trabajo de los pescadores, muchos de los cuales viven allí, y la convivencia con otras actividades barranca arriba.

Fuentes de la investigación informaron a medios locales que ninguno de los tripulantes de la canoa llevaba puesto el chaleco salvavidas. La identificación preliminar apunta los siguientes nombres: los rescatados Bruno Cetto, Pedro Renzoni y Guillermo Barrionuevo, todos oriundos de la localidad de Álvarez. Los que permanecen desaparecidos son Agustín L. y Lucas V., también de Álvarez, Ricardo G., de Pueblo Esther, y Enrique R. Todos tienen edades comprendidas entre los 25 y 35 años. “Lo que escuché es que había mucho viento, y que les había entrado agua. Cuando llegué estaba mi hermano muerto en la orilla. Los muchachos que pudieron nadar hasta la costa lo arrastraron”, contó la Mariana Vivas, familiar del fallecido. La mujer agregó que Damián era amante de la pesca, que junto con amigos ya habían ido durante la semana a las islas –siempre al mismo lugar, detalló– y que en esta ocasión habían partido el sábado a media mañana.

La investigación del siniestro está a cargo de la fiscal Mariana Prunotto, de la Unidad de Homicidios Culposos. La funcionaria ordenó la intervención del gabinete criminalístico de la Policía de Investigaciones. En un primer momento, participó personal de la subcomisaría 15 de Pueblo Esther.

 

Foto: Juan José García

Si te gustó esta nota, compartila

Comentarios