Política

A la banquina

Presunto lavado de dinero: imputaron a Hugo y a Pablo Moyano

La fiscal federal de Quilmes, Silvia Cavallo, imputó este miércoles al sindicalista y a su hijo por presunto lavado de dinero, por negocios no sólo que atañen al club Independiente sino también por contrataciones e inscripción de empresas por parte del gremio de camioneros.


La Justicia cierra el cerco sobre Hugo y Pablo Moyano por presunto lavado de dinero.

La fiscal federal de Quilmes, Silvia Cavallo, imputó este miércoles al sindicalista Hugo Moyano y a su hijo Pablo por presunto lavado de dinero, por negocios no sólo que atañen al club Independiente sino también por contrataciones e inscripción de empresas por parte del gremio de camioneros.

Fuentes judiciales informaron a NA que la imputación contra Moyano padre, presidente del club Independiente, e hijo, vocal de la institución deportiva, fue presentada por la Fiscalía en el Juzgado Federal de Quilmes de Luis Armella.

Meses atrás, el juez de Lomas de Zamora Gabriel Vitale había dictado las prisiones preventivas de Pablo “Bebote” Álvarez, Damián Lagaronne, Ariel Romero, Adrián Bartone, Adrián García, César Godoy y Noray Nakis, este último ex vicepresidente de Independiente, como integrantes de una presunta asociación ilícita.

Incluso, también dispuso la preventiva como supuesto organizador de esta asociación ilícita de Roberto “Polaco” Petrov, custodio habitual de Hugo Moyano.

La causa se había iniciado por una denuncia de Juan Manuel Lugones, subsecretario del Ministerio de Seguridad bonaerense, al tomar conocimiento de varios delitos llevados a cabo por la barra brava de Independiente.

Se trata del “apriete” a jugadores y técnicos de fútbol pidiéndole sumas de dinero a cambio de no insultarlos en los partidos, como el caso del entrenador Ariel Holan, y con lazos con la dirigencia del club a través del dirigente Noray Nakys.

Siempre de acuerdo a la acusación, también la asociación ilícita se dedicaba a falsificar entradas y bonos de socios, reventas, costear los pasajes al interior y exterior del país de la barra brava, y a la venta ilegal en los alrededores del estadio obteniendo réditos económicos con el manejo de parrillas y otros puestos callejeros y la presencia de “trapitos”.

El tramo de la causa relacionado con Moyano, el juez Vitale lo envió por incompetencia a Quilmes, a cargo de Armella, a partir de las declaraciones de “Bebote” Álvarez.

El barra brava dijo que los Moyano extorsionaban a varias empresas de distintos rubros utilizando al club Independiente para “lavar y blanquear dinero” con la firma Aconra, de la familia del ex líder cegetista.

Además, refirió que en el club hacían socios a todos los integrantes del sindicato de camioneros en todo el país para “estafar las elecciones de la institución” en diciembre pasado.

La Fiscalía los acusa de “haber montado una estructura, dentro de la institución deportiva, de tres o más personas destinada a cometer delitos y lavado dinero de las formas más variadas, entre las que se destacan la contratación de los servicios de la empresa de turismo “Martín Tur” sobrefacturando los viajes del equipo al interior y exterior; como así también a través de diversas extorsiones realizadas a empresas de diversos rubros para terminar obras del club Independiente y el posterior blanqueo de dinero por intermedio de las firmas vinculadas con la cónyuge de Hugo Moyano (Aconra SA)”.

Entre las medidas solicitadas, están la de determinar si las empresas mencionadas fueron víctimas de la extorsión con pedidos de dinero por parte del club, la información de algunas financieras nombradas en el expediente, y también con pedidos de información a la Afip y la Ansés.

Si te gustó esta nota, compartila