Edición Impresa, Policiales

Justicia

Policía del Comando irá a juicio por vejaciones

Está acusado de torturar a un preso, al que encapucharon y esposaron y luego le quemaron con un cigarrillo la bolsa de los testículos. En el hecho intervinieron otros uniformados, pero la justicia no logró establecer sus identidades.


Un efectivo policial que prestaba servicios en el Comando Radioeléctrico en noviembre de 2012 fue procesado por el Juzgado de Instrucción 2ª por el delito de vejaciones. El policía fue sindicado por un hombre que fue trasladado a la seccional 16ª. En esa oportunidad el agente acusado y su compañero –actualmente fallecido– fueron sindicados por la víctima como algunas de las personas que, en el interior de la dependencia policial, lo maniataron a una silla y lo quemaron con cigarrillos en los testículos. La jueza Alejandra Rodenas concluyó que hay elementos para enviar al uniformado a juicio, aunque la investigación no pudo despuntar quiénes fueron los policías de la comisaría que participaron del hecho.

Detención

El 24 de noviembre de 2012 José fue detenido en la puerta de la casa de su tía en la zona sur. Dos policías del Comando Radioeléctrico, entre los que se identificó a Luis Alberto P., lo trasladaron a la seccional 16ª donde quedó tras las rejas acusado de la comisión de un delito. Cuando José fue trasladado a Tribunales para ser sometido a una indagatoria denunció a los policías. El hombre sostuvo que una vez en la seccional fue sacado de la celda y trasladado a un cuartito donde los miembros del Comando Radioeléctrico junto a personal de la dependencia lo golpearon e insultaron. Seguidamente, lo obligaron a sacarse la ropa, le pusieron una bolsa arpillera en la cabeza  y lo esposaron a una silla con las manos en la espalda y con cigarrillos comenzaron a quemarle la bolsa de los testículos mientras le decían frases como: “Dale puto, no sos tan hombrecito. Tirá los tiros ahora”

La otra pesquisa

Esta declaración derivó en la apertura de otra investigación penal para esclarecer el hecho. En ella se determinó que tras recuperar la libertad la víctima se dirigió al hospital, donde se constataron quemaduras de tipo A, lo que quedó registrado en la historia clínica.

Mientras que el informe médico forense determinó que José contaba con múltiples escoriaciones en las bolsas testiculares.

La pesquisa determinó la identidad del personal del Comando Radioeléctrico que trasladó a José hasta la seccional. Uno de ellos era Luis Alberto P., mientras que su compañero falleció poco después. Luis P. fue citado a indagatoria donde se le achacó el hecho. En cuanto al resto de los presuntos participantes del delito, si bien se determinó el nombre y apellido de dos policías que prestaron servicio aquella noche en la comisaría, a quienes se les tomó declaración informativa, no se logró despejar dudas respecto de ellos ya que no se pudo descartar que haya habido otros policías de la seccional que pudieron haber contribuido a la comisión del delito.

Concluida la instrucción, la jueza Alejandra Rodenas entendió que los elementos probatorios eran suficientes para discutir la presunta responsabilidad de Luis Alberto P. en el delito de vejaciones. Es por eso que ahora el policía será sometido a un juicio según el viejo sistema penal, ya que el delito fue cometido en 2012.

Comentarios