Edición Impresa, Política

Fondos para obras

Diputados dio media sanción al proyecto de endeudamiento

Con 33 votos a favor, 7 en contra y 4 abstenciones, el pedido para emitir bonos por u$s 1.000 millones pasó al Senado.


Con un fuerte debate ideológico en el que quedaron expuestas las diferencias que hay dentro de cada bloque político, la Cámara de Diputados de la provincia dio media sanción ayer al pedido de autorización enviado por el Ejecutivo para tomar deuda por 1.000 millones de dólares.

La aprobación fue posible con los votos de –casi todo– el Frente Progresista, el interbloque de Cambiemos y algunos sectores del PJ. En total, 33 diputados se inclinaron por aprobar el proyecto, mientras que siete votaron en contra: los cinco miembros del sub-bloque Frente Justicialista para la Victoria –liderado por Héctor Cavallero– y los dos representantes del Frente Social y Popular, Carlos del Frade y Mercedes Meier. Hubo además cuatro abstenciones: los socialistas Rubén Giustiniani y Silvia Augsburger y los justicialistas Julio Eggimann y Claudia Giaccone.

El debate previo duró 3 horas y 40 minutos. El oficialismo lo abrió y lo cerró con una férrea defensa del endeudamiento, que permitirá financiar 130 proyectos de inversión pública en toda la provincia. En el medio, todos los sectores de la oposición hicieron largos alegatos en contra de la medida. Pusieron el foco en tres cuestiones: los tiempos de estudio y debate –el proyecto había sido enviado apenas una semana atrás–, la determinación de emitir deuda en moneda extranjera y la decisión de ceder la jurisdicción, en caso de eventuales litigios, a favor de tribunales extranjeros.

Defensa y críticas del Frente

La socialista Clara García fue la encargada de defender el proyecto del gobernador Miguel Lifschitz. Explicó que para Santa Fe es posible buscar financiamiento externo por el “excelente cumplimiento fiscal” de Santa Fe. Y señaló que los recursos permitirán reconstruir la red vial de la provincia, realizar obras hidráulicas y de saneamiento, culminar escuelas y hospitales, construir tres nuevas cárceles y 12 gasoductos regionales.

Giustiniani, quien integra el interbloque del Frente Progresista aunque muestra mucha distancia del gobierno, anunció que su espacio se abstendría al momento de la votación porque considera que la medida de Lifschitz es “equivocada y temeraria”. Entonces le preguntó al ex gobernador Antonio Bonfatti, actual presidente de la Cámara: “¿Usted tomaría en este momento un crédito en dólares?”.

Desde el sub-bloque Igualdad y Participación, Giustiniani y Augsburger remarcaron que la provincia no maneja la política cambiaria, por eso no es conveniente tomar deuda en dólares, ya que nadie sabe lo que pueda pasar en los próximos años. Propusieron, en cambio, destinar para las obras los recursos que surjan de un eventual acuerdo con la Nación por la deuda acumulada por las detracciones indebidas de la Ansés. Según Giustiniani, la acreencia de la provincia es de 40 mil millones de pesos, aunque el gobierno de Lifschitz la estima en la mitad.

“No se trata sólo de la cantidad, sino que además se pretende prorrogar la jurisdicción en favor de los tribunales neoyorkinos y se renuncia a la inmunidad soberana, decisión que nos parece temeraria desde lo jurídico luego de la triste experiencia del juez Griesa y los fondos buitre”, agregó Giustiniani.

PJ dividido

Ayer por la mañana, en conferencia de prensa, los diputados del bloque comandado por Cavallero adelantaron su negativa con el argumento de que “la necesidad de hacer obras no justifica apelar al endeudamiento en cualquier condición”. Según el ex intendente, el monto de autorización pedido por el Ejecutivo “es extremadamente exagerado en relación con las condiciones económicas actuales de la provincia e implica, bajo las condiciones en que se lo toma, un riesgo para las gestiones futuras”.

El Frente Justicialista para la Victoria –integrado por Cavallero, Germán Baccarella, Patricia Chialvo, Roberto Mirabella y Silvia Simoncini– fue el único de los sub-bloques del PJ que votó en contra. Giaccone y Eggimann se abstuvieron, Leandro Busatto no estuvo en la sesión y Luis Rubeo, Olga Coteluzzi y Federico Reutemann votaron a favor.

Por derecha y por izquierda

El interbloque Cambiemos, aunque el miembro opinante Sergio Mas Varela hizo algunos cuestionamientos –falta de tiempo y expectativas de “tasas altas” en dólares–, también votó a favor.

En cambio, el Frente Social y Popular votó en contra. El líder del bloque, Del Frade, subrayó que en las 17 páginas que suman el proyecto los fundamentos y el anexo de obras figura una sola vez la palabra “empleo” y 18 veces “mercado”. Y agregó: “Este endeudamiento es un negocio del mercado financiero”. Del Frade también habló de soberanía: “Esto no es un crédito, es una declaración política de dependencia”.

Comentarios