Ciudad, Edición Impresa

Para saber

Para generar mayor inclusión

Familiares de personas con autismo volverán a realizar este año actividades para conmemorar el Día Mundial de Concientización, que se conmemora el 2 de abril. Habrá caminata hacia el Monumento, dónde luego actuará Cristian Amado.


Padres y familiares de personas con autismo realizarán actividades para conmemorar el Día Mundial de Concientización, que se lleva adelante cada 2 de abril. Desde hace seis años, la organización Trastorno Generalizado del Desarrollo Padres Rosario (TGD) realiza una campaña de difusión que consiste en la instalación de una carpa azul en la esquina de Córdoba y San Martín los días previos a esa fecha, para informar a la población sobre la temática de los Trastornos del Espectro Autista (TEA).

En tanto, el eje y cierre del encuentro será justamente 2 de abril. Esa jornada habrá una concentración a las 18 en Córdoba y San Martín para, luego, marchar en una caminata hacia el Monumento, donde se realizará el acto final con palabras de reflexión, proyección de videos y la actuación del conocido músico rosarino Cristian Amado (ver aparte).

Una historia de vida

El autismo es una forma diferente de percibir las cosas. Los chicos procesan mediante lo sensorial. Entienden lo que pasa, pero a veces no pueden expresarlo en palabras. “Lo importante es reconocerlo y hacerse cargo del diagnóstico. De todas maneras, cada caso es único”, explicó a El Ciudadano Valeria Hidalgo, mamá de Federico (8), a quien le diagnosticaron autismo a los 3 años.

“Federico no hablaba, no respondía a su nombre y gracias a las terapias, a la escuela y el trabajo en casa fue evolucionando favorablemente. Hoy tiene un diagnóstico más positivo: va a una escuela común y pública, habla, juega al fútbol y tiene amigos. Tiene algunas dificultades, pero está muy bien”, contó la mujer.

La mamá de Federico resaltó que “es muy duro cuando el médico le da a un padre “ese diagnóstico”. “Uno nunca lo piensa”, manifestó.

Valeria contó que tiene otro hijo de seis años que colabora, junto al resto de la familia, en mejorar la calidad de vida de Federico. Entre otras cosas –relató la mamá–, le pide a su hermano mayor que lo mire a los ojos al hablar, y lo ayuda a jugar. “Su hermano menor fue uno de los pilares. Lo más importante es reconocerlo y hacerse cargo del diagnóstico. Es muy duro, pero hay que hacerlo”, subrayó la mujer.

Valeria contó que muchas familias viven este tipo de situaciones y luchan día a día para que sus hijos que padecen autismo puedan “adaptarse” a la sociedad. Y también pelean contra las barreras que la realidad les impone a diario: escuelas que no aceptan a los chicos dentro de sus aulas, personas que miran con “cara de horror” o las horas y horas de trámites para conseguir que obras sociales, prepagas u organismos públicos cubran sus tratamientos, entre otras cuestiones.

“Hay acciones imprescindibles que la sociedad debería encarar para lograr la inclusión de los chicos que padecen esta condición. Debería hacer visibles a nuestros hijos, deberían tratar el tema en las escuelas, mejorar y capacitar en las distintas terapias. Y, sobre todo, promover un cambio desde el mismo entorno familiar”, concluyó Valeria.

ACTIVIDADES

El 30 y 31 de marzo, de 9 a 18, y el 1° de abril, de 10 a 14, se instalará la  carpa azul en el cruce de las peatonales de Córdoba y San Martín, donde se repartirá folletería y cintas azules a los transeúntes. También habrá profesionales que brindarán información y asesoramiento legal para la población.

n El 2 de abril será el cierre en el Monumento a la Bandera. Desde las 17 tocará allí el grupo Domino. Mientras que a las 18, en Córdoba y San Martín, se convocará a marchar en una caminata hacia el Monumento, donde se realizará el acto final a las 18.30 con unas palabras de reflexión, proyección de videos y la actuación de Cristian Amado. Todo terminará con una suelta de globos.

Comentarios