Ciudad

Trepó a un balcón y lo rescató

Pablo, el héroe rosarino que salvó la vida de un niño

Franco tiene 6 años y cayó al asomarse a buscar una pelota con que jugaba. Estuvo unos minutos balanceándose hasta que un vecino cruzó dos barandas y lo salvó. fue el domingo, a las 17.30, en un edificio de Pellegrini al 1300


Pablo, de campera azul, no tuvo miedo en cruzar balcones y rescatar a Franco. Foto: Juan José García

Pablo Grana escuchó los gritos y no lo pensó. Le dijo a su esposa que cuide a los hijos y saltó del balcón. Se aferró a la baranda, caminó por la cornisa y cruzó los dos balcones que lo separaban de Franco. El nene de 6 años, colgaba del borde del balcón de su casa. El tío lo sostenía de una mano y un vecino del piso de abajo lo tenía de un pie. Estaba desnudo y había caído al asomarse para buscar una pelota con la que jugaba. Grana lo tomó del otro brazo, lo alzó y lo rescató. Lo abrazó, le dio un beso y le dijo que no lo volviera a hacer.

“Escuché gritos y pensé que era un robo. Cuando miré hacia el costado, vi al nene colgando. Sin que nadie los ayudara, no iban a poder salvarlo. No lo pensé y fui a buscarlo”, contó Grana a El Ciudadano.

El domingo a las 17.30 Franco jugaba con una pelota. Estaba en su casa de Pellegrini al 1300 con su hermano de 8 años y al cuidado de su tío. Franco tiene un retraso madurativo y se había orinado. Su tío lo desvistió y preparó el baño para ducharlo. Mientras, el nene subió a un banco del comedor, destrabó el cerrojo de la ventana y salió solo a jugar al balcón. La pelota rebotó de sus manos y cayó. Un vecino de un piso inferior la agarró y le gritó que bajara a buscarla. Según explicó la familia, Franco lo interpretó de forma literal y quiso bajar por el balcón cuando resbaló. El vecino del piso de abajo escuchó los gritos del nene, cortó la red de alambre de su balcón y lo sostuvo de un pie. El hermano de Franco llamó al tío que salió del baño y lo agarró de una mano. Grana vio la situación y saltó las barandas para ayudar a rescatarlo.

“Le tengo miedo a las alturas y apenas me asomo al balcón. Pero en ese momento no tuve miedo. Sólo pensé en no mirar para abajo. Cuando me relajé, lloré”, explicó Grana.

El hombre contó que vive en el edificio hace dos años con su esposa, sus dos hijos y los dos hijos de su pareja. Conocía a la familia de Franco pero no sabía que vivían en ese piso. Grana recordó que hace unos días, en la entrada al edificio, Franco lo vio y lo tomó de la mano sin conocerlo, como una especie de presagio.

“La familia me agradeció mucho. Se asustaron. Un descuido le pasa a cualquiera. Lo importante es que salió todo bien”, contó Grana, cuyo rescate heroico quedó registrado en un video que se viralizó en las redes sociales.

Si te gustó esta nota, compartila

Comentarios