Ciudad, Edición Impresa, Últimas

Otro día caótico en busca de billetes

Desde La Bancaria aseguraron que falta dinero y la situación no mejoró.

La semana comenzó con la misma fotografía que se observa desde hace varios días en la ciudad: largas colas frente a los cajeros automáticos para extraer dinero. Un rápido pantallazo alcanzó para comprobar que la faltante de billetes sigue aquejando a buena parte del país, y los rosarinos no están exentos. De hecho, se hizo difícil encontrar ayer alguna sucursal bancaria que no estuviera repleta de gente tratando de llevarse algunos de los escasos pesos que hay en circulación.

Desde las entidades bancarias trataron de calmar los ánimos y arrimar buenas noticias, como lo hizo Ana María Bonopaladino, del Banco Municipal, quien aseguró que llegó una partida de dinero prometida por el Banco Central y se pudieron recargar los cajeros que desde hace varios días habían salido de circulación por faltante de dinero. “Esta mañana (por ayer) comenzaron a recargarse los cajeros oficiales de nuestro banco y en los próximos días continuará la tarea en otros lugares”, indicó la funcionaria.

Sin embargo, desde la Asociación Bancaria, el gremio de los empleados de entidades financieras, expresaron una versión menos optimista de la situación. “Está todo muy complicado. En el centro hicimos una recorrida y observamos que en algunos bancos había hasta una cuadra de cola para extraer dinero”, indicó Oscar Masetti, miembro de La Bancaria.

Además, sostuvo que la anunciada partida de dinero que envió el Banco Central “no tiene efecto todavía en la ciudad porque la situación no ha cambiado” con respecto a la semana pasada, cuando estalló la crisis. “Los propios tesoreros de los bancos nos aseguran que no recibieron dinero. La responsabilidad, que quede claro, es del Banco Central”, agregó Masetti.

Colas de madrugada

Las radios rosarinas que hicieron una recorrida en las primeras horas de la mañana de ayer se toparon con una situación inédita: había gente que hacía cola frente a los cajeros desde la madrugada, a la espera de que llegaran los camiones de caudales para reponer el dinero. Así, muchos rosarinos desesperados por obtener un puñado de billetes se mantuvieron durante varias horas bajo el rayo del sol.

En tal sentido, Masetti aportó una versión de lo que desde el gremio de los bancarios pudieron recoger en diálogo con las autoridades de las entidades financieras: “Los tesoreros regionales con quienes hablamos nos contaron que los cajeros no se cargan con la totalidad del dinero, sino que ponen menos plata para no quedarse sin efectivo en ventanilla, ya que de esa manera evitan el trance de decirle a un cliente que no tienen plata; porque decirle a una persona que no le pueden dar dinero dentro de la sucursal puede causar algún problema”.

Cuestión de tamaño

Como si los problemas con la escasez no fueran suficientes, Masetti confirmó que detectaron fallas con los célebres billetes de 100 pesos impresos en Brasil. “No lo tengo comprobado personalmente, pero me han dicho que son un milímetro más chicos que los argentinos. Lo que sí tenemos comprobado es que esa diferencia causa problemas en algunos cajeros, ya que se enganchan y se quedan trabados porque son de distinto tamaño”, expresó. Aunque no de manera constante, en las últimas semanas se oyeron algunas quejas de clientes que sufrieron inconvenientes de este estilo porque el billete “made in Brasil” es algo más pequeño, aunque desde el Banco Nación, ante una consulta realizada por este diario, desmintieron que la diferencia de tamaño causara algún perjuicio en los cajeros.

Más allá de la cuestión coyuntural que se produce en estos días, Masetti planteó un razonamiento de fondo que suma una voz a la hora de buscar explicaciones a la faltante de billetes. “No soy economista ni mucho menos, pero hay una cuestión lógica, de fácil entendimiento y tiene que ver con lo que ocurre desde 2001 a esta parte: hace diez años, para comprar un producto cualquiera se necesitaba un billete de 100 pesos, en cambio hoy, para comprar ese mismo producto hacen falta dos billetes y medio; esto se debe a la inflación que se viene registrando desde entonces, y el problema que hoy se observa es por la falta de reposición de billetes que no se realizó a la velocidad inflacionaria”, concluyó.

Comentarios