Policiales

Crimen de Intilángelo

Otro detenido por la muerte de tractorista de Chabás

El segundo de los sospechosos cayó recientemente. Este miércoles fue imputado por el crimen de Adrián Intilángelo. El juez actuante dispuso la prisión preventiva en su contra, sin plazo, mientras avanza la investigación


Adrián Intilángelo era un tractorista de Chabás. En marzo de 2015, su cuerpo fue encontrado en un descampado en la localidad de Pérez y su casa fue desvalijada. Poco después se supo que la víctima fue a encontrarse con una mujer y en esas circunstancias fue baleado. La primera en caer fue una trabajadora sexual que mantenía encuentros esporádicos con Intilángelo. La mujer está negociando un procedimiento abreviado. La pesquisa determinó que hubo tres hombres involucrados en el hecho, uno de ellos, conocido como el Cordobés, se encuentra detenido y a punto de ir a juicio oral. El segundo de los sospechosos cayó recientemente. Este miércoles fue imputado por el crimen. El juez actuante dispuso la prisión preventiva en su contra, sin plazo, mientras avanza la investigación.

Intilángelo tenía 49 años. Era un hombre de campo y había conocido a Daiana Claudia Z. La chica tenía 28 años y era una trabajadora sexual con la que Intilángelo tenía encuentros cada tanto. Para fines de marzo de 2015 habían pactado uno de ellos. Quedaron en encontrarse en Pérez. Intilángelo llegó en un utilitario Renault Kangoo y Daiana Claudia subió al coche. Ambos tomaron un camino de tierra y se detuvieron en un descampado. En esa circunstancia, la víctima fue sorprendida por tres hombres que se subieron a la chata. Recibió dos disparos, uno en la sien y otro en el tórax. Su cuerpo se encontró calcinado, el 28 de marzo, en un camino rural paralelo a la avenida de las Américas y el viejo camino a Soldini.

Su ausencia no tardó en notarse, tampoco el movimiento que hubo en su casa de Chavás. La familia del hombre hizo la denuncia el 27 de marzo de 2015, ya que hacía 24 horas que no tenía noticias del tractorista. Al día siguiente el cuerpo fue encontrado en Pérez. También habían incendiado la chata. Para los investigadores el auto fue usado para llegar a la casa de Intilángelo, robar sus pertenencias y volver con el botín.

De la casa faltaron televisores, una consola de video juego, un equipo de música y una filmadora. También estiman que los ladrones se tomaron una cerveza en la vivienda, cuyos vestigios quedaron en el lugar.

En mayo de 2015, Daiana Claudia Z. y Cintia S. fueron imputadas. La primera por su participación en el homicidio y segunda por encubrimiento. En su casa encontraron algunos objetos de la víctima. Ambas lograron un arresto domiciliario que Daiana quebrantó. En agosto de 2016 volvió a caer y su defensa, actualmente, discute un procedimiento abreviado con el fiscal Florentino Malaponte.

Por su parte, Cintia S., en marzo de 2016 aceptó su responsabilidad y firmó procedimiento abreviado. Su defensora, Antonella Travesaro y el fiscal Malaponte, presentaron un acuerdo dónde la mujer se hizo cargo del delito de encubrimiento. Ello implicó una condena de 3 años de prisión en suspenso y el cumplimiento de reglas de conductas por 4 años. El acuerdo fue homologado por el juez Carlos Leiva.

 

Los varones

En noviembre de 2015 cayó Carlos M., alias Cordobés, mientras trabajaba en una firma del sur de Rosario. El fiscal lo imputó de homicidio doblemente calificado. En aquella oportunidad el Cordobés se desligó del hecho, pero la jueza Patricia Bilotta dictó la prisión preventiva en su contra sin fijar plazo. El hombre sigue preso y espera juicio, lo que se producirá el próximo mes según la estimación fiscal.

Ahora fue el turno de Pablo Rubén S., de 31 años. El fiscal Luis Schiappa Pietra, en lugar de su par Malaponte, imputó al hombre por homicidio doblemente calificado por la participación de dos o más personas y por el uso de arma, el mismo delito que el Cordobés, ya que aún no logró determinar quién accionó el gatillo. También le achacaron el delito de robo calificado.

Para el sospechoso se pidió la prisión preventiva y la jueza María Trinidad Chiabrera dispuso la medida cautelar por 30 días. Ordenó la revisión médica del hombre y su ubicación en una Unidad Penitenciaria en donde se pueda tratar la dolencia que sufre. Además aconsejó a la Fiscalía presentar la acusación en un plazo de 7 días a los fines de que se fije audiencia preliminar. Desde la Fiscalía estimaron que el juicio podría empezar el próximo mes ya que uno de los imputados está detenido desde 2015 y ya cuenta con acusación formal en el caso.

Si te gustó esta nota, compartila