Edición Impresa, El Hincha

No tiene banca

Osella podría dirigir su último partido

El entrenador ya no cuenta con el apoyo de las agrupaciones que lo tenían como alternativa después del 19 de junio.


Diego Osella aparecía dentro de este difícil contexto futbolístico leproso como una alternativa para muchas agrupaciones que pugnan por gobernar Newell’s luego del 19 de junio, pero las declaraciones pos derrota ante Temperley, donde expuso en demasía a los jugadores, lo dejó mal parado de cara al futuro cercano y hoy su continuidad en el Parque parece improbable.

“Ellos se tiraban con la cabeza y nosotros mirábamos el partido”, disparó con calentura el domingo. Y fue por más: “El fútbol arranca con la predisposición, con la intensidad y las ganas de defender una camiseta. La sensación es que después del clásico el equipo juega cuando quiere”.

Obviamente estas declaraciones no pasaron inadvertidas para nadie. Y por lógicas razones, el plantel no las recibió con agrado. En especial porque se entendió como un tiro para la tribuna de parte del entrenador.

Es cierto que el hincha piensa parecido a Osella, y no está tan errado. Pero el hincha es pasional y no tiene compromiso profesional. En cambio, Osella debe enfrentarse a ese grupo que cuestionó cada día, y tras sus declaraciones resulta difícil pensar en una vuelta atrás.

Tal vez por eso, el propio entrenador cambió su discurso, y en “Telenoche”, por Canal 3, declaró que nunca pensó en renunciar, elogió a los referentes del grupo, e incluso se responsabilizó de tal vez “no darles las herramientas para cambiar las cosas”.

Si ese cambio de discurso pudo atenuar algo no se sabrá en el corto plazo, pero está claro que la relación con el plantel quedó dañada.

Y lo peor es que ese ‘sincericidio’ de Osella le restó chances de seguir como entrenador a partir de un cambio de postura de las agrupaciones candidatas de lo tenían en carpeta.

De siete agrupaciones que intentan llegar a los comicios del 19 de junio, al menos cuatro habían declarado que Osella era la mejor alternativa, a partir del escaso tiempo que habrá para trabajar en la búsqueda de otro entrenador. Pero hoy la postura cambió y las chances de continuidad parecen escasas.

Un ejemplo es el Movimiento Rojinegro Querido, que a través de Eduardo Bermúdez había anunciado que debía seguir Osella, porque no había tiempo para armar pretemporada o buscar refuerzos con otro DT.

Pero en la presentación del lunes por la noche en la sala Celli, el propio Bermúdez deslizó: “Vamos a ver qué pasa con Osella”. Sin dudas un cambio de discurso.

Otro que cambió su parecer fue ADN Leproso. Si bien Daniel Giraudo siempre creyó que Osella era el indicado para seguir en medio de tanta anarquía, ahora su postura es otra.

Desde la agrupación consideran que las declaraciones del entrenador fueron lapidarias a la hora de mantener una relación con un plantel que al menos en un 50 o 60 por ciento seguirá. Y además no quedaron conformes con el rendimiento en los últimos partidos.

Y si bien Faustino González, Lepra Unida y el Frente Futuro Leproso no opinaron oficialmente sobre la continuidad o no de Osella, internamente consideran que bancar al entrenador hoy puede ser un motivo que reste votos.

Así, con la relación deteriorada con el plantel, con la mayoría de las agrupaciones sacándole su apoyo, y sin resultados que lo respalden, la continuidad de Osella resulta complicada y todo indica que el domingo podría dirigir por última vez a la Lepra.

“No quiero decir algo de lo que me puede arrepentir”, deslizó el domingo. Y tenía razón. Tal vez sus palabras reflejaron una realidad que está a la vista, pero lo alejaron del banco leproso. Como el propio Osella dijo: “Todo esto atenta contra mi continuidad”.

Los avales no son problema

La vida política de Newell’s se acrecienta a medida que se acerca la fecha de los comicios, que serán el domingo 19 de junio, y todo indica que las siete agrupaciones cumplirán con el primer paso que proponía el cronograma electoral: juntar los avales.

Ayer el Movimiento Faustino González, encabezado por su candidato a presidente Mario Parodi, entregó los avales y ya son seis la agrupaciones que cumplieron con la entrega: ADN Leproso (ya fue controlada y aprobada por la Junta Electoral), Autoconvocados, Futuro Leproso, Lepra Unida, Movimiento 1974 y obviamente Faustino.

La que resta cumplir con la entrega de avales es Rojinegro Querido, que lo haría entre hoy y mañana. Sin dudas el hecho que los socios pudieran avalar a más de una agrupación, sumado a la buena convivencia de las agrupaciones a la hora de juntar avales, fue decisivo para que las siete listas llegaran al número solicitado por el Estatuto (2 por ciento del padrón).

Ahora llega otra etapa, tal vez más complicada. De acá al 9 de junio las agrupaciones tienen tiempo para presentar la lista de 26 candidatos, donde al menos 12 (presidente, vice primero y 10 miembros de la comisión fiscalizadora) deben ser mayores de 30 años y tener 10 años ininterrumpidos como socios plenos, condición que no abunda en los padrones ya que apenas el 2 por ciento cumple con ese requisito.

Retorno al trabajo

El plantel leproso volvió a los entrenamientos de cara al compromiso del domingo a las 18.30 ante Atlético Tucumán en el Coloso del Parque, que será dirigido por Federico Beligoy y significará la despedida del Rojinegro del torneo.

Poco trascendió de la primera práctica semanal tras las declaraciones de Osella pos derrota ante Temperley y su cambio de postura del lunes, pero todo indica que habrá cambios para enfrentar al Decano, aunque no parecería que sean tan significativos. Descartados Mauro Formica y Mateo por lesiones, Osella podría realizar alguna variante en la dupla de zagueros, tampoco hay que descartar variantes en el mediocampo, y habrá que ver si continúa Scocco o regresa Lucas Boyé.

Comentarios