El Hincha

Opiniones de Horacio Carbonari y Carlos Del Frade

El periodista Carlos del Frade y el ex jugador canalla Horacio Carbonari opinan sobre el descenso de Central.

Hay que volver a los orígenes

Por Carlos del Frade

Está claro que lo que pasó en Central fue por culpa de dos saqueos fenomenales. Esta gente son lavadores de dinero de Julio Grondona (presidente de AFA) con el maldito predio de Arroyo Seco. Central estuvo al mando todo este tiempo de un autoritario que lo único que le importa es lo que dice el espejo y su hijo.

Ahora lo que hay que hacer es todo lo contrario a lo que hizo Usandizaga, abrir las puertas del club, no insultar a los jugadores, no generar violencia, sumar, juntarnos todas las agrupaciones y generar ideas para que salgamos adelante.

Basta de las boludeces del “pirulazo”, de “la palomita” y todas esas cosas inútiles, hay que dejar de vivir de la historia. Tenemos que convocar a elecciones extraordinarias, hay que tener espíritu democrático, hay que tener grandeza y dejar los amiguismos de lado. Hay que volver a los orígenes.

Tenemos que sumar ideas políticas, económicas, deportivas, ahora hay que pelearla como siempre.

Central es mayoría, es el equipo del pueblo y tenemos que recuperarlo por aquellos que solo alentaron, que aplaudieron a los jugadores de All Boys y se quedaron hasta el final.

El tiempo acomoda todo

Por Horacio Carbonari

Mucho para decir no hay. No es muy grato que el club de tus amores se vaya a la B. Pero las cosas se dan por algo y esto es una causalidad de muchas de las cosas que se hicieron mal. Ahora hay que agachar la cabeza y darle para adelante como siempre hicimos.

Ayer se jugó mal, All Boys ganó bien, fue más en los dos partidos y eso tiene que quedar claro. Pero de alguna manera hay que reconocer a estos chicos de las inferiores que de un momento a otro tuvieron que soportar la cruz de pelear por dos descensos y lamentablemente ayer no se pudo.

Estos chicos sintieron la presión, no podían levantar las piernas.

Yo sé que Central es más que All Boys pero la situación es muy diferente entre en los dos equipos. El de primera tiene miedo de descender, mientras que el de la B no tiene nada que perder. Además el de primera llega anímicamente mal, mientras que el otro está en su mejor momento. Ese miedo pudo más.

Lamentablemente hay que pensar para adelante, dejarse de joder, juntarse entre todos y hacer las cosas bien de una vez por todas. El tiempo va a acomodar todo.

Si te gustó esta nota, compartila

Comentarios