Edición Impresa, El Hincha

Omar Palma fue presentado en sociedad

Rosario Central empieza una nueva etapa con Omar Palma al frente del plantel y los periodistas deportivos de la ciudad opinan si el "Negro" es el indicado para el difícil momento que atraviesa el Canalla.

Con la negativa consumada de Diego Cagna y la imposibilidad de Luis Zubeldía debido a sus altas pretensiones para reemplazar a Héctor Rivoira en el “caliente” cargo de entrenador de Central, ayer en horas del mediodía se consumó la contratación de Omar Arnaldo Palma, todo un emblema en la historia canalla, como flamante técnico auriazul.

El momento de Central es quizás el peor en su rica historia futbolística. Los dirigentes pensaron primero en Cagna, pero el ex entrenador de Tigre adujo cuestiones personales y rechazó la propuesta. Luego fueron tras los pasos de Zubeldía, pero el joven técnico pidió cosas de más y fue desechado por la dirigencia para de calzarse el buzo de DT.

Las primeras charlas con Palma fueron el lunes por la tarde, aún cuando el candidato número uno de la dirigencia era Diego Cagna. Incluso en varias encuestas realizadas por medios de la ciudad el Negro era el preferido por la gente, con una amplia ventaja sobre el propio Cagna, Burruchuga o Zubeldía.

El Negro Palma desde hace mucho tiempo confesó su deseo de ser el técnico de Central, pero los dirigentes de turno nunca quisieron confiar en él, y una de las razones principales siempre fue su falta de experiencia. “Con todo lo que viví en Central, no me pueden decir que no tengo experiencia para dirigir el equipo”, expresaba el ex volante campeón con el Canalla en 1980, 1986/87 y en la Conmebol del 95.

El vínculo con Palma y Central será hasta el 30 de junio de 2012, con opción a renovarlo. Hoy además del contrato del Negro y sus colaboradores, se firmará la rescisión del acuerdo con Rivoira.

Palma llega a Central como el técnico número 11 en cuatro años y tendrá la dificilísima misión de encauzar a un plantel destrozado en lo anímico, futbolístico y psicológico.

“Me gustó la propuesta de armar todo con gente de Central, desde arriba hasta las inferiores. De nosotros –por el nuevo equipo de trabajo–, muchos nos pusimos esta camiseta. Hablamos el mismo idioma. Sabemos lo que pasa en Central hoy, que el plantel está muy caído, y hay que trabajar mucho en eso”, expresó el Negro en sus primeras declaraciones como entrenador canalla. Y luego añadió: “Me sedujo también que uno conoce al plantel. Tiene buenos jugadores, pero cuando están golpeados es difícil de levantar. Pero tengo confianza en los jugadores; estoy muy confiado en revertir esto y en el apoyo de la gente”.

En su presentación oficial, ante casi cien personas, el Negro declaró: “Va a jugar el que mejor esté. Tengo mucha fe en Rivero y Carrizo para que jueguen de enganche. Mañana (por hoy) vamos a hablar con los jugadores y esa charla será fundamental para el futuro”.  Además confirmó que en la práctica de hoy hará un rato de fútbol.

A partir de hoy comienza un nuevo ciclo en Central. Es una nueva chance para un plantel de revertir la pobrísima imagen que han demostrado en estas 26 fechas. Es la gran oportunidad de Palma de trasladar toda su sabiduría como jugador, ahora  desde un lugar que siempre soñó, que siempre anheló. Es el momento del Negro de la gente.

Comentarios