Política

Rueda de prensa en Olivos

“No se puede gastar toda la vida más de lo que se tiene”

El presidente Macri sostuvo este miércoles que la Argentina debe "profundizar" la reducción del gasto público. El líder del PRO ratificó también la continuidad de su equipo económico, destacó que actuó con “seriedad y profesionalismo” y garantizó que el FMI "no va a condicionar" al gobierno


Macri dispuso un congelamiento de cargos políticos en el Estado que no es tal.

El presidente Mauricio Macri sostuvo este miércoles a la tarde que la Argentina debe “profundizar” la reducción del gasto público porque “no se puede gastar toda la vida más de lo que se tiene”. El líder del PRO ratificó también la continuidad de su equipo económico, destacó que actuó con “seriedad y profesionalismo” y consideró que encaró una negociación “profesional y técnica” con el Fondo Monetario Internacional, en una conferencia de prensa en la residencia de Olivos en la que también garantizó que el FMI “no va a condicionar” al gobierno para brindar la línea de financiamiento solicitada.

“Lo que pasó en estas semanas es que el mundo ha decidido que la velocidad con la que nos habíamos comprometido a reducir el déficit fiscal no era suficiente”, enfatizó el presidente.

En conferencia de prensa, el jefe del Estado pidió hacer “algo positivo para fortalecer el crecimiento” y evaluó que la Argentina debe “acelerar” el proceso para lograr la reducción.

Sobre el nivel de actividad, resaltó que se dieron “siete trimestres consecutivos de crecimiento”, lo cual consideró una “muestra” de que el país tiene “futuro”.

“Por mi personalidad, siempre he sido muy positivo y tal vez puse metas muy ambiciosas para todos”, reconoció. Así, insistió: “Pusimos metas demasiado optimistas y mucha gente se irritó por eso”.

“Lo que está pasando en el país en un hecho concreto y para que eso pueda fortalecerse, necesitamos sacar esta mochila”, indicó.

“Tenemos que sentarnos a hacer un gran acuerdo sobre cómo vamos a equilibrar algo que la Argentina no logra hacer hace más de 70 años”, insistió y pidió no usar “más parches”.

“Es una responsabilidad de los dirigentes”, aseguró el presidente en la Quinta de Olivos.

En tanto, afirmó: “La gente es la primera que pide y reclama que se pongan las cosas sobre la mesa y se resuelvan”.

“Tenemos que equilibrar las cuentas públicas”, insistió, al tiempo que criticó el “abuso en el gasto público” de años anteriores. Además, aclaró: “No podemos cargar la responsabilidad de reducir el déficit en más impuestos”.

Al hacer referencia a las negociaciones con el FMI, subrayó: “El Fondo no habló de las leyes laborales, tampoco planteó nada del tipo de cambio”.

El mandatario aseguró: “Les decimos exactamente lo que se habla. Acá no hay agendas ocultas. No hice ninguna negociación oculta”.

Según afirmó, las negociaciones mantenidas con el FMI estuvieron vinculadas con “valores estructurales”.

“El FMI no se mete con nuestra legislación ni con el tipo de cambio. Nadie nos va a condicionar”, insistió.
Destacó que el crédito del organismo a la Argentina “representa también el apoyo que el mundo está dando”.

Además, reiteró que “el Banco Central es independiente”, por lo cual sostuvo que “el trabajo en conjunto no tiene que afectar a la independencia” del organismo.

También aseguró que “el acuerdo con el FMI es para asegurar el futuro de los argentinos”. “No nos va a condicionar y no se meten con nuestra legislación ni con el tipo de cambio”, dijo sobre el FMI y afirmó que “no hay agendas ni negociaciones ocultas” con el organismo internacional, en una conferencia de prensa en Olivos.

El mandatario subrayó que “están todos convocados para trabajar en un acuerdo” al referirse a la posibilidad de que representantes de la CGT y el kirchnerismo sean invitados a un diálogo con el Poder Ejecutivo.

Críticas de la oposición

El discurso del presidente Mauricio Macri de este miércoles donde anunció que “acelerará” la reducción del déficit fiscal generó inmediatamente repercusiones abrumadoramente negativas a través de las redes sociales.

La diputada nacional kirchnerista ex Fernanda Vallejos expresó: “Macri acaba de decretar el fin del supuesto «gradualismo». Es porque ya nadie le presta un dólar. Lo que viene es el gran ajuste. Mamita”.

El senador nacional Pino Solanas twiteó: “Es increíble que Macri diga que no quiere dejar deudas. Ya lo hizo. Pidió un bono a 100 años. Es un endeudador serial”.

A las críticas se sumó el ex dirigente radical y diputado nacional Leopoldo Moreau, quien opinó: “Decididamente Macri o no entiende nada, o es perverso, o es sanatero. Cuando le preguntan sobre los tarifazos dice que va a mantenerlos porque se votó un presupuesto y no se puede cambiar. El presupuesto preveía una inflación del 10 % y vamos a una del 30 %. Solo un detalle”.

El diputado nacional del Frente de Izquierda, Nicolás del Caño, también opinó se refirió al presidente: “Desde Olivos Macri repite que hay que bajar el déficit fiscal. Se le pasó por alto mencionar la quita a las retenciones a las patronales agrarias y a las mineras, la rebaja de contribuciones patronales, del impuesto a las ganancias de las empresas. Medidas que aumentaron el déficit”.

Pero no todas fueron pálidas para Macri. El diputado nacional oficialista Mario Negri respaldó al presidente: “Arrastramos 70 años de inflación y casi 50 de déficit. El presidente está pidiendo a la dirigencia estar a la altura de las circunstancias para terminar con estas mochilas. Hay que construir un país previsible para no seguir endeudándonos y crecer 20 años seguidos”.

Si te gustó esta nota, compartila

Comentarios