Ciudad, Últimas

Pandemia

“No puede haber un sector que desafíe los cuidados porque los rebrotes nos afectan a todos”

El secretario de Salud municipal, Leonardo Caruana, habló sobre la situación sanitaria actual con un sostenido descenso de casos pero advirtió los peligros de relajar las medidas de cuidado. En AMBA hay una tendencia en la alza de contagios en los últimos días y hoy hubo una reunión en Casa Rosada


“Es difícil predecir cómo va a ser la evolución de la pandemia en las próximas semanas”, define, con la prudencia que lo caracteriza, el secretario de Salud municipal Leonardo Caruana. En diálogo con El Ciudadano explicó cuáles son los datos alentadores de las últimas semanas y la importancia de cuidar lo conseguido hasta el momento para retrasar la llegada de una segunda ola.

“Hace seis semanas tenemos una evolución distinta del número de casos que están por lo menos objetivadas en tres dimensiones: las notificaciones al sistema nacional de vigilancia bajaron, hay una tendencia al decrecimiento; la tasa de ocupación de camas críticas en la ciudad es menor al 70 por ciento y la ocupación por patología covid también disminuyó; finalmente la percepción de los equipos que trabajan en centros de salud y guardias es que ha disminuido la presentación de casos febriles. Esto habla de una dimensión más favorable del escenario sanitario general. También bajó el índice de positividad al momento de los testeos”, expresó.

A su vez señaló que la ciudadanía entró en un escenario de “recuperación de toda la habitualidad, hay eventos al aire libre, actividades en clubes y en el río que antes tenían restricciones y se sumaron las migraciones entre provincias y los viajes al exterior”. Esta mayor circulación implica un mayor riesgo que debería traducirse en “un fortalecimiento de los cuidados y salir de los procesos exitistas que plantean que estamos mejor, que lo peor ya pasó y que ya llega la vacuna”.

“Más allá del horizonte más favorable y más cercano el proceso de vacunación a la población va a ser progresivo, lento, no hay ningún final de la pandemia. Nada nos tiene que llevar a la relajación”, planteó.

A nivel nacional, hoy hubo una reunión entre el jefe de Gabinete de Nación, Santiago Cafiero, y los jefes de Gabinete porteño y bonaerense y los ministros de Salud de las tres jurisdicciones. Ante el fin del estancamiento de los casos encendieron las alarmas por el temor a un rebrote antes de lo esperado. En conferencia de prensa, post reunión, exhortaron a la población a que no relaje los cuidados, hicieron hincapié en “el comportamiento colectivo de los argentinos” para los encuentros que se avecinan por las fiestas de fin de año.

“No es ningún secreto que en Argentina sigue habiendo circulación comunitaria, si aumentamos la circulación de nosotros, va a incrementarse la cantidad de argentinos en situación de riesgo”, alertó el ministro de Salud nacional Ginés González García.

En sintonía, Caruana insistió en la permanencia de los protocolos elaborados para cada actividad comercial y también para las actividades recreativas: “La pandemia nos enseñó que el aire libre cuida más y que las actividades se pueden hacer si cumplimos los protocolos. Podemos disfrutar mucho tratando de hacerlo con cuidado para evitar que ese brote más intenso que hoy vive Europa lo podamos transitar de forma diferente.

Sobre la llegada del verano, el secretario de Salud indicó que se trata de un “terreno de hipótesis: no hay certeza absoluta, si bien no hay linealidad entre estación y virus sabemos que el calor, humedad y aire libre son menos nocivos porque disminuyen la posibilidad de contagio, disminuye la vida del virus y eso es tener en cuenta. Esta es una hipótesis importante pero no hace milagros: si estamos hacinados al aire libre y compartimos bebidas, el riesgo de contagio aumenta considerablemente”.

A su vez le pareció importante destacar que “si bien siempre hubo sectores que desafiaron los cuidados y la responsabilidad colectiva creemos que la mayoría se sigue cuidando, que los adultos mayores se cuidan, los negocios se cuidan y hay mucha gente que no se ha enfermado y se sigue cuidando”.

“Si todos desafiamos en los parques las formas e cuidado podemos volver a tener que discutir procesos de restricción. No puede haber un sector que desafíe permanentemente los cuidados porque los rebrotes nos afectan a todos después”, definió.

Señaló que los equipos de salud trabajan “con la misma intensidad que el primer día” tanto en los cuidados a los pacientes como en el nuevo operativo que se va a llevar adelante para vacunar a la población.

Para las celebraciones de Navidad y Año Nuevo, Caruana recordó que seguramente haya definiciones a través de decretos nacionales y provinciales pero como municipio ya hacen algunas recomendaciones: priorizar las reuniones al aire libre por sobre los lugares cerrados, que haya ventilación y un espacio lo más amplio posible para garantizar distancia, que el número de personas sea el menor posible de acuerdo a cada armado familiar o afectivo, comidas individuales y no de tipo bufete para evitar compartir platos y mucho menos las copas para las bebidas.

Para los adultos mayores se recomienda el uso de máscaras faciales o de acrílico. Resaltó la importancia fundamental de que si hay una persona con síntomas se autoaísle y no participe de la reunión presencial.

Muchos especialistas en infectología y algunos funcionarios provinciales y nacionales, recomendaron en estos últimos días que desde esta semana se disminuyan las reuniones sociales para evitar contagiar a los seres queridos en estas Fiestas.

Comentarios