Edición Impresa, El Hincha

“No puede dirigir más”

El titular leproso calificó al juez de “lunático”, que “trastornó a 40 mil hinchas” y “destruyó todo”.

loretiiin

En Newell’s siguen disparando munición gruesa contra el árbitro Pablo Lunati, luego de la actuación en el encuentro ante Arsenal. El presidente rojinegro, Guillermo Lorente, en declaraciones a Estadio 3, dijo: “Ojalá que no dirija nunca más, no a Newell’s, que no dirija a nadie más”.

Pero este pedido de Lorente contrastó con la designación del polémico arbitro para el choque entre Banfield y Tigre. “No puedo salir de mi asombro de que dirija esta fecha, es vergonzoso lo que hizo con nosotros, independientemente de los resultados que se den mañana. Estoy sorprendido porque entró en el bolillero, estamos evaluando elevar una nota formal a AFA”.

El titular de Newell’s agregó que “la dirigencia trabaja para que las cosas salgan bien” y en noventa minutos le “destruyen” lo que hicieron en un año. Lorente fue aún más lejos y manifestó: “En el fútbol argentino en general todos los árbitros están sospechados y Lunati es uno de ellos. El tema del arbitraje merece un revisión general, tienen que dirigir los árbitros que estén física y psicológicamente aptos, cosa que Lunati no lo está”.

Con respecto a los graves incidentes registrados finalizado el encuentro, Lorente culpó a la manera en que el árbitro llevó las acciones de juego. “Su actuación generó una tensión que llegó a los límites razonables. Pudo haber provocado un desastre”.

Además, explicó que el operativo de seguridad funcionaba bien hasta que el árbitro “hizo señas a los jugadores de Arsenal que se queden tranquilos y da cuatro minutos de descuento. Es lamentable”.

Lorente entendió que Lunati tiene “un ansia de protagonismo” y que ello puede llevar a “un nivel de inseguridad muy importante”.

El máximo dirigente de la entidad del Parque reconoció que no quiso hablar con el juez luego del partido porque no sabía que podía pasar . “Por suerte no lo vi, en ese momento tenía mucha bronca, mucha impotencia, no se que podría haber pasado”. Y agregó que prefirió intentar calmar a la gente en los disturbios del final ya que entre las muchas familias estaban las de algunos jugadores.

Para finalizar dejó una frase más que polémica. “Es un lunático, le hace honor al apellido, trastornó a 40.000 personas”.

También Marcelo Grioni, ayudante de campo del entrenador Roberto Sensini, criticó al referí porque “resolvió todo de manera espectacular, como siempre”, ironizó.

“Podría haber solucionado todo sacando dos amarillas antes de que se arme el lío”, afirmó por radio La Red al aludir a la demora de juego de los futbolistas de Arsenal.

Una mano lesionada fue el resultado de la bronca de Grioni, quien aseguró no haber atacado a nadie. “Me fui para el vestuario y quise golpear una puerta, pero tuve mala suerte y me lastimé porque le pegué en el borde”, explicó.

Según algunas versiones, indican que el informe de Lunati contra Grioni sería muy duro ya que el ayudante de campo reaccionó ante una sonrisa sobradora del árbitro.

Por su parte, el manager leproso, Gustavo Dezzoti, dijo haber controlado por reloj cada vez que se demoraba y que en el segundo tiempo “no se jugaron más de diecinueve minutos”.

También dijo que “la actuación del árbitro deja margen para suspechas” y que camino al vestuario pasaron “muchas cosas raras”.

Comentarios