Edición Impresa, Policiales

Operativo

Narcochacra: Comisario dijo que cumplía órdenes

Al ser indagado, deslindó responsabilidades en su jefe inmediato. Tercera indagatoria por irregular procedimiento en Alvear.


El comisario que estaba a cargo de la Inspección 5ª en abril de 2013, cuando se produjo el irregular allanamiento en la llamada narcochacra de Alvear prestó declaración indagatoria ayer ante la jueza Alejandra Rodenas. El oficial negó todas las acusaciones y responsabilizó del operativo al jefe de Orden Público Juan Cabral, que era quien daba las órdenes en ese momento.

El comisario mayor Claudio Peralta se desempeñaba en el momento del cuestionado allanamiento como inspector de zona. Y contó que ese día, recibió un llamado al Nextel por parte de Cabral que le pidió que lo esperara en Villa Gobernador Gálvez sin detallarle el objetivo. Agregó que cuando estaba detenido esperando, vio llegar una caravana de autos con Cabral a la cabeza quien le dijo: “Negro, seguime que vamos a un allanamiento”.

Recordó que con su chofer se pusieron últimos en la caravana y llegaron hasta la chacra de Alvear. “Entraron por un camino a una chacra; cuando lo hicieron nosotros paramos a lo último, prácticamente donde está la tranquera. Era un predio bastante extenso, tendría una o más hectáreas” describió.

Peralta aclaró que no participó de la investigación, ni en la organización, ni en la ejecución de semejante operativo. Recordó además que había personal de diferentes comisarías pero que ninguno de ellos era su subordinado y sostuvo que todos ellos estaban bajo las órdenes de Cabral, su jefe directo. Peralta sostuvo que no sabía qué era lo que iban a buscar y que nunca vio la orden de allanamiento. En un momento, aseguró que Cabral le dijo que buscaban electrodomésticos.

También dijo que le reprochó a Cabral que no le dijera que iban a un operativo porque no tenían chalecos, a lo que le respondió que no quería que se filtrara información. Agregó que transcurrió el allanamiento, siempre las órdenes las daba Cabral, a quien calificó como muy verticalista.

“En un momento me entero que iban encontrando armas, dinero, había personas detenidas, y encuentran lo que parecía droga. Vuelvo a repetir que el predio era muy extenso, había muchas edificaciones, y yo personalmente no presencié estos actos”, sostuvo a la vez que recordó que fue el encargado de llamar a la Brigada Operativa de Drogas Peligrosas.

Causa

La jueza Alejandra Rodenas  lleva adelante una investigación por el allanamiento a la denominada narcochacra de Alvear donde a través de una filmación quedaron de manifiesto las irregularidades del operativo de abril de 2013, que incluyó el secuestro de 19 kilos de droga y algunas armas. El detalle más curioso es el video en el que la misma Policía provincial filmó el procedimiento, donde se observa a un sargento que al encontrar una bolsa, que al parecer contenía dinero, grita “bingo” y se la lleva. Lo que se investiga en esta instancia es el procedimiento, ya que a un día de un robo cometido en una casa de artículos para el hogar se pidió una orden de allanamiento a partir de “datos de calle” que ubicaban a Diego Cuello, el principal acusado, como el jefe de una banda dedicada a la sustracción de electrodomésticos. Con ese solo dato, el juez provincial Juan Carlos Vienna firmó una orden de allanamiento de un megaoperativo que incluyó medio centenar de policías, según voceros de la causa.

Juez en la mira

En la causa que investiga Rodenas ya declararon dos jefes policiales. Uno fue José Brunelli, que estaba a cargo de la comisaría 5ª. De su declaración sólo trascendió que dijo haber actuado bajo las órdenes del juez Juan Carlos Vienna, incluso que advirtió una especie de insistencia por parte del magistrado en realizar el operativo el mismo día en que jugaba un partido Newell’s. Además sostuvo que para poder ingresar a la chacra del Alvear tuvo que sacar personal que estaba destinado a la cancha. También declaró Juan Cabral y según trascendió su testimonio fue similar al de Brunelli.

Comentarios