Edición Impresa, Policiales

Será indagado esta mañana

Detienen a un hombre por el crimen de Fabricio Zulatto

El sindicado instigador del crimen de Fabricio Zulatto fue detenido anoche por la Policía en barrio Fisherton Sur, dijeron voceros judiciales.


El sindicado instigador del crimen de Fabricio Zulatto fue detenido anoche por la Policía en barrio Fisherton Sur, dijeron voceros judiciales. Se trata de un muchacho de 30 años que había sido señalado por un testigo clave como quien le ordenó a un tercer hombre, bajo promesa de pagarle 20 mil pesos, matar al jugador de futsal de Newell’s en Génova al 2100 el martes de la semana pasada. El ahora detenido fue penado en 2010 con 13 años de cárcel por el asesinato de su entonces pareja, Gabriela Núñez, señalaron estas fuentes.

Voceros judiciales identificaron al detenido como Andrés Soza Bernard, apresado por efectivos de la Policía de Investigaciones, quienes hicieron un allanamiento con colaboración de la Policía Federal en Nicaragua y White.

Según dijo el testigo mencionado, un tal “Andrés”, distribuidor de droga, le había ofrecido 20 mil pesos a Raúl Omar M. para que asesinara a Zulatto, de 21 años, a quien llevó bajo engaño al lugar donde fue ultimado en la tarde del martes pasado. Y, según este relato, ese tal Andrés fue el mismo que minutos más tarde dejó estacionado el VW Gol Trend de la víctima en Suipacha al 700, el que sería hallado un día después por un amigo de Zulatto.

El fiscal Adrián Spelta (en reemplazo de quien lleva adelante la causa, Georgina Pairola) le imputará la coautoría del homicidio bajo promesa remuneratoria de Zulatto, cuyo cuerpo fue hallado el jueves último en un pozo ciego, en el mismo lugar donde lo mataron, dijeron las mismas fuentes. El caso tenía ya un imputado por el homicidio y otros tres encausados por encubrimiento. Uno de ellos es el testigo que dio a la pesquisa datos que permitieron la identificación del sindicado instigador.

Voceros judiciales confirmaron que Soza Bernard es el mismo que el 5 de agosto de 2008 asesinó a Gabriela Núñez en San Juan y Sucre, a pocos metros de un instituto de inglés donde la chica estudiaba, de un tiro en la nuca luego de que la adolescente de 16 años le comunicara que pondría fin a la relación porque el joven, estudiante de medicina, tenía novia. La víctima alcanzó a enviar un mensaje de texto: “Gorda, Andrés me quiere matar”. En noviembre de 2010 la Cámara Penal confirmó la condena a 13 años de cárcel que le habían impuesto. Un portavoz judicial estimó que el penado, hijo de una pareja de médicos de la zona oeste, estaba ahora en libertad condicional.

Comentarios