Edición Impresa, País

Miles de evacuados en el Norte y Litoral por temporal

Las provincias más afectadas son Chaco y Entre Ríos. En Puerto Tirol llovió 320 milímetros en 4 horas.

evacuados

Las fuertes tormentas ocurridas ayer en gran parte del norte argentino dejaron fuertes daños y más de cuatro mil evacuados entre las provincias de Chaco y Entre Ríos, donde además hubo cortes en los servicios eléctricos. En la capital chaqueña, Resistencia, llovió 160 milímetros en apenas dos horas, y en Puerto Tirol, casi 320 milímetros en cuatro horas, lo que hizo colapsar los drenajes y llevó a las autoridades a suspender las clases y desalojar de sus casas a unas 2.000 personas. La violenta crecida del río Uruguay como consecuencia de las abundantes precipitaciones, en tanto, dejó bajo el agua a la localidad entrerriana de Concordia, donde similar número de habitantes debió abandonar sus hogares. El fenómeno climático, que puso fin provisorio a la sequía de la manera menos esperada, afectó además zonas de los distritos de Corrientes, Santa Fe, Córdoba y Salta.

La intendenta de Resistencia, Aída Ayala, admitió que “el mayor problema pasa por la lluvia caída en el transcurso de la mañana (de ayer), además de complicaciones extra como la falta de energía en ciertas estaciones de bombeo que impiden el funcionamiento de las bombas, como es el caso de la Laguna Ávalos, una de las cuencas más grandes de esta capital”. La jefa comunal agregó que “en el dique del Río Negro hay 15 bombas pero estaban funcionando tres, y se pidieron más para que el agua salga al Paraná”. Con lo cual, de paso, el problema se trasladará aguas abajo a la provincia de Santa Fe.

Ante la emergencia climática, el gobernador chaqueño, Jorge Capitanich, anunció un plan oficial luego de una reunión entre funcionarios provinciales, municipales y fuerzas de seguridad. El mandatario precisó que trabajan con 16 centros de evacuación en el Gran Resistencia, y siete puntos de concentración de camiones del Ejército con los que se trasladan los inundados.

A su vez, el intendente de Puerto Tirol, Hugo Sager, manifestó que la situación en su localidad es “complicada” y consideró que para sobrellevar la situación es necesaria “una tregua” de la lluvia.

En Corrientes, más de 200 personas fueron evacuadas en las localidades de Mercedes, Cavaría y Goya. El intendente de esta última, Ignacio Osella, declaró asueto escolar por el anegamiento de calles. En el puerto local el río Paraná alcanzó una altura de 5,18 metros, a sólo dos centímetros del nivel de alerta. Y en la zona cayeron en lo que va del mes 700 milímetros de agua.

A Entre Ríos le fue peor. La ciudad de Concordia, en el este del territorio provincial, quedó bajo agua y con más de 2.400 evacuados. El gobernador Sergio Urribarri destacó la necesidad de abrir las compuertas de la represa de Salto Grande para evitar “poner en riesgo vidas humanas”. Y no escatimó dramatismo para describir la escena: “Ésta es una de las 10 crecidas más importantes de la historia del río Uruguay, y continúan los pronósticos de precipitaciones para las próximas horas”, alarmó.

En efecto, a consecuencia de las intensas lluvias en la región, la altura del río Uruguay superó los 13,5 metros.

Las localidades más afectadas de la provincia son Colón, Federal, Chajarí, Santa Elena, Gualeguaychú y Bovril, en el norte del territorio entrerriano y sobre el Paraná.

En Córdoba, las fuertes lluvias llegaron acompañadas además por viento y granizo, y se abatieron especialmente sobre las ciudades de Embalse y Almafuerte, donde hubo decenas de evacuados. El intendente de Embalse, Federico Alesandri, dijo que hubo viviendas a las que el agua les “llegó hasta el techo”. Y calificó al temporal de “inusitado”, con “mucha agua y granizo y con características de tornado”.

La situación en las zonas afectadas podría incluso empeorar si se cumplen los pronósticos de continuidad del mal tiempo del Servicio Meteorológico Nacional.

Comentarios