El Hincha, Últimas

Todavía falta

Mientras espera, el fútbol rosarino se prepara para salir a la cancha y ya está listo el protocolo

Los clubes, junto a la Asociación Rosarina de Fútbol y la Secretaría de Deportes de Rosario, elaboraron en conjunto el protocolo para cuando finalmente esté el visto bueno y se pueda volver a los entrenamientos. El regreso a la actividad oficial sería en septiembre, pero la fecha puede cambiar


El decreto 474 del gobierno de Santa Fe habilitó las prácticas de actividades deportivas individuales, incluyendo un gran número de disciplinas, y en Rosario la Municipalidad levantó la restricción desde el último lunes. A raíz de esto, las puertas de muchos clubes se volvieron a abrir para sus socios y socias.

Los deportes que de a poco comenzaron a retomar la actividad son: atletismo (excluidas las postas), arquería, automovilismo (sin acompañantes), tiro, BMX, motociclismo, running, ciclismo, canotaje, remo y kajak (individual), gimnasia artística y con aparatos, equitación, golf, halterofilia, marcha atlética, patín artístico, windsurf, kitesurf, tenis, pelota a paleta, tenis con paleta o criollo, fútbol tenis, tenis de mesa, pádel y bochas. Y además se permite entrenamiento sin contacto en boxeo, judo, lucha y artes marciales.

La clave, en medio de una pandemia mundial, es evitar los contactos. Por eso, los deportes colectivos aún tienen que esperar. De todas formas, ya se están preparando los distintos protocolos adecuados para cada disciplina, para así poder volver lo antes posible. Tal es el caso del básquet, rugby y también el fútbol de la Asociación Rosarina (ARF).

El miércoles pasado se reunieron mediante una reunión virtual Mario Giammaria, presidente de ARF, Carlos Lanzaro, mandamás de la Federación Santafesina de Fútbol y el Secretario de Deportes de Rosario, Adrián Ghiglione, junto a directivos y delegados de la gran mayoría de los clubes de fútbol de la liga local. La charla tuvo varios ejes: por un lado hablar de la problemática que sufre cada club como consecuencia de la prolongada inactividad, por el otro los beneficios en las tarifas de servicios para alivianar los bolsillos y por último los protocolos sanitarios y de seguridad a cumplir en el regreso a los entrenamientos.

La pregunta sobre el regreso del fútbol comenzó al día siguiente de que la AFA decidió suspender todos los campeonatos. Lo cierto es que aún no hay una fecha concreta de regreso ni a los entrenamientos ni a la actividad oficial, aunque desde Rosarina son positivos pero también cautelosos: “Se maneja septiembre (el 13 o 14) para el regreso a la actividad oficial, pero no es una fecha exacta, la vamos a ir acomodando a lo que marque la realidad”.

El protocolo para volver a las canchas ya está hecho, fue trabajado en conjunto entre los clubes, la ARF y la Secretaría de Deportes. “A nivel local estuvimos trabajando mucho. Cada club elevó a requerimiento de la Asociación un protocolo de cómo iba a disponer las medidas de seguridad e higiene cuando se retomaran las actividades de entrenamiento. Con todos esos aportes, algunos pocos no lo entregaron, se hizo un resumen y con la Secretaria de Deporte se hizo un protocolo específico de la actividad”, contó Giammaría.

Con el protocolo confeccionado, el fútbol rosarino sigue en espera, porque como lo destacaron desde los diferentes estamentos del Estado: la práctica de deportes en grupo no está habilitada. Eso incluye el fútbol, las competencias y fundamentalmente los entrenamientos.

La vuelta a los entrenamientos se va a efectivizar únicamente cuando los diferentes gobiernos lo decidan: “El entrenamiento dependerá de cuándo lo habiliten. Lo iremos acomodando a lo que marque la realidad. Nos regimos por la habilitación de la flexibilización que haga el gobierno provincial y el gobierno municipal. Y al mismo tiempo lo que vaya permitiendo el Consejo Federal de AFA”.

El protocolo está listo

“La reunión fue con representantes de todos los clubes de la ciudad y fue muy buena”, destacó Adrián Ghiglione, Secretario de Deportes de Rosario, sobre el encuentro virtual que mantuvieron el miércoles.

“Les comenté como venía la flexibilización de los deportes que se fueron habilitando. Entendiendo que primero tiene que aprobar nación, después provincia y luego el municipio. Está la posibilidad de que los clubes de fútbol comiencen con una mínima actividad, individual, para mayores de 16 años, de no más de 10 personas”, adelantó el Secretario. Y enseguida agregó: “Para eso sirve el protocolo que armamos con la ARF. Desde los primeros días de marzo se comenzó a trabajar con eso. Primero se hizo un cuestionario y con esos insumos elaboramos el protocolo de cómo se retornaría”.

El protocolo está enfocado y basado en tres pilares fundamentales: insistir con los hábitos de higiene, y más hoy que hay más circulación de personas en la ciudad, para prevenir el contagio. “Que lleven su bolsa personal de higiene cada uno”, explicó Ghiglione.

El otro pilar es el distanciamiento social y respetar los protocolos elaborados, y el tercer punto fundamental es el tema de la trazabilidad, “saber quiénes estuvieron en el club para saber, si hay casos positivos, con quienes tuvieron contacto”. “Los clubes se están preparando para esta nueva normalidad. Hay que acostumbrarse a comenzar a trabajar por turnos”, finalizó el Secretario de Deportes de Rosario.

Vuelta sin público, otro problema

Todo indica que cuando vuelva el fútbol, en todas sus categorías y en las diferentes ligas de argentina, será sin público, justamente para evitar grandes concentraciones de gente. Y sobre eso habló Giammaría, quien destacó: “En el fútbol local, a nivel clubes, los mayores alcances económicos dependen de la asistencia de público, si se decide volver sin publico acá es inviable para los clubes”.

Son las familias e hinchas que compran entradas todos los fines de semana los que reactivan la economía interna de las instituciones deportivas. En consecuencia, esos ingresos económicos son nulos dese hace tres meses y todo indica que lo serán siendo en el futuro cercano.

“La preocupación está, no hay ingresos económicos y son casi nulos. Y mientras tanto los clubes se la están ingeniando para funcionar como merenderos, para dar comida a los vecinos, ropa, también permiten dormir a la gente sin techo. Los clubes no han abandonado su función social y comunitaria”, destacó Giammaría. Y al mismo tiempo se lamentó por los robos y el vandalismo que sufrieron algunas instituciones en las últimas semanas: “Nos llaman y nos cuentan que les roban desde la bomba de agua hasta las puertas”.

Comentarios