Ciudad

En zona sur

Mejoran la escuela de Pocho Lepratti en barrio Las Flores

Junto a docentes, alumnos y autoridades, la intendenta Mónica Fein recorrió ese establecimiento, que fueron refaccionado en el marco del Fondo de Asistencia Educativa de Rosario. Destacan las obras que se hicieron en el barrio.


 

La intendenta Mónica Fein visitó ayer las escuelas Nº 1257 ARA General Belgrano y la primaria Nº 756 José Mariano Serrano, del barrio Las Flores. Ambas fueron refaccionadas a través del Fondo de Asistencia Educativa.

“Les agradezco por el trabajo que realizan todos los días”, le dijo la intendenta a las docentes de la escuela Nº 1257, que cuenta con una matrícula de 365 alumnos que asisten en jornada ampliada. “Si ellos están es porque ustedes los alojan y los abrazan mucho”, expresó la mandataria.

En ese marco, una de las docentes destacó los usos que tiene el nuevo Parque de la Colectora, que junto a los playones deportivos y juegos infantiles, le dio otra vida al sector.

“Esa es una de las obras de infraestructura que estamos haciendo con el Plan Abre, vinimos y vamos a seguir en el barrio”, explicó Fein y luego nombró diversas intervenciones urbanas y sociales que transformarán Las Flores.

Las obras en las escuelas se realizan a través del FAE, en conjunto con las cooperadoras escolares y se enmarcan en un plan general de intervención de los barrios Las Flores Sur, Las Flores Este y La Granada.

En su visita a la primaria Nº756, la intendenta recordó que “la escuela Serrano tiene una larga historia: primero porque cumplió 50 años y después porque es la escuela de Claudio ‘Pocho’ Lepratti; acá están cocinando y uno siente esos olores y piensa que era el lugar donde el Pocho cocinaba para los chicos”. En ese lugar se preparan diariamente 1.500 raciones de alimentos para cuatro escuelas de la zona.

 

Todos por la escuela

A través del programa Todos por la Escuela, del Fondo de Asistencia Educativa del municipio, se ejecutaron trabajos generales en estos edificios y en el Jardín Nº 80 y la Escuela Especial Nº 2097. Se repararon y pintaron las fachadas, muros y aberturas; se realizó limpieza por hidrolavado e impermeabilización. A esto se le sumó la reparación de servicios de infraestructura internos como estufas a gas, caños de agua y colocación de artefactos de iluminación, entre otras intervenciones.

La presidenta del FAE Rosario, Susana Bartolomé, señaló: “Lo que hacemos es una puesta a punto de los edificios escolares en general”, y explicó que este proyecto busca fomentar la participación de la comunidad a la vez que mejorar las instalaciones.

“Tratamos de pensar en todo: lo que necesita el edificio, en lo que necesitan las maestras, los alumnos”, mencionó Bartolomé, y explicó: “No es nuestra responsabilidad como municipio mantener los edificios escolares, pero sí poder pensar en promover algunas acciones que tengan que ver con la convivencia a través del juego, de lo lúdico, pensar en los chicos y que los chicos quieran a su escuela”.

 

La Escuela del Pocho

“La escuela se ha gestado en base a las oportunidades y a tener en cuenta los derechos humanos”, aseguró Laura Airaldi, vicedirectora de la Serrano, y se explayó sobre la figura del Pocho: “Fue un compañero nuestro, fue un baluarte dentro de la escuela. Él transitaba desde Ludueña hasta acá en su bici y todos recordamos la situación que se vivió en la escuela: a Pocho lo asesinaron en el techo de esta escuela. No se olvida su figura y en cada sector hay un homenaje para el Pocho”, cerró Airaldi.

“Siempre apostamos por la inclusión de nuestros alumnos, es un trabajo que tratamos de sostener día a día”, dijo Tamara Carrasco, directora de la escuela Serrano y mencionó sentirse muy acompañada por el FAE. “Realmente hacen una tarea muy importante, siempre están presentes”, añadió.

Si te gustó esta nota, compartila

Comentarios