Policiales

Ataques mafiosos

Causa Monos: se apartó el juez Manfrín

El magistrado argumentó su excusación en que las crónicas policiales relacionan el ataque a sus antiguos domicilios con su participación en el juicio a Los Monos, por lo que perdería imparcialidad para tomar decisiones


El magistrado presidió el tribunal que condenó el 9 de abril a la mayoría de los integrantes de la banda y también a policías

El juez que presidió el tribunal que condenó a la banda Los Monos se excusó este viernes de seguir participando en el expediente luego de que tres semanas atrás balearan dos viviendas donde había residido junto a su familia.  Esta decisión tuvo lugar a 48 horas de que la casa de la ex pareja y del padre del magistrado, Juan Carlos Vienna, quien instruyó la causa de Los Monos, sufrieran el mismo atentado. Este viernes, el Poder Judicial reforzó las medidas de seguridad en los Tribunales provinciales.

El juez Ismael Manfrín fundó su excusación en que las noticias periodísticas relacionan el ataque a tiros a su antiguo domicilio con su participación en el juicio oral a Los Monos, por lo que perdería imparcialidad para tomar decisiones procesales. Los voceros explicaron que como la sentencia dictada el 9 de abril último aún no está firme, es el presidente del tribunal quien debe resolver sobre cuestiones vinculadas a la ejecución de la pena.

Fuentes judiciales informaron que Manfrín tomó licencia y esta semana no integró un tribunal del que debía participar en otro juicio penal.

En este marco, tras una reunión que se llevó adelante en la tarde del jueves entre funcionarios judiciales, en la mañana del viernes se reforzó la custodia en el edificio de los Tribunales: quedó inhabilitado el ingreso por Montevideo al 2000; por Moreno al 1600 se permitió la entrada sin bolsos, y quienes cargaban con ellos debieron pasar por el detector de metales que está en el hall central sobre calle Balcarce. Esta medida se suma a la decisión del gobierno provincial de reforzar la custodia policial a los magistrados y sus familiares.

La noche del 29 de mayo pasado la vivienda de Italia al 2100 donde el magistrado vivió hasta tres meses antes con su familia fue baleada por dos hombres que se movilizaban en una moto.

De los nueve disparos calibre 9 milímetros cuatro dieron en el frente y al menos uno ingresó a la vivienda que ahora ocupa un empleado bancario, detallaron voceros del caso. A los pocos minutos, el frente de un edificio de Montevideo al 1100, donde también había habitado el magistrado, fue atacado a tiros. Por este atentado, los investigadores incautaron vainas calibre 40.

Estos tiroteos, que aún no está esclarecido y por el que no hay detenidos, se produjeron el mismo día que el jefe de la banda, Ariel Máximo “Guille” Cantero, de 29 años fuera trasladado desde Rosario hacia una unidad penal de Chaco.

En agosto del año pasado, Guille Cantero fue imputado por coacción agravada por estar sospechado de realizar amenazas telefónicas al juez de Sentencia, Edgardo Fertitta, producidas un año antes cuando estaba detenido en el penal de Rawson, Chubut.

Según la investigación, Guille llamó en dos oportunidades desde un teléfono público del penal patagónico para hablar con el juez, quien decidía sobre sus condiciones de detención.

No logró comunicarse con el magistrado, pero en la segunda oportunidad le dijo a la asistente que lo atendió: “Decile que se meta el traslado ya sabe dónde, y que lo voy a matar”.

Esta semana en 24 horas se produjeron otros dos tiroteos a viviendas relacionadas a otro juez penal, Juan Carlos Vienna, quien instruyó la causa de Los Monos. La primera fue el martes pasadas las 20 cuando dos desconocidos en moto dispararon más de una docena de veces contra dos viviendas, ubicadas en Buenos Aires al 3900 y en pasaje Ivanowski al 600, donde vive la ex esposa del juez y donde también tiene el domicilio el fiscal Marcelo Vienna. Pasaron 24 horas y el miércoles pasado a las 21, desconocidos en un auto blanco tiraron contra la casa de Juan Carlos “Tito” Vienna, padre. La vivienda del hombre de 83 años recibió al menos cinco impactos en el frente y la de su vecino dos, ubicada en la cuadra de Laprida al 3600.

El juez Manfrín decidió este viernes excusarse de seguir participando de decisiones vinculadas a la condena aplicada a los cabecillas de Los Monos y a nueve policías que fueron a juicio.

El 9 de abril último, el tribunal presidido por él e integrado también por las juezas Marisol Usandizaga y María Isabel Más Varela condenaron a 37 años de reclusión a Ramón “Monchi” Machuca, de 35 años, y a 22 años de prisión a su hermano Guille Cantero

Si te gustó esta nota, compartila

Comentarios