Edición Impresa, Mundo, Últimas

Marea Negra: la petrolera dijo que pagará los daños

La empresa británica comunicó oficialmente que se hará cargo de la limpieza y los costos del desastre.

La petrolera British Petroleum (BP) se comprometió oficialmente ayer a pagar “los costos necesarios y adecuados” para la limpieza de la marea negra creada por la pérdida submarina de petróleo de su plataforma que se hundió en el Golfo de México. El anuncio se conoció tras la advertencia del presidente estadounidense Barack Obama hacia la empresa para que se haga cargo del desastre. 

Según el comunicado de la BP, difundido en Londres, y que reprodujo la agencia Ansa, BP asumirá los daños de la marea negra. “Nosotros haremos la limpieza”, dice el texto.

Obama había expresado en su visita a Lousiana anteayer que la responsabilidad del desastre era de la petrolera por lo que “pagará su factura”. Por su parte, la empresa se comprometió a “pagar todos los pedidos de indemnización legítima y objetivamente verificables por las pérdidas y daños vinculados”, en referencia a bienes, personas y pérdidas comerciales. La cifra económica del desastre puede ser gigantesca.

En la actualidad, el costo de la misión puesta en marcha para frenar el avance de la mancha ya asciende a unos 6,5 millones de dólares al día. Tampoco está claro a cuánto se elevarán los montos por las indemnizaciones, que BP pagará de sus propios fondos. En el diario británico Financial Times el experto Neil MacMahon, del grupo Stanford Bernstein, calculó que la factura a pagar por BP, incluidas indemnizaciones a los sectores de la pesca y el turismo, podría ascender hasta los 8.000 millones de dólares, cifra similar a la que citó el diario Observer. 

En tanto, el gerente general de BP, Tony Hayward, declaró que la compañía es “absolutamente responsable” de la limpieza del desastre y que se está preparando “para el peor escenario posible”, es decir que puedan ser necesarios dos o tres meses para conseguir bloquear la fuga de petróleo en el Golfo de México.

Desde BP intentaron instalar ayer una válvula que cierre una de las tres fugas bajo la plataforma hundida, para reducir el escape del pozo de petróleo ubicado a una profundidad de casi 1,6 kilómetros bajo las aguas. En los próximos días confían en colocar sobre las otras dos fugas dos cúpulas de cemento con una tubería en la cima, para bombear hacia la superficie el crudo que sale.

En tanto, una veintena de tortugas marinas fueron halladas muertas el último fin de semana en las playas de Mississippi, entre Bay St. Louis y Biloxia.

Comentarios