Básquet, El Hincha

Básquet

Manu es una estrella

Ginóbili atraviesa una gran temporada y los hinchas quieren llevarlo al All Star. El escolta bahiense está quinto en el primer muestreo de votos que dio la NBA y todos se ilusionan.


“Me celebran todo porque soy un viejo de 40. Hay gente que quiere que esté en el Juego de las Estrellas. ¡Están locos! Es incomprensible”. La frase que escribió en su columna de La Nación el 30 de diciembre pinta de cuerpo entero a Emanuel Ginóbili. Su humildad, característica en su exitosa carrera, le impide pensar que está atravesando la mejor temporada de los últimos cinco años. Y por eso, imaginarse que merece un lugar en el All Star Game de Los Ángeles le suena irracional, o como él mismo expresa, es una locura.

No importa lo que piense Manu. La realidad de los números hoy lo ponen en carrera de estar en Los Ángeles y poder jugar por tercera vez en su carrera un Juego de las Estrellas. Y los primeros números de votos difundidos por la NBA son contundentes: el bahiense está quinto entre los guardias del Oeste, con 231.460 votos. Una cifra que sorprende y que le permite pensar en pelear hasta el final de la votación ante figuras destellantes como Stephen Curry (735.115), James Harden (602.040), Russel Westbrook (438.469) y Klay Thompson (359.442). Y ni hablar que Manu está hoy por encima de Chris Paul (174.343), Damian Lilliard (148.622) o Lonzo Ball (120.817). En todos los casos, jugadores franquicias que cobran fortunas y son parte de la elite de la liga de básquet más importante del mundo.

Es más, es tan significativo el apoyo que recibió Manu en esta cruzada para ponerlo en el Juego de Las Estrellas, que si el escolta jugara en un equipo del Este, apenas estaría a unos votos del segundo lugar, posición que hoy ostenta DeMar DeRozan, de Toronto, con 259.368 votos.

 

El pibe de 40

Manu todo lo puede. Cuando muchos lo pensaban en su casa cuidando a sus hijos, el “pibe de 40” o el “GrandpaJuice” como lo llaman en Estados Unidos, está atravesando una temporada fantástica. Y en cada partido supera un récord más para encaminarse a un seguro ingreso al Hall of Fame.

Si algunos creían que Ginóbili iba a estar una temporada más (firmó por dos) sólo para cumplir, no lo conocen. Su competitividad lo llevó a realizar cambios en su rutina de comida y entrenamiento. Y los resultados están a la vista. El escolta argentino promedia 20,8 minutos por partido, muchos más de los que imaginaba. Y como siempre sucede, Popovich lo utiliza en los cierres de partidos, como sucedió con Boston y Dallas, donde anotó el tiro ganador.

Manu promedia 8,87 puntos, 2,27 rebotes, 2,42 asistencias, 0,75 robos y 0,3 tapas. Números tremendos para un jugador que supera los 40 años. Además está con un porcentaje de cancha de 44 por ciento, similar al de su carrera, y el 87,30 en libres demuestra que su confiabilidad sigue intacta.

Sin ir más lejos, anoche el escolta tuvo su mejor partido de la temporada. Ginóbili fue goleador y figura en la victoria de San Antonio ante Phoenix por 103-89. El bahiense anotó 21 puntos, con una planilla que marcó un porcentaje de cancha tremendo del 70% (3 de 4 en triples y 4 de 6 en dobles), además de 4 de 4 en libres, 3 asistencias, un rebote, dos robos y una tapa.

Con esta fantástica producción Manu se transformó en el primer jugador de la NBA mayor de 40 años en anotar más de 20 puntos jugando menos de 20 minutos. Además se sumó a la nómina de estrellas que a su edad sumaron 20 puntos o más en un partido. La lista la integran un tal Michael Jordan, el gran Kareen Abdul-Jabbar, John Stockton, Robert Parish, Karl Malone y Vince Carter, y desde ayer Emanuel Ginóbili, quien en noviembre ya había entrado a otra nómina estelar junto Jordan, Malone, Kareen y Carter al anotar, con más de 40 años, más de 10 puntos, tomar 5 rebotes y dar 5 asistencias o más en un partido.

 

Todos lo elogian

“Lo que sea que esté tomando, yo quiero un poco. En serio, tiene que haber una fuente de juventud en algún lado”, deslizó ayer Popovich, mitad en broma y mitad en serio. Es que el entrenador de los Spurs tiene un respeto inmenso sobre Manu, y no para de elogiarlo.

Hace unos días, cuando el argentino enfrentó a los Knicks en el Madison, le preguntaron a Pop si sentía que era especial para Ginóbili jugar por última vez en ese escenario. Y la respuesta fue contundente: “Será especial cuando lo haga por última vez, eso puede ser dentro de uno, dos o cinco años, con Manu no se sabe”.

 

¿Va al Juego de Las Estrellas?

La NBA permite votar en su página oficial donde hay que seleccionar a 5 jugadores del Este y 5 del Oeste, pero para simplificar las cosas, la Liga sumó a las redes sociales a la votación y con sólo poner #NBAVote y el nombre del jugador, se suma un voto al elegido.

Así, varias cuentas de twitter comenzaron a fomentar a diario los votos para Manu, y a partir de que se conoció que el bahiense está quinto entre los guardias del Oeste, la movida se acrecentó, incluso con el aporte de ex compañeros como el Puma Montecchia, o el presidente de la Confederación Argentina de Básquet, Federico Susbielles.

Y obviamente está el apoyo de Los Spurs, que a diferencia del año pasado, esta temporada lo incluyeron en la nómina de jugadores promocionados para ir al Juego de las Estrellas. San Antonio pide que voten a Kawhi Leonard, Lamarcus Aldridge, Tony Parkey y Manu Ginóbili. Y como el argentino es el que más votos tiene de los cuatro, incrementó su apoyo y ayer la cuenta oficial mostró el listado resaltando a Manu en el quinto lugar y pidió: “es importante que votes cada día en cada momento”.

Obviamente será difícil para Ginóbili estar entre los dos guardias más votados, ya que Curry y Harden son estrellas que tienen el voto de hinchas a nivel mundial, pero estar entre los primeros cinco le pondrá presión al entrenador del Oeste, que tras el cierre de la votación el 18 de enero, donde se conocerán los dos quintetos más votados, tendrán 5 días para elegir a los 7 reservas de cada conferencia. Y allí se le abre una segunda chance a Manu.

En la elección del quinteto ideal, el voto de la gente tiene el 50 por ciento de relevancia, otro 25 por ciento corresponde a periodistas seleccionados por la NBA, y el restante 25 será de los propios jugadores. El año pasado Manu terminó décimo, ya que ocupó ese lugar en la elección de los aficionados, fue 20º para los colegas y 6º para la prensa.

¿Quién será el entrenador del Oeste? El privilegio recae en el coach del equipo que al 18 de enero lidere su conferencia, pero no podrá ser el mismo del año pasado, que fue Steve Kerr, de Golden State. Y como los Warriors son los primeros, el DT seleccionado será el que esté segundo y ese puesto hoy los disputan Houston (27-10) y San Antonio (26-13).

Obviamente, si Popovich dirige al Oeste, Manu tendría más chances que si lo hace Mike D’Antoni, pero no hay que descartar que el técnico de Houston lo tenga en cuenta, en especial por el respeto que Manu se ganó en la Liga, y además porque el partido se juega en Los Angeles, con una gran colonia de latinos que podrían estar más interesados en concurrir al juego el fin de semana del 16 al 18 de febrero en caso de que participe Manu. Y en ese punto también aparece un oponente de riesgo, ya que Lonzo Ball, el base de los Lakers, también podría ser elegido por ese motivo promocional.

Para la selección de los siete reservas, el técnico debe elegir dos guardias (base y escolta), tres ‘frontcourts’ (alero, ala pivot y pivot), y dos libres, que puede ser de cualquier posición. Así, serían cuatro o cinco guardias, y además de Curry y Harden, la pelea de Manu sería con Westbrook (un número puesto), Klay Thompson, Chris Paul (lo dirige D’Antoni) y Ball. También puede haber una sorpresa, ya que el año pasado, Steve Kerr eligió a Gordon Hayward (Utah) que apenas había conseguido 160 mil votos. Y no hay que descartar una lesión, ya que Harden no está jugando por lesión. En ese caso, el que selecciona a su reemplazante es el comisionado de la NBA, y ahí Manu también podría tener un guiño.

Este año, la particularidad es que los dos jugadores con más votos de cada conferencia harán una especie de “pan y queso” e irán eligiendo uno a uno a sus compañeros de partido. Por primera vez en la historia no habrá enfrentamiento entre conferencias e incluso podría darse que se enfrenten dos compañeros de equipos. Al momento los más votados son Gianni Antetokounmpo de Milwakee con 863.416, seguido de LeBron James y Kevin Durant.

¿Le alcanzará a Manu? Habrá que esperar hasta el 23 de enero para saberlo, pero no hay dudas que el intento de los hinchas para llevarlo a su All Star Game sigue en pie, y el propio Ginóbili está haciendo mucho mérito para tener un lugar. El viejito de 40 está vigente, de eso no hay dudas. Y la locura puede ser realidad.