El Hincha Mundial

Italia 1990

Maldito Codesal


Italia se convirtió en el segundo país en celebrar una Copa Mundial en dos ocasiones distintas al organizar el torneo en 1934 y repetir en 1990. Se repitió el formato de 24 selecciones, aunque se modificó el sistema, ya que hubo seis grupos de 4 equipos, dándole la chance de clasificar a la siguiente fase a los 4 mejores terceros.

La gran sorpresa fue Camerún, que se convirtió en el primer equipo africano en llegar hasta los cuartos de final de la mano del veterano Roger Milla. Los Leones indomables derrotaron en el debut al campeón defensor Argentina, y tras eliminar a Colombia en octavos, estuvieron a cinco minutos de dar otro batacazo ante Inglaterra, perdiendo en suplementario 3-2.

Argentina llegó con muchos jugadores golpeados, en especial Diego Maradona, que a partir del maltrato de los rivales, permitido por los árbitros, estuvo todo el torneo con el tobillo inflamado. Tras caer en el estreno, en el cotejo ante Unión Soviética se fracturó el arquero Pumpido y apareció Sergio Goycoechea, quien fue el gran héroe argentino, al atajar penales claves en cuartos ante Yugoslavia y en semis ante el local Italia. El equipo de Bilardo entró por la ventana a octavos como mejor tercero y tuvo que salir de Nápoles (donde era local por el amor de los tifosi a Maradona). Y en Turín derrotó a Brasil con gol de Caniggia y la fortuna de los palos.

La final fue una vez más Argentina-Alemania, pero esta vez hubo revancha para los germanos, que ganaron 1-0 en el final con un polémico penal sancionado por el mexicano Codesal y obtuvieron su tercer campeonato mundial.

Italia será recordado también por el tema musical Un’estate italiana, interpretado por Gianna Nannini y Edoardo Bennato, que se convirtió en un hit mundial y para muchos es la mejor canción de las Copas del Mundo disputadas hasta la fecha.

El entrenador campeón: Franz Beckenbauer (Alemania)

Fue campeón como jugador y como DT. Tuvo la revancha tras perder la final en México 86. Un entrenador que propuso un equipo sólido en defensa, con Matthaus de estratega y dos tanques arriba: Voller y Klinsmann.

La figura: Lothar Matthaus (Alemania)

Si bien la Fifa eligió a Schilacchi, el honor le corresponde a Matthaus, estratega del campeón, que además aportó 4 goles y fue el hombre que llevó a la cancha el plan del técnico Beckenbauer.

El goleador: Salvatore Schilacchi (Italia)

El DT Vizini lo citó de última y era suplente de Gianlucca Viale y Andrea Carnevale, pero ingresó a cinco minutos del debut ante Austria y anotó el gol del triunfo. Totó fue sorpresa para todos y sumó seis goles en el torneo.

La perla negra: Edgardo Codesal

El hombre más odiado por los hinchas argentinos en la historia mundialista: obvió una falta en el área alemán a Gabriel Calderón que años más tarde reconocería que era penal y pitó un dudoso penal de Sensini a Voller que definió el partido.

 

 

Si te gustó esta nota, compartila

Comentarios