Política

Militancia

“Los movimientos sociales tenemos vocación de poder”

La agrupación Causa cumple 15 años militando en distintos barrios de Rosario. Sus referentes Facundo Peralta y Luz Olazagoitía analizaron la crisis actual y no escondieron su objetivo de crecer políticamente


La agrupación Causa cumple 15 años militando en distintos barrios de Rosario.

Las organizaciones sociales ganaron espacio a partir de la crisis de 2001 y actualmente son un actor fundamental en la vida política del país. La agrupación Causa cumple 15 años militando en distintos barrios de Rosario, con origen en Villa Banana. Sus referentes Facundo Peralta y Luz Olazagoitía coincidieron en diálogo con El Ciudadano en que a diferencia de la época de su surgimiento, hoy las organizaciones sociales “tienen vocación de poder”.

Causa forma parte del Frente Social y Popular, liderado por el diputado provincial Carlos Del Frade, que en el Concejo rosarino tiene a Celeste Lepratti como representante.

Peralta contó que en 2001 la organización surgió a partir del acercamiento de estudiantes y trabajadores a Villa Banana para “afrontar las consecuencias del proceso de destrucción del país”.

“Fue un momento donde la política llegó a un estado de agotamiento y se pedía «que se vayan todos». Los movimientos sociales éramos parte de ese discurso. Entender a la política como herramienta de transformación nos llevó muchos años. Ahora las organizaciones sociales tienen vocación de poder. Queremos llegar al Concejo, gobernar la ciudad y también la provincia”, señaló el referente de Causa.

A partir de la creación de un comedor en Villa Banana, los militantes de Causa se dieron cuenta de que en el barrio faltaban cloacas, luz, agua y pavimento. Desde la militancia de base, esas son necesidades que no se pueden cubrir, por lo que empezaron a hacer eje en las instituciones: “Es desde allí que podemos transformar la realidad”.

Pese a ser críticos de los gobiernos de Néstor y Cristina Kirchner, Peralta destacó su promoción a la participación de las organizaciones sociales: “Los espacios que gobernaron de 2003 a 2015, tanto a nivel nacional como provincial, promovieron esto. Ha sido importante, pero no es una responsabilidad exclusiva de ellos. Porque la idea de construcción política se dio desde abajo”.

“El actual gobierno nacional está intentando volver a instalar la idea de la antipolítica y el individualismo. Pero los movimientos sociales ya tenemos una base más sólida”, agregó el militante barrial.

Unidad ante Cambiemos

El avance del macrismo en la ciudad y la provincia lleva a los partidos progresistas como el Frente Social y Popular a tejer alianzas con otros espacios para frenar la avanzada de Cambiemos. Olazagoitía comentó que su organización dialoga permanentemente con referentes de Ciudad Futura e incluso del peronismo. A nivel legislativo, Del Frade formó un interbloque junto a Igualdad y Participación, del diputado provincial Rubén Giustiniani.

“Este tiempo necesita de la unidad contra las políticas de saqueo que viene llevando adelante el gobierno nacional”, remarcó Olazagoitía. Y analizó el avance de la derecha, tanto a nivel local como internacional: “Hay un discurso muy grande de los grandes medios que difunden un patrón cultural y político. Parece que sectores populares y de clase media votan contra sus intereses pero sólo son consecuentes con una cultura y un discurso que se les impone”.

Pobreza que se agrava

Tanto Peralta como Olazagoitía coincidieron en que hay un debilitamiento de las políticas públicas en los barrios desde que gobierna Mauricio Macri. Por eso, remarcaron la necesidad de redoblar esfuerzos para llegar a donde el Estado no lo hace.

“Se afectaron las necesidades básicas de los habitantes de los barrios. Se debilitaron las que llamamos políticas para la vida, que tienen que ver con la alimentación, el trabajo, el deporte, la educación y la cultura”, dijo Peralta.

Por su parte, Olazagoitía señaló que “el gobierno intentó contener la demanda social con algunas herramientas”, pero “orientadas al individuo” a partir de la declaración de la emergencia social. “Se dejaron de lado las políticas que tenían que ver con el apoyo a los espacios colectivos”, cuestionó la militante.

Si te gustó esta nota, compartila

Comentarios