Espectáculos

Estreno imperdible

“Los Monstruos”, o aquello que se esconde detrás de supuestos padres ejemplares

La obra teatral-musical  de Martín Rodríguez y Emiliano Dionisi, éxito de la cartelera porteña por varias temporadas, tendrá desde este fin de semana una versión local con las actuaciones de Mariano Rey y Maru De Rosa, y dirección y puesta en escena de Federico Piazza


Lo que no se puede nombrar, lo no dicho, lo atroz, doloroso, confuso e inexplicable es lo que se dirime detrás de algunos velos en Los Monstruos, la premiada obra teatral-musical porteña estrenada hace algunos años con los protagónicos de Natalia Cociuffo y Mariano Chiesa, con letra y música de Martín Rodríguez y dramaturgia y dirección de Emiliano Dionisi, que desde este fin de semana tendrá una imperdible versión local, con las actuaciones de Mariano Rey y Maru De Rosa, y la dirección y puesta en escena de Federico Piazza.

Los Monstruos es un musical atípico que agrupa sólo ocho canciones, y que en todos los casos aparecen en un contexto dramático que transita con éxito el delicado equilibrio que requiere el género. En ese marco, Claudio (Mariano Rey) y Sandra (Maru De Rosa) saben que sus hijos tienen cualidades únicas que los separan de la media. Ellos son especiales, o quizás no lo sean tanto. Pero es cierto que tuvieron algunos problemas de conducta, que no hacen amigos fácilmente en su vida cotidiana y en el colegio, y que casi nunca los invitan a los cumpleaños de sus compañeros y compañeras. De hecho, sólo un buen padre sabe proteger a su hijo de un mundo monstruoso, o quizás tampoco sea así, y detrás de esos supuestos padres ejemplares y presentes se escondan los verdaderos monstruos.

De este modo, la propuesta, lejos de abordar cualquier posibilidad de respuesta, arroja en la platea una serie de interrogantes como por ejemplo qué cosas aparentemente inocentes pueden resultar monstruosas en la crianza y educación de los hijos, qué pasa cuando alguno de los niños es un “monstruo” en potencia, si es posible ser objetivo con los hijos propios y la culpa de ciertos acontecimientos la tendrán siempre los demás y si por lo mismo siempre se vuelve más sencillo buscar afuera el disparador de conflictos y problemas que en las relaciones intrafamiliares.

“Hacer la versión rosarina de Los Monstruos es una idea y una propuesta de Fede Piazza, junto con la producción de Nicolás Vaiana”, dijo a El Ciudadano Maru De Rosa, actriz y cantante de destacada trayectoria en la escena local, que de este modo se prueba con un gran protagónico.

En el mismo sentido, Piazza sumó: “Todos mis trabajos de dirección tienen algo de musical aunque no lo sean, mi primer trabajo que fue una versión de La Metamorfosis de Kafka; tenía un plano sonoro y un ritmo casi musical. Así  sucedió con Maraton de Ricardo Monti, que es una obra donde todo el tiempo bailan y se escucha música, aunque es una obra puramente de teatro y muy clásica. También una obra de Daniel Dalmaroni (Como blanca diosa) que era casi un homenaje a Sandro, empapada de la historia y la música de Sandro que está en el inconsciente colectivo argentino. La más reciente, una obra inspirada en Lorca, con canciones de Lorca (Cuando se apague el silencio de la noche). Todos mis trabajos están enmarcados en la música. Anterior a éste fue Lo quiero ya, que fue el primer musical, que son más obras de teatro, y eso es lo que me lleva a elegirlas, porque en realidad son obras de teatro con música. Me pasó lo mismo cuando vi Los Monstruos hace muchos años: me impactó tremendamente porque se mete con tópicos que no están usualmente en un musical donde todo es felicidad, están todos contentos y se ríen casi todo el tiempo”.

La obra aborda temas como los mandatos sociales y familiares, las frustraciones, los traumas infantiles y el bullying, derribando prejuicios acerca de qué tópicos son aptos para una comedia musical, y metiéndose así con los tabúes que rondan la maternidad y la paternidad que muchas veces son idealizados. Respecto de este tema, el director profundizó: “Los Monstruos es casi una tragedia familiar pero con música. Y eso es lo que la hace interesantísima a la hora de abordarla porque además esa música es lo que aliviana un poco algo que es tan denso de contar. La obra habla de los tabúes, porque nunca se habla del padecimiento de ser madre o padre. Pareciera que está mal visto, que ni siquiera se comenta y siempre se mantiene una fachada que a veces no es real. Y al mismo tiempo, aparecen los submundos que se viven en estas relaciones tan poderosas entre padre e hijo, madre e hija, que son relaciones de amor-odio. No son solamente relaciones empapadas de amor”.

El destacado director local también habló de su idea de puesta de cara a la poderosa e inmanente versión original: “No nos corrimos demasiado de la obra original; cuando dirijo estos formatos siempre intento mantener la esencia de la obra original. Obviamente son otros cuerpos, otra historia de cada actor o actriz y lo que sale es diferente en cada puesta”.

En el mismo sentido, Maru De Rosa aportó: “Yo no conocía la obra, no la vi ni en vivo ni grabada. Es algo que siento que es mejor para mí a la hora de pensar en componer un personaje. No haber visto lo que hacía, en este caso, la actriz de la versión original de la obra es mejor porque no sé si me hubiera salido no copiar y hubiera tenido fantasmas de su creación persiguiéndome (risas). Buscar mi propia Sandra sin conocer a la anterior, más allá de que aprendí las canciones de la obra escuchándola, fue un trabajo arduo pero muy interesante. Vamos a ver qué sucede a la hora de confrontarla con el público”.

La puesta, como todo musical, dosifica la actuación con las canciones, que ambos actores interpretarán en vivo: “Cantamos en vivo con las pistas de la obra original. Cuando comenzamos a ensayar Los Monstruos, las restricciones estaban más severas que en la actualidad y fue por eso que decidimos grupalmente que fuera de esa manera”, dijo la actriz.

Y sumó: “Yo no soy una artista de musical, mi compañero, Mariano Rey, sí tiene experiencia en el rubro. Pero yo me considero una actriz que canta. Por lo tanto, este es un desafío enorme a nivel artístico que me pone muy feliz de poder transitarlo, más allá del miedo o la incertidumbre que siempre aparece antes de un estreno”.

La actriz habló finalmente acerca de lo disruptiva que se vuelve la propuesta en relación con los nuevos tipos de familia, porque dirime sobre una forma de familia que pretende vender una imagen para el afuera que al mismo tiempo es un infierno en su interior. “Es una temática profunda y eterna: la relación entre madres, padres y sus hijes, lo que las instituciones proponen, lo que hacemos como familias para «ser parte de». Si bien, afortunadamente, de un tiempo a esta parte estamos hablando de nuevas formas de constituciones familiares, hay mandatos que se perpetúan de todas maneras y hay muchas familias aún como las de Sandra y Claudio.  Poder pensar también en una infancia no feliz, pero no relacionada con la pobreza o con la falta de oportunidades, sino con niñes que provienen de familias de clase media-alta, que por diversas razones no transitan infancias felices”.

Para agendar

La versión rosarina de Los Monstruos tendrá su estreno este sábado, a partir de las 21, en el Teatro Municipal La Comedia, de Mitre y Ricardone. Las entradas anticipadas tienen un costo de 650 pesos y están a la venta en la boletería del teatro en horarios habituales, dos horas antes de la función o bien a través del sitio http://1000tickets.com.ar.

Comentarios