Policiales

Tienen 23 y 17 años

Los detuvieron por un tiroteo y los buscaban por asesinato

Empezó con un joven que denunció ataque de otros dos a su casa desde una moto. Los apresaron enseguida y comprobaron que el rodado había sido robado hace un mes en un hecho en el que mataron a su dueño. Los imputados eran los mismos, y tenían pedido de captura


El aviso de un tiroteo permitió dar este miércoles con dos sospechosos de un asesinato perpetrado un mes antes. Un joven de 20 años llamó al 911 pasado el mediodía para denunciar que un muchacho, al que conoce y apodan Pechocho, le había baleado el frente de su casa desde una moto en la que iba con un acompañante. La Policía detuvo al rato a los dos señalados y, tras unas averiguaciones, saltó que al rodado en el que se movían lo habían robado y que en esa circunstancia mataron a su dueño, Pablo Javier Pereyra, de 45 años. En la causa abierta por ese crimen, estaban imputados y con pedido de captura los dos apresados tras la balacera.

El joven que habita la casa de Esquivel al 1300 denunció que dos personas en una moto Honda CG Titan llegaron hasta esa dirección y dispararon varias veces contra el frente. Dio más información: dijo que conocía a los agresores. A uno, agregó, lo apodan Pechocho. Agentes del Comando radioeléctrico comprobaron varios impactos de bala en la puerta de la vivienda y recogieron vainas servidas calibre 9 mm. El muchacho, presunta víctima de este hecho, no sufrió heridas.

Las derivaciones no tardaron en llegar. El aviso para buscar a los señalados como autores del ataque de este martes dio frutos. Los detuvieron pronto y cerca, en Pasaje 1357 al 2100, y los llevaron junto con la moto hasta la comisaría 10ª de Alberdi. Uno tiene 23 años y el otro es un menor de 17. En la seccional estaban asentadas actuaciones por un hecho de robo calificado del mismo rodado, seguido de homicidio, ocurrido el 4 de febrero último en calle Crespo al 2900. La víctima era Pablo Javier Pereyra, de 45 años. Y por ese caso, estaba vigente un pedido de captura de los dos sospechosos del hecho más reciente.

El fiscal de Homicidios Miguel Morena lleva adelante la investigación del crimen, y tras una consulta con él quedó comprobado que efectivamente los dos jóvenes detenidos por la balacera de este miércoles son los imputados por el asesinato de hace un mes. Pechocho, el mayor de los apresados, quedó alojado en la comisaría 10ª a disposición del juzgado y el menor, a cargo de la justicia de menores.

Si te gustó esta nota, compartila