Policiales

Firmado "La mente maestra"

Lo que faltaba: ¿una mafia que pide dinero por protección a carnicerías de Villa Gobernador Gálvez?

"Si no entregás la suma de $ 450.000 te vas a morir, hablamos en serio, sabemos todo de vos", es parte de uno de los mensajes recibidos en los comercios. Tiros al frente, quema de neumáticos, afectaron también a un súper asiático y una pollería en la misma zona


“Si no entregás la suma de $ 450.000 te vas a morir, hablamos en serio, sabemos todo de vos, esto no es nada. Vamos por tu hermano y tus sobrinos, ya es comunicado”. El texto, escrito a mano y desprolijo en un papel, está firmado “Atentamente” por “La mente maestra” y es parte de una saga que mete miedo a carniceros de Villa Gobernador Gálvez, blancos de varios ataques incendiarios y a balazos que suponen originados en alguien o en un grupo que busca extorsionarlos.

El último capítulo lo sufrió la carnicería “Don Valentino”, de calle Julio A. Roca e Intendente Andreu. En la madrugada de este martes dispararon al menos cuatro veces contra el frente, aunque no hubo heridos porque el local estaba cerrado.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

No es el único negocio que padeció ataques de similar tenor. Pero sí el que atravesó por dos. El jueves pasado, una persona vestida de blanco, como precisamente un carnicero, se acercó en una motocicleta de 110cc, acomodó un neumático cerca de la entrada y le prendió fuego. Escapó enseguida en el rodado, pero la acción quedó grabada por la cámara de videovigilancia de Don Valentino.

“Hoy nos encontramos con que nos balearon el frente, no sabemos por qué motivo, tampoco nos dejaron alguna nota como le ha pasado a varios comercios ya de la zona, la verdad no entendemos qué quieren”, relataron desconcertados los propietarios de esa carnicería al periodista Maxi Raimondi, de Telefé Rosario. En otras, colegas, que abren sus puertas a pocos metros, sí hubo mensajes de apriete que sospechan extorsivos. Son otros dos locales de venta de carne del barrio los que pasaron por lo mismo, o parecido. A uno de sus propietarios, comentaron habitantes de la zona a medios de comunicación, lo amenazaron personalmente para que entregue dinero.

“Este es el último mensaje, si no llama te vamos a cagar a tiros, q’ tu hermano llame”, fue otro mensaje, escrito a mano, con poca atención a la gramática y en una hoja con renglones, que dejaron en una carnicería cercana a Don Valentino.

Hace tres semanas, en la misma zona de la ciudad vecina a Rosario, una persona arrojó una bomba de humo contra el supermercado de propietarios asiáticos de calle Comandante Espora al 500. Un día después, como ocurrió con Don Valentino, dispararon sobre el frente. A media cuadra de allí, los vecinos aseguran que una pollería sufrió intimidaciones de parecido tenor.

 

Comentarios