Edición Impresa, Mundo

Lluvias en Río dejan unos 95 muertos

Hay alerta de deslizamientos de tierra a causa del temporal en la zona de morros.

El caos y la tragedia se apoderaron ayer del estado brasileño de Río de Janeiro, en donde al menos 95 personas murieron a causa de intensas lluvias que comenzaron el lunes y que paralizaron por completo la capital estatal, informó la Defensa Civil.

Los muertos se distribuyen entre las ciudades de Río de Janeiro, Niteroi, una ciudad satélite unida a Río por un puente, clausurado por el viento, Sao Gonçalo y la suburbana ciudad de Nilópolis, en un estado con 16 millones de habitantes.

En la favela Morro das Mangueiras, al norte de Río, las imágenes aéreas de la televisión mostraban gente pidiendo socorro desde las terrazas de edificios precarios de tres o cuatro pisos, que quedaron al borde de un precipicio debido a un gigantesco deslizamiento. “Esas personas están cometiendo casi un suicidio; es una irresponsabilidad que permanezcan allí”, comentó a viva voz el gobernador del estado de Río, Sergio Cabral, a la televisión Globo que mostraba las imágenes de los residentes agitando ropa y tarros de plástico en demanda de ayuda. Cabral pidió a esas personas que busquen resguardo en casas de parientes o en gimnasios de la alcaldía. Según los servicios meteorológicos citados por la televisión local, en el barrio de Sumaré, cercano al Corcovado donde se erige la estatua del Cristo Redentor, símbolo de Río, las precipitaciones alcanzaron hasta 270 milímetros, el doble de lo que se registra en promedio en todo un mes de abril.

El alcalde de Río, Eduardo Paes, recomendó a los habitantes evitar salir de casa y no intentar llegar al centro de la ciudad, toda vez que los principales túneles que conectan las zonas norte y sur están inundados y bloqueados por autos. Consultado sobre la posibilidad de nuevas obras para mitigar los efectos de las lluvias, el funcionario dijo que “difícilmente una obra dé abasto” en situaciones como la actual.

El presidente brasileño, Lula da Silva, quien se encontraba en la ciudad para inaugurar obras en favelas, suspendió las ceremonias y criticó la construcción de viviendas en zonas de riesgo en Río, la ciudad que será sede de los Juegos Olímpicos de 2016 y que tiene un enorme desafío de infraestructura por delante.

La consultora climática Climatempo lanzó una alerta sobre riesgo de deslizamientos de tierra a causa de la lluvia, debido a que los suelos tienen su capacidad de retención de agua totalmente superada.

Comentarios