Edición Impresa, Política

Al horno

Litoral Gas quiere suba del 31%

Es el aumento que la empresa planteó que debe regir desde enero próximo, en una audiencia pública que se realizó ayer en la capital provincial convocada por el Enargás. En ese marco, vocero pidió un incremento diferenciado según el tipo de cliente.


La empresa Litoral Gas planteó un aumento del 31%, desde enero, para usuarios residenciales, y del 28% para pymes. Fue en una audiencia pública desarrollada ayer en la ciudad de Santa Fe, convocada por el Ente Nacional Regulador del Gas (Enargás) y de la que participaron, además de Litoral Gas, las firmas Transportadora de Gas del Norte, Gasnea y Redengas.

La audiencia pública en la que se discutió el aumento de la tarifa de gas natural abarcó a las empresas distribuidoras del centro, norte y oeste del país. En la sede de la Universidad Tecnológica Nacional Regional Santa Fe debatieron usuarios, funcionarios y representantes de las empresas acerca del precio del transporte y la distribución del gas por red para los próximos cinco años. En el caso de Santa Fe, Litoral Gas pidió un incremento diferenciado según el tipo de cliente.

El vocero de la empresa fue su gerente comercial, Leonardo Carrero, quien justificó la suba de tarifas por las obras de expansión que necesita realizar la empresa para mejorar el servicio. Al momento de informar el impacto del aumento en el bolsillo del usuario, el directivo puso el siguiente ejemplo: un cliente residencial con un consumo promedio que hoy paga 408 pesos pasará a pagar el año próximo 549 pesos. De esa diferencia de 141 pesos, 100 irían para la distribuidora y el resto al pago de impuestos.

Según el gerente de Litoral Gas, las tarifas llevan congeladas casi 15 años, la inflación acumulada en ese lapso fue del 1.000% y el número de clientes aumentó un 150%. Por ese motivo, se hicieron inversiones en un nivel mínimo “para garantizar la seguridad y la operatividad del servicio”, según Carrero.

Exigirán obras

En la audiencia, la secretaria de Estado de la Energía, Verónica Geese, adelantó que “la provincia le exigirá a Litoral Gas las obras más urgentes, sobre todo en la zona de Rosario”, pero aclaró que es el Enargás quien “debe determinar hasta dónde permite que estas obras impacten en la tarifa”.

Según Geese, la prioridad es la extensión del servicio en las localidades que ya tienen gas de red, y recién después llevar gas natural a las poblaciones que aún no accedieron al servicio. “No puede pensarse en ampliar la zona de actuación de Litoral Gas con más localidades si antes no cubre la demanda potencial de las poblaciones servidas”, reclamó la funcionaria del gobierno provincial.

Lamberto adelantó un no

Por su parte, el defensor del Pueblo Raúl Lamberto dijo que Enargás no debe aceptar la propuesta de Litoral Gas tal como fue formulada y aseguró que “toda programación de cuadros tarifarios debe tener presente de manera insoslayable la situación socioeconómica de los usuarios”.

“Enargás no debe aceptar la propuesta de aumento en los términos formulados porque las tarifas no serán ni accesibles, ni razonables, ni proporcionadas”. En cambio, Lamberto pidió que se realicen análisis integrales “de la propia concesión” del servicio y además que se tengan en cuenta “el costo de vida y las políticas salariales”.

“Insistimos en que toda programación de cuadros tarifarios, como lo estableciera la Corte Suprema de Justicia de la Nación en el fallo Cepis, debe tener presente de manera insoslayable la situación socioeconómica de los usuarios, que la verdadera proporcionalidad, gradualidad y razonabilidad de las tarifas se dará siempre que se tenga en miras las subas de todas las tarifas de los servicios públicos y de los precios generales de la economía y, además, la recuperación de los ingresos del usuario, quien es un solo sujeto que debe afrontar la totalidad de estos gastos”, sostuvo Lamberto.

En particular, el defensor del Pueblo se quejó del plan “muy reducido” de obras que propone la empresa “que sólo se compromete a realizar con la condición de que se acepte todo lo que la empresa exige”. Y agregó: “La concesionaria pretende obtener financiamiento con el dinero de sus usuarios, siendo que lo correcto es que una empresa privada debe procurarlo por mecanismos propios de un actividad empresarial”.

Comentarios