Edición Impresa, Política

Armado electoral

Lifschitz toma distancia de un acuerdo con el peronismo

El gobernador consideró que “se pueden sumar otros actores” al Frente Progresista, pero descartó alianza con el PJ.


La semana pasada, fuentes del socialismo y del peronismo admitieron en público, por primera vez, la posibilidad de un acuerdo electoral para las intermedias de octubre. Este lunes el gobernador Miguel Lifschitz se refirió al tema y, si bien admitió que “se puedan sumar otros actores” a la coalición que comparten con los radicales, le bajó el tono al tema: “Estamos en tiempos de muchas apreciaciones personales, de trascendidos, de rumores”.

Lifschitz fue tajante en un punto: no sumará nuevos actores a la gestión del gobierno. Pero dejó abierta la posibilidad de un entendimiento electoral con sectores que hoy no forman parte del Frente Progresista.

Los primeros en plantear en público el tema fueron el senador del PJ Armando Traferri y el diputado socialista Eduardo Di Pollina. Traferri le dijo al diario digital Conclusión que “el peronismo está más cerca del socialismo que del PRO”. Di Pollina confirmó en la edición de ayer de Rosario/12 que el socialismo estudia “un nuevo formato de frente” debido a la “nueva realidad política” y que su partido está dialogando con “diferentes sectores, siempre sobre la base de un esquema progresista, de una izquierda democrática: sectores de la provincia, gremios, organizaciones sociales, sectores del PJ con los que tranquilamente podemos llegar a un entendimiento para construir un frente amplio sobre la base de un programa progresista”.

“Fidelidad con el votante”

El gobernador Lifschitz participó de un acto, en Santa Fe, con el intendente y jefe de la UCR nacional José Corral. Allí, el mandatario socialista le puso paños fríos a la cuestión: “Nosotros tenemos claramente un compromiso de gestión, un compromiso de gobierno en el marco del Frente Progresista. Nos hemos presentado a elecciones con un armado electoral que integran ocho partidos y vamos a terminar nuestro gobierno de la misma manera, siendo fieles a nuestros votantes y a los santafesinos que confían en nosotros, en un marco de ideas que hemos exhibido durante el proceso electoral y que hoy estamos llevando adelante desde la gestión de gobierno”.

En dialogo con la prensa santafesina, Lifschitz dejó en claro que no se descarta ningún escenario para las elecciones de octubre: “Aspiramos a que el Frente Progresista se sostenga en su estructura fundamental porque es un armado que lleva muchos años de acumulación, de construcción; obviamente esto no excluye la posibilidad de que se puedan sumar otros actores: independientes, de la sociedad civil, de algún otro sector político, pero sobre la base de lo que es hoy el Frente Progresista Cívico y Social”.

A dos puntas

En cambio, el santafesino José Corral descartó de plano que el peronismo se pueda sumar al Frente Progresista. El líder radical ratificó que su espacio seguirá dentro de Cambiemos en el plano nacional, pero evitó fijar postura sobre las negociaciones que lleva adelante el socialismo en la provincia: “No corresponde que uno les diga a los otros partidos qué es lo que tienen que hacer, cada uno toma sus decisiones. A nosotros nos parece que ha habido un cambio importante en el país y eso tiene que ser una referencia. Tenemos claro que hay que apoyar este cambio”.

Comentarios