Política

Por una nueva Constitución

Lifschitz: “El futuro es posible si es ecológico y feminista

El proyecto de reforma de la carta Magna santafesina que propone el gobierno provincial plantea la necesidad de plasmar la paridad para los cargos políticos e incorpora la perspectiva de género.


En su discurso ante la Asamblea Legislativa, el 1º de mayo, el gobernador Miguel Lifschitz se pronunció a favor de una Constitución “feminista” al momento de justificar la necesidad de actualizar la Carta Magna de la provincia, cuya última reforma fue en 1962.

“Estamos asistiendo a una verdadera revolución de las mujeres, una revolución silenciosa pero de imprevisibles consecuencias sociales y políticas. La paridad en las listas no puede seguir esperando. Estamos atrás de la legislación nacional y de varias provincias. El futuro solo es posible si es ecológico, si es inclusivo y si es feminista”, señaló Lifschitz ante los senadores y los diputados.

Por estos días se discute la ley de Paridad de Género en la Cámara de Diputados de la provincia. La comisión de Asuntos Constitucionales se comprometió a darle dictamen antes de fin de mes para poder tratarla en el recinto. Para las integrantes de la Mesa Mujeres por la Paridad, que impulsan el proyecto, no hace falta esperar una reforma de la Constitución para establecer la paridad de género en las listas de candidatos para las elecciones provinciales.

No obstante, el gobierno incluyó el tema dentro de los puntos a debatir en el caso de que se habilite la reforma de la Constitución. La idea es que, con o sin ley, la paridad tenga rango constitucional.

 

Paridad de género

El proyecto de reforma constitucional establece la paridad de género para las listas de diputados provinciales, senadores, concejales y comisiones comunales. También se postula la representación igualitaria entre varones y mujeres para la distribución de bancas en la conformación de las listas de candidatos de convencionales constituyentes.

Para el abogado constitucionalista Domingo Rondina, crítico del proyecto, la paridad debe establecerse por ley para evitar la “petrificación constitucional” de ese principio: “Hay que recordar que la Constitución provincial (de 1962) fue una de las pioneras en reconocer a la mujer como sujeto de especial tutela constitucional, obligando al legislador local a establecer dentro de sus competencias una legislación especial protectoria. En todo caso, será la misma provincia la que se encuentra en mora en esta materia al no dictar una ley que contemple los nuevos reclamos del colectivo de mujeres”.

“Estoy totalmente a favor de la paridad y totalmente en contra de su cristalización constitucional, porque como sostiene la doctrina constitucional desde la invención de las medidas de discriminación positiva, éstas deben ser siempre temporales (20 o 30 años), actuando como shocks culturales, para luego verificar si la sociedad modificó la conducta y retirar entonces la medida”, agregó Rondina.

“Fijar la paridad constitucionalmente es impedir la incorporación positiva de otras minorías que resulte necesario favorecer en otros momentos históricos. Los cupos de discapacitados, transexuales, pueblos originarios, que se prevén en otros países, deben poderse incorporarse a través de la Legislatura, sin que esto sea impedido por un cupo ya establecido que no dejaría margen para la incorporación de otros cupos a futuro”.

Para zanjar ese inconveniente, el proyecto de reforma constitucional del Poder Ejecutivo incorpora el sistema de enmiendas para que se pueda reformar un determinado artículo de la Constitución con mayorías especiales de la Legislatura, sin necesidad de convocar a una convención reformadora. Para ello, las enmiendas deberán ser sometidas a consulta popular para su entrada en vigor.

Otro de los inconvenientes señalados por Rondina es la aplicación del criterio de paridad en la elección de senadores, teniendo en cuenta que esa categoría tiene un solo candidato titular y un suplente: “El problema reside en entender cómo piensan asegurar la paridad de senadores. Porque la paridad debe ser real, en las bancas, no solamente en las listas. Y debe ser sobre los titulares, sino las mujeres solamente serían suplentes”.

“Quizás para asegurar la paridad debamos llevar a dos los senadores por departamento, o a tres asegurando representación de la segunda lista más votada, como es a nivel nacional. En ese caso crecería mucho la cantidad de senadores, lo que haría necesario también incrementar la cantidad de diputados para mantener las proporciones tradicionalmente admitidas. Por como está redactada la cláusula, la única opción es que la convención imponga un sistema por el cual haya al menos dos candidatos titulares en las listas de senadores. Cualquier otra redacción implicaría incumplimiento de lo ordenado”, observó Rondina.

 

Perspectiva de género

Además de la paridad, el proyecto de reforma de la Constitución provincial apunta a la incorporación de la perspectiva de género en el diseño, ejecución y producción de políticas públicas en todas las áreas de organización y funcionamiento del Estado. Y de nuevos derechos y garantías orientados a adecuar la Constitución provincial a la Constitución Nacional y a los tratados internacionales de derechos humanos. En ese sentido, quedarán expresamente estipulados en el texto constitucional la eliminación de toda discriminación contra la mujer, el derecho a la diversidad sexual y los derechos sexuales y reproductivos.

Durante el proceso previo al envío del proyecto a la Legislatura, se realizaron distintas actividades para definir el perfil de la reforma en materia de género. En Rosario, se desarrolló la jornada “perspectiva de género en la nueva Constitución de Santa Fe. Por una Constitución igualitaria”, con la participación de la investigadora de la UBA Diana Maffía.

El director de Reforma Política y Constitucional de la provincia, Oscar Blando, consultó al subsecretario de Diversidad Sexual del Ministerio de Desarrollo Social, Esteban Paulón, para sumar al debate de la reforma, en el capítulo de educación pública, la temática de la educación sexual integral. También fueron consultados los especialistas Natalia Milanesio, historiadora sobre Educación Sexual, y Walter Barbatto, médico especialista en sexología.

Si te gustó esta nota, compartila

Comentarios

Te invitamos a comentar y a debatir. Esta es un área abierta al intercambio de ideas. Nos reservamos el derecho de eliminar un comentario si su contenido es fóbico (basado en conceptos de raza, orientación sexual, nacionalidad, religión, género, etc.), o se entiende como una amenaza o un ataque personal hacia otro comentarista o hacia alguna otra persona vinculada. Cualquier mensaje que consideremos que no contribuye a la discusión abierta, respetuosa o participativa será eliminado.