Región

Al borde

“Las tarifas hacen peligrar todo lo que hemos conseguido”

La recuperada Madygraf debe afrontar más de 1.000.000 de pesos de luz y 600.000 de agua. Están en riesgo 150 puestos de trabajo, y además la Escuela de Oficios y la Juegoteca que fundó y mantiene la cooperativa


Las trabajadoras y trabajadores de la Cooperativa Madygraf, (ex Donnelley), realizaron este sábado una protesta sobre la colectora de la ruta Panamericana, con corte incluido, en la localidad bonaerense de Garín.  Los manifestantes se ubicaron frente a la fábrica para reclamar una “solución a los aumentos de tarifas que golpean a las cooperativas obligándolas a pagar cifras millonarias”.

En ese marco, Gendarmería montó un fuerte operativo preventivo de seguridad ante la posibilidad de que los manifestantes intentaran un corte de ruta.

“En este momento las empresas de energía exigen pagos mayores al millón de pesos mensuales, lo cual significa que cada trabajador debería resignar para ello 7.500 pesos por mes”, denunciaron los manifestantes a través de un comunicado.

En efecto, la última factura de luz supera con holgura el millón de pesos y la de agua no se queda atrás: $ 600.000.

Es preciso recordar que la cooperativa Madygraf  se constituyó como empresa recuperada frente al cierre de la ex Donnelley, en 2014, y de ese modo  se preservaron los puestos de trabajo e incorporaron nuevos trabajadores, que en la actualidad tiene una dotación de 150 trabajadores, al tiempo que se mantuvo el funcionamiento y preservación de la maquinaria.

“Logramos la expropiación de la empresa y pusimos en pie una Juegoteca donde van los hijos de las trabajadoras y trabajadores y una Escuela de Oficios donde participan vecinos y vecinas de la zona. Sin embargo las tarifas hacen peligrar todo lo que hemos conseguido en base a un esfuerzo enorme”, lamentaron los responsables de la cooperativa. Puntualmente, reclamaron al gobierno bonaerense una “solución urgente” a la suba de tarifas.

Además del tarifazo, los trabajadores señalaron que se le sumaron el fuerte incremento en el costo de los insumos necesarios y la caída del consumo, lo constituye en una mezcla letal para el futuro de la empresa. “El resultado de esta situación es que en 2018 estamos cobrando menos que el año pasado”, remarcaron.

En un comunicado los trabajadores de la Cooperativa Madygraf repasaron: “Hace cuatro años que funcionamos como cooperativa y así pudimos defender nuestro lugar de trabajo, pero con estos costos y la baja de producción se hace imposible continuar, por eso pusimos carteles en la puerta de la fábrica y estamos concientizando a la población”.

“Frente a la falta de respuesta, hemos decidido nuevamente salir a las calles para hacer público nuestro reclamo y exigir una respuesta inmediata”, agregaron.

Se entiende, los reclamos están sustentados por aplicación de políticas públicas que no responden a resolver la problemática del trabajo en general y de las empresas recuperadas en particular. Y en este caso hay un destinario más que claro: La gobernadora María Eugenia Vidal a quien se le realizaron varios planteos. Hasta ahora, sin respuestas.

Si te gustó esta nota, compartila

Comentarios