Ciudad, Edición Impresa

quieren retirar los coches las seccionales

Las comisarías, libres de autos

En breve se pondrá en marcha una iniciativa que permitirá el traslado de vehículos incautados que se encuentran frente a las dependencias del distrito Centro. La medida busca evitar las molestias que hoy se generan a vecinos de las seccionales.


Funcionarios municipales y provinciales firmaron un convenio que permitirá el traslado de autos incautados en procedimientos policiales o judiciales que se encuentren estacionados frente a las comisarías. La medida, que por ahora se inicia en seccionales del distrito Centro, responde a un histórico pedido de vecinos que habitan en cercanías de esas dependencias, quienes denuncian las molestias, problemas en el tránsito, y estado de abandono y suciedad que generan los rodados.

El acuerdo fue suscripto ayer por la intendenta Mónica Fein, el ministro de Seguridad Maximiliano Pullaro, el fiscal Regional, Jorge Baclini y el jefe de la Policía de Santa Fe, José Luis Amaya.

Con la iniciativa se dará inicio   a un “Plan Piloto” que en una primera etapa incluye a las seccionales del  distrito Centro. Es decir, en las jurisdicciones de las comisarías 1ª, 2ª, 3ª, 4ª, 5ª, 6ª y 7ª.

La idea luego es seguir desarrollando los cambios en forma progresiva en el resto de las dependencias en base a un cronograma ya establecido.

El convenio rubricado establece que cuando un vehículo sea secuestrado como elemento probatorio o deba ser objeto de peritajes, el destino será el depósito judicial. En tanto, si no requiere, será puesto a disposición de la Dirección de Tránsito municipal. Las comisarías en ningún caso serán ya el destino.

Según distintas estimaciones,  frente a comisarías rosarinas hay unos 250 autos bajo caución judicial.

La intendenta saludó la concreción de este acuerdo y afirmó que el mismo posibilitará “que las comisarías no se conviertan en depósitos de autos que deben ser custodiados, que generan estacionamientos en doble fila, perjudican a vecinos y al ordenamiento de la ciudad”.

“Esto significó la revisión de procesos internos que debían hacerse y permitirá que en esta acción piloto en el área central no tengamos más autos enfrente de cada comisaría”, destacó.

“Y esto no es un hecho aislado”, continuó Fein, y enumeró las acciones que realizan junto al Ministerio de Seguridad y el Ministerio Público de la Acusación “en el análisis y actuación de la problemática de la ciudad”, a la par que rescató “la predisposición permanente y el trabajo conjunto y articulado que realizan estas instituciones del Estado que dará una respuesta a esta problemática compleja, como son las situaciones de violencia que ocurren en la ciudad”.

La titular del Ejecutivo local concluyó: “Vamos a seguir siendo parte activa de este proceso, como lo hacemos habitualmente en las reuniones que mantenemos municipio, provincia y Justicia”.

Por su parte, el ministro Pullaro explicó de qué manera vienen trabajando para mejorar el funcionamiento y la operatoria de la provincia de Santa Fe, y sumó algunos cambios: “Empezamos el año pasado a patrullar con el sistema de cuadrantes, haciendo así más eficiente el sistema del 911”, aseguró y agregó: “Este convenio es un avance más del sistema de seguridad que, cuando termine la gestión de Miguel Lifschitz, se verá plasmado en las grandes estaciones policiales que vamos a tener en cada uno de los distritos de la ciudad”.

El funcionario manifestó que, como resultado de este acuerdo, “se sacarán autos que estaban fuera de las comisarías y tirados por años allí”, mientras rememoró que “el año pasado se sacaron muchos autos pero, como no había un protocolo, a los pocos días esos destacamentos se volvían a llenar de vehículos y los vecinos no lo podían percibir”.

También anticipó que en breve se compactarán en Rosario cerca de 4 mil vehículos que están en depósitos de la Policía.

Vieja demanda

Con la iniciativa se comienza  de a poco responder a una vieja demanda de vecinos que habitan cerca de las seccionales, quienes vienen denunciando los problemas en el tránsito y suciedad que se genera con los autos abandonados frente a sus viviendas.

De hecho, el Concejo se hizo eco y aprobó en 2014 un pedido de informe al Ejecutivo para que solicite al gobierno provincial el retito de los vehículos, algo que al fin se llevará a cabo.

Comentarios