Conciertos, Edición Impresa, Espectáculos

show en clásico formato peña

La Semilla y sus Narices despide el año con concierto especial

El show, que apuesta al formato de peña, convocará a bandas y solistas invitados y se llevará a cabo este sábado, desde las 22, en el Club Unión Americana (Brassey y Colombres).


Se va el 2016 y para cerrar con fiesta, alegría y conciencia social, La Semilla y sus Narices prepara el último concierto del año donde sonarán las canciones de toda su carrera. El show, que apuesta al formato de peña, convocará a bandas y solistas invitados y se llevará a cabo este sábado, desde las 22, en el Club Unión Americana (Brassey y Colombres).

La banda siente una especial atracción por ese club, lugar de reuniones sociales que aglutina la vida cultural de la zona. “Es el club de nuestro barrio, del cual somos socios y simpatizantes; sabemos que llevar allá el recital es una apuesta difícil porque el circuito cultural se acumula en el centro pero la historia marca que, en esos espacios, la cultura se mueve y la gente tiene acceso a un espectáculo a pocas cuadras de su casa”, opinó Joaquín Arce, líder de la banda, en diálogo con El Ciudadano.

La banda nació en la primavera de 2006 como un grupo de amigos que se juntaban para hacer música. Con los años, la formación fue entendiendo que una banda no sólo hace música sino un trabajo comprometido y unido.

En sus recitales en vivo, se pone de manifiesto el sentir de una fiesta pero con conciencia, una fiesta que no escapa a la realidad y se permite una lectura crítica y social. “Creemos que sin conciencia no hay celebración porque esa fiesta sería vacía. Una cosa no está separada de la otra y se pueden expresar situaciones frente a las que nos sentimos conmovidos. Son situaciones que plasmamos en canciones y a través de la simbología de la banda”, destacó el músico, al tiempo que reconoció que eso se combina “con una energía fluyendo en el lugar, que tiene que ver con la música, y una opción de sentirte parte de una movida, de una fiesta”.

El tiempo y el crecimiento del grupo, que en 2017 celebrará una década de vida, hicieron posible el deseo de organizar sus propios recitales autogestionados bajo el nombre de “Peña Semillera”. Con esta forma de organizarse, La Semilla encontró un nuevo camino por el cual siguieron sus discos y su forma de moverse hasta el día de hoy.

“Bandas como Farolitos, Perro Suizo y nosotros, por citar sólo algunas, somos parte de una generación que adoptó este formato y eso tiene que ver con pertenecer a barrios que no son céntricos y donde tenemos un club en común”, opinó Arce.

Consultado sobre lo que estarán mostrando en el último recital del año, el músico contó que presentarán el último disco, Esperando el grito. “El año pasado, en el club Sportivo América, metimos mil personas en lo que fue un concierto histórico. Seguimos mostrando esas canciones a las que creemos que todavía les falta tiempo de sonar”.

Una de las características de las presentaciones de la banda es sumar amigos a sus conciertos. En este caso, serán de la partida Durban Poison, Agua Dulce, Mamita Peyote y solistas como Marcos Migoni (Farolitos). “Siempre, la idea es abrir y compartir ese escenario para que sea una verdadera fiesta”, indicó el líder de La Semilla.

Década ganada y celebración

Para 2017, año en el que La Semilla festejará sus primeros diez años de vida, la banda prepara un mega recital que, según contó Arce, “pretende tirar la casa por la ventana; será lo más importante del año. Ahí invitaremos a muchos amigos artistas a tocar junto a nosotros”.

Pero además, para cumplir con lo que sus seguidores les demandan, la banda comenzará a diagramar las canciones de un nuevo material de estudio: “Empezaremos a pensar las canciones que hoy nuestro público exige; queremos arrancar con eso porque hacer canciones es el motor de nuestros sueños”.

Comentarios