Coronavirus, Gremiales

Sueldos congelados

La provincia confirmó que no habrá paritarias mientras dure la pandemia del coronavirus

El secretario de Trabajo de la provincia, Juan Manuel Pusineri, ratificó que las negociaciones se retomarán “ni bien podamos salir de la pandemia”. Y dijo que en abril la recaudación cayó un 30% producto de la cuarentena. Sadop Rosario advierte “voluntad de ajuste” por parte del gobierno.


El gobierno provincial confirmó que no se reabrirán las paritarias del sector púbico mientras dure la pandemia del coronavirus, debido a la caída de la recaudación producto del parate económico por la cuarentena. Según indicaron desde la Casa Gris, en abril la provincia recaudó un 30% menos de lo previsto. Desde el sector gremial retrucaron que es una excusa para justificar una política de “congelamiento salarial” y hablaron de “voluntad de ajuste” por parte del gobierno de Omar Perotti.

Las paritarias de los estatales, los docentes y el personal de la salud seguirán cerradas. Lo confirmó este miércoles el secretario de Trabajo de la provincia, Juan Manuel Pusineri: “Ni bien podamos salir de la pandemia, de la situación crítica, se van a retomar las paritarias porque uno de los mayores intereses es la cuestión salarial y hoy el escenario tiene una complejidad muy grande”.

El funcionario provincial indicó que “la actividad del Estado está enfocada prácticamente en un 100% a atender la situación de pandemia” y agregó que “se están cerrando los números de la recaudación provincial en abril y hay una caída de 30%”. La semana pasada, el propio Pusineri había advertido sobre una merma de la recaudación en torno al 50%, pero ahora aclaró que la caída no fue tan drástica como se preveía.

En declaraciones a LT10, el secretario de Trabajo destacó que la Secretaría de Municipios y Comunas de la provincia está trabajando con la Federación de Sindicatos de Trabajadores Municipales (Festram) y con algunas ciudades y comunas que “no pueden hacer frente al pago de salarios”.

“Hay municipios como Fray Luis Beltrán, Pérez, Capitán Bermúdez, Santo Tomé o Coronda que están teniendo dificultades para el pago de haberes”, confirmó Pusineri. En ese sentido, dijo que el Estado provincial debe “atender esa asistencia a municipios, la cuestión sanitaria y social, mientras hay una caída muy importante de los recursos”.

 

Paritarias y coronavirus

Las tres paritarias provinciales (docentes, estatales y sector salud) comenzaron a mediados de febrero. Días más tarde los sindicatos municipales iniciaron sus propias negociaciones con los intendentes y presidentes comunales.

Las primeras ofertas salariares fueron rechazadas por los gremios; en el caso de los docentes, con dos paros de 48 horas. La provincia mejoró la primera propuesta, pero no hubo acercamiento entre las partes y, ya entrado marzo, estalló la crisis del coronavirus.

Si bien las negociaciones continuaron durante marzo, ya con el ciclo lectivo en marcha, no hubo acuerdo salarial y el 19 de ese mes el gobierno provincial resolvió en forma unilateral suspender todas las paritarias del sector público, una medida que alcanzó a docentes, estatales, municipales y profesionales de la salud. Al día siguiente el país entró en cuarentena y las negociaciones quedaron suspendidas oficialmente hasta nuevo aviso.

 

Malestar gremial

El secretario general de Sadop Rosario, Martín Lucero, opinó este martes que “hay una actitud desleal e irresponsable del Estado. Nosotros nos sentamos en la última reunión paritaria (el 19 de marzo), a las 12 del mediodía, después de que la ministra de Educación (Adriana Cantero) dijera a las 10 de la mañana que había una muy buena oferta para los docentes. Y el gobernador llamó desde Buenos Aires para suspender la paritaria y nunca más hubo un aumento de nada”.

En diálogo con El Ciudadano, Lucero señaló que “todas las declaraciones de los funcionarios del gobierno, que dicen que no va a haber paritarias hasta que pase la pandemia, lo único que hacen es empeorar la situación de la docencia santafesina. La inflación sigue creciendo, los alimentos siguen subiendo, los docentes están trabajando en sus casas a costa suya, pagándose internet, los abonos de teléfono y los elementos que usan para trabajar, entonces a lo único que llevan adelante estas políticas de congelamiento salarial del gobierno es a que cada vez los docentes sean más pobres”.

“Uno entiende la emergencia, pero es innegable que atrás también hay una voluntad de ajuste. Ofrecieron el 3% de aumento y no terminaron dando ni eso”, concluyó el líder de Sadop Rosario.

Comentarios