Coronavirus, Economía

Coronavirus y economía

La provincia dice que no hay plata para sueldos y el Frente Progresista salió al cruce

Por la caída de la recaudación, el gobierno de Perotti analiza aplicar cronograma de pago diferido. Para la oposición, hay fondos. “No podemos dar una respuesta concluyente, estamos haciendo todo lo posible para completar la grilla”, dijo el secretario de Trabajo


El gobierno de Omar Perotti estudia, entre otras alternativas, retrasar el pago de los sueldos del sector público del mes de abril ante la sostenida caída de la recaudación producto de las medidas restrictivas adoptadas para mitigar la pandemia del coronavirus.

“Se está haciendo lo imposible por completar el pago en forma total”, señaló este martes el secretario de Trabajo de la provincia, Juan Manuel Pusineri. “Hubo una asistencia de la Nación que llegó en su momento y el resto correspondería a la recaudación de la provincia. La dificultad radica en que la recaudación cayó estrepitosamente”.

No están claras, a esta altura, las cifras de la recaudación provincial. Según Pusineri, en abril la caída será del 50%. Un día antes, el ministro de Gestión Pública de la provincia Rubén Michlig había anticipado una caída del 40%. El primero en señalar el problema fue el ministro de Economía Walter Agosto, a mediados de mes, pero en aquel momento eligió no hacer proyecciones ni vaticinar porcentajes.

El problema viene de arrastre desde que comenzó la pandemia del coronavirus y la actividad económica quedó suspendida casi por completo. En marzo, que tuvo diez días de cuarentena obligatoria, la recaudación provincial cayó un 7,8% interanual; eso sumado a la merma de la coparticipación nacional, significó unos 4000 millones de pesos menos para las arcas provinciales.

Así las cosas, el delicado contexto económico hace que la provincia dependa en buena parte de la llegada de recursos frescos de la Nación para poder afrontar sus obligaciones más urgentes. El propio Agosto lo había planteado en su momento, cuando mencionó que el gobierno santafesino gestionaría ayuda del Tesoro Nacional y préstamos del Fondo Fiduciario para el Desarrollo Provincial.

El 9 de abril, ante la demanda generalizada de los gobernadores, la Nación lanzó el Programa para la Emergencia Financiera Provincial que incluye un total de 120 mil millones de pesos para distribuir entre las 24 jurisdicciones del país entre Aportes del Tesoro Nacional (ATN), por 60 mil millones, y el otorgamiento de préstamos canalizados a través del Fondo Fiduciario para el Desarrollo Provincial, también por 60 mil millones.

Los ATN se están repartiendo a través el Ministerio del Interior de la Nación entre las 24 provincias. El documento oficial del gobierno central indica que se asignará “mediante resolución el aporte correspondiente a cada jurisdicción participante, el que será distribuido en cuotas de acuerdo con los criterios que al efecto se establezcan”.

En tanto, los otros 60 mil millones de pesos serán transferidos por el Estado nacional al Fondo Fiduciario para el Desarrollo Provincial “con el fin de que este asista a las jurisdicciones provinciales que lo soliciten mediante el otorgamiento de préstamos”.

 

Una caída del 50%

Según indicó Pusineri este martes, “la caída de la recaudación en abril se va a situar en el orden del 50%, con lo cual el pago de haberes, que representa alrededor de 13 mil millones de pesos por mes, se está haciendo lo imposible por poder concretarlo”.

En ese sentido, el funcionario provincial afirmó que “una de las posibilidades” es retrasar el cronograma de pagos de los agentes públicos (tal como ocurrió en enero), pero aclaró que la decisión aún no está tomada: “Todavía está en análisis y estamos siguiendo muy de cerca los números. Al día de hoy no podemos dar una respuesta concluyente respecto de las formas, pero estamos haciendo todo lo posible para completar la grilla”.

En caso de que se utilice ese esquema, la provincia pagará en primer término los salarios más bajos y postergará para más adelante los sueldos más altos, tal como ocurrió en el primer mes de 2020, a pesar de las quejas y del malestar de los gremios del sector público.

 

Un problema común

El 14 de abril, el ministro Agosto puso el tema sobre la mesa. Ese día dijo que no estaba garantizado el pago de los sueldos en tiempo y forma: “No puedo asegurarlo; el gobierno está requiriendo fondos de financiamiento”, señaló en aquel momento el titular de la cartera económica, quien de todos modos agregó que “todos los esfuerzos están concentrados atender las demandas de recursos de las áreas de Salud y Desarrollo Social y para pagar los sueldos”.

Diez días después, el 23 de abril, el secretario de Trabajo de la provincia volvió sobre el tema y señaló que “el pago íntegro del mes de abril es una incógnita y no está asegurado” por motivo de la caída de la recaudación. Ese día, Pusineri recordó que “el conjunto de gobernadores le planteó a la Nación un esquema de financiamiento ordenado, es decir que de la emisión que realice la Nación se giren recursos para provincias para hacer frente a la planilla de sueldos”.

Este lunes, el secretario de Integración y Fortalecimiento Institucional de la provincia, José Luis Freyre, indicó que también los municipios y las comunas tienen problemas para reunir el dinero de los sueldos de abril y que por ese motivo los intendentes están gestionando ayuda ante la provincia: “Planteamos una serie de herramientas para poner a disposición de aquellos que tienen más urgencias”.

En medio de ese debate, incluso el propio gobernador Perotti había sugerido la posibilidad de que la Nación emita cuasimonedas para asistir a las provincias: una medida que estuvo en análisis, a pedido de los gobernadores y de algunos intendentes, pero que por el momento el presidente Alberto Fernández no está dispuesto a tomar.

 

“Irresponsables”

Desde el Frente Progresista, el líder de la bancada de diputados provinciales de la UCR, Maximiliano Pullaro, desmintió a los funcionarios de Perotti y afirmó que “para pagar abril y mayo, Santa Fe no tiene inconvenientes”.

Pullaro fue muy crítico sobre la forma en que el gobierno está manejando una cuestión tan sensible como el pago en tiempo y forma de los salarios. En ese sentido, dijo que las declaraciones del ministro Agosto son “irresponsables”.

En declaraciones al programa ATP, el ex ministro de Seguridad del gobierno de Miguel Lifschitz sostuvo: “Me llama la atención que Agosto diga que está en riesgo el pago de sueldos del sector público, es algo sumamente irresponsable. La provincia, si se extendiese esta situación, podría estar complicada, pero en estos momentos para pagar los meses de abril y mayo no tiene ningún inconveniente”.

Además, Pullaro recordó que a partir de la sanción de la Ley de Necesidad Pública, el pasado 31 de marzo a pedido del gobernador Perotti, ahora el Ejecutivo tiene más herramientas a su disposición, no solo para pagar los sueldos sino también para ampliar la asistencia social en plena crisis del coronavirus.

A partir de esa normativa, por la cual se declara el estado de emergencia en seis áreas del Estado provincial (incluida la emergencia económica), el gobierno de Perotti dispone de un esquema de financiamiento de 39 mil millones de pesos, a los cuales se suma la autorización para tomar deuda por otros 15 mil millones de pesos con el objetivo de atender los gatos más urgentes que demande la emergencia sanitaria por la pandemia del coronavirus.

El propio Pullaro recordó la importancia de esas dos leyes para las finanzas de la provincia y reclamó que el gobierno utilice esas herramientas en estos momentos de crisis. “Tuvimos reclamos de los beneficiarios de las pensiones de la Ley 5110 acerca de que los aportes que les hace la provincia son muy pocos y entendemos que se debe hacer un esfuerzo mayor y que el monto percibido pueda llegar a 15 mil pesos. Lo decimos desde un punto de vista razonable y entendiendo que el Estado provincial tiene las herramientas financieras para asistir a los sectores que la están pasando mal, también la Legislatura le dio las herramientas al gobernador para asistir a estos sectores”, concluyó el legislador radical.

Comentarios