El Hincha

Futsal

La Lepra volvió con un triunfo

En su regreso a los torneos de AFA, la Lepra superó en un partidazo a La Catedral por 4-3.


Sin dudas que el 2 de abril de 2018 quedará marcado a fuego en aquellos que algunas vez soñaron con la vuelta de Newell’s a los torneos de futsal de AFA luego de casi dos décadas ausente. Este lunes la Lepra tuvo el mejor arranque al vencer por 4-3 a La Catedral, en un encuentro válido por la primera fecha de la Primera D que se jugó en el estadio Claudio Newell.

El cotejo tuvo todos los condimentos para calificarlo como partidazo: goles, expulsiones, penal, sexta falta. Además, los dos equipos se brindaron de lleno a dar un buen espectáculo, una situación que aprobaron con nota ejemplar.

Los primeros veinte minutos de juego fueron muy parejos. El 1-1 del descanso lo pinta de cuerpo entero. Newell’s apostó por la rotación constante, con Martín Solzi como eje principal. Y en la primera ocasión clara que tuvo Martín Dorda sacó un remate cruzado de derecha para inflar la red rival.

La Catedral fue un equipo ordenado, que muchas veces trató bien la pelota y que, por momentos, abusó de la salida con el arquero Lamanna. De todas maneras el elenco de Hurlingham se las ingenió para hacer jugar al local incómodo. Y que aprovechó la caída involuntaria de Lautaro Marchín para que Juan Matías González Rossiez estampe el empate parcial.

Tras la igualdad visitante el trámite se hizo fraccionado y a diez minutos para el final Newell’s llegó a la sexta falta. En la ejecución de la misma se erigió la figura de Lisandro Valdano para ahogarle el grito de gol a Nicolás Medina.

El segundo tiempo tuvo al Rojinegro mucho más ordenado y ambicioso. Y esos dos factores lo llevaron a sacar dos goles de ventaja de forma muy rápida. Primero fue con otro derechazo cruzado de Dorda y luego con un remate del chileno Bernardo Araya, ante una mala salida del visitante.

Pero con el correr de los minutos la Lepra aflojó con la presión y dejó crecer a su rival. Araya vio la roja por tapar con la mano una pelota que tenía destino de red y La Catedral se puso a tiro del marcador con el gol de Verdesco de penal.

Newell’s no cerraba el partido y en cada avance de la visita la sensación era de empate. Y fue así que Lucas Cipolla capturó una pifia de Solzi para ajusticiar a Valdano.

En ese momento el partido se tornó frenético. La Catedral sufrió la expulsión de Bongiovanni a tres minutos del final del juego, pero el Rojinegro no lo supo aprovechar. Fue paciente, movió el balón en forma constante, pero nunca acertó el último pase.

Pasaron los dos minutos y la visita volvió a jugar con cinco. Y ahí el local, faltando 50 segundos para la chicharra final, logró inclinar la balanza a su favor. El héroe, en un día especial para todos, fue el capitán Lucas Testoni, que con un derechazo cruzado hizo estallar el estadio de alegría. Después Solzi ejecutó dos sextas faltas y encontró el caño derecho.

Debutar ganando siempre viene bien. Y la Lepra lo hizo en su regreso. Ante un equipo duro, como seguramente serán la mayoría en su zona. El camino es largo y este lunes se dio el primer paso de manera firme. Ahora es tiempo de disfrutar.

Si te gustó esta nota, compartila