Edición Impresa, Política

La jueza dejó al gobierno sin Fondo y a Redrado en su silla

María José Sarmiento pasó a “trámite ordinario” la disputa por las reservas. Así alargó los plazos procesales. Y la sangre no llegó al río

redrado

La jueza María José Sarmiento decidió pasar a trámite “ordinario” las acciones de amparo presentadas por la Coalición Cívica, el PRO y la UCR. De esa forma, se alteran los plazos previstos inicialmente para resolver las apelaciones presentadas por el gobierno contra las decisiones de suspender los efectos del decreto 09/2010, que creaba el Fondo del Bicentenario con reservas del Banco Central y desplazaba de la titularidad de ese organismo a Martín Redrado. La magistrada resolvió, ante las apelaciones presentadas por el gobierno, readaptar el trámite del expediente cautelar como un juicio ordinario, con lo que mantuvo vigentes sus fallos del viernes –es decir que Redrado sigue al frente de la autoridad monetaria y el gobierno está impedido de negociar la deuda con la garantía del Fondo del Bicentenario– y extendió los tiempos de la causa. Anoche el gobierno apeló la decisión de la jueza.

En una resolución de apenas diez líneas, la magistrada explicó que, atento a que la denominada “ley de Amparo” establece un plazo de 48 horas para conceder las apelaciones que interpuso el gobierno el fin de semana, y que llegaron al juzgado hoy a las 7.25, la causa pasaba a tramitar como juicio “ordinario”.

Ello implica que se modifiquen los plazos procesales, que se readecúen los reclamos de las partes y que la Coalición Cívica y el PRO, por un lado, y la UCR, por el otro, puedan tener vista y “contestar” los argumentos del gobierno para justificar los decretos de necesidad y urgencia: en el primero de ellos se dispuso, el pasado 15 de diciembre, la creación del Fondo del Bicentenario para pagar deuda con reservas –en lugar de contraer nuevos préstamos para cancelar los anteriores–; y, en el segundo, de este viernes, se removió a Redrado por “mal desempeño” de sus funciones por dilatar la constitución del mencionado Fondo.

El nuevo procedimiento podría llevar varios días, tal vez toda la semana, lapso durante el cual Redrado seguirá siendo el titular del BCRA y las reservas no podrán pasar al Fondo del Bicentenario.

Tampoco intervendría en lo inmediato la Cámara de Apelaciones en lo Contencioso Administrativo, donde el gobierno preveía que serían revocados los fallos de la jueza Sarmiento: es que la semana próxima cambiará la constitución de la Sala de Feria del tribunal, y el ingreso de dos juezas pone un signo de interrogación sobre qué resolverán ante los cuestionamientos del gobierno a los fallos de Sarmiento.

Así, mientras el juez federal Norberto Oyarbide (ver aparte) habilitaba la feria judicial y daba vista a la Fiscalía para que dictamine si corresponde iniciar una causa penal contra Redrado, a quien el gobierno denunció por “incumplimiento de los deberes de funcionario público”, Sarmiento lo plantaba en su cargo.

No obstante la decisión tomada ayer por la jueza Sarmiento –cuestionada por el Movimiento Ecuménico de Derechos Humanos de Mendoza, que remarcó que “debió inhibirse por ser hija de un militar que durante la dictadura trabajó en la Side”– es apelable también ante la Cámara, que podría revisarla y retornar en todo caso a la vía del amparo y el trámite sumarísimo.

De no ocurrir así, tanto la defensa de Redrado como el PRO y la Coalición Cívica podrán ahora opinar sobre las apelaciones del gobierno, ya que se les dará vista y tendrán cinco días hábiles de plazo para ello.

Empero, fuentes del tribunal ya advirtieron –en un posible guiño a la Rosada– que “no es frecuente” una decisión de este tipo, ya que cuando un recurso entra como amparo “suele tramitárselo como tal”, y que la decisión de la jueza “fue algo inusual”.

Comentarios