Edición Impresa, Espectáculos

En las bateas

La imprevisible carrera de Scraps

Después de 15 años de la edición de su último trabajo, la emblemática formación rosarina editó “Disco rayado (Loca carrera a la nada)”, un material que se presentará este domingo en Natural Mystic con entrada libre y gratuita.


Scraps volvió a las bateas. Después de 15 años de la edición de La noche del hombre invisible, el último material que firmaron, varios cambios de formación y una larga pausa, la histórica formación rosarina volvió a grabar. El nuevo material lleva el título Disco rayado (Loca carrera a la nada) y se presenta en la misma línea ska, funk, tango y rock que los anteriores, pero con nuevas composiciones o versiones y una mayor calidad de grabación.

“Es un disco que esta loco, chiflado y es imprevisible, no sabés con qué te va a salir”, resumió Vanyo, uno de los miembros históricos de esta banda que dio sus primeros pasos en los años 90.

El material tendrá su presentación oficial este domingo 1° de enero, a partir de las 18, en Natural Mystic (Eudoro Carrasco 2034). Con entrada libre y gratuita, la velada al aire libre será una excelente forma de hacer frente a la “resaca de fin de año al lado del río”, según dijo entre risas el guitarrista.

Disco rayado no es sólo un nuevo registro de Scraps, el cuarto de su cosecha, sino también la materialización de su regreso. “Después de La noche del hombre invisible pasaron muchas cosas”, relató Vanyo. “Tocamos muchísimo, incluso en el primer Cosquín Rock (2001). Para 2003, la crisis se llevó a la sección de vientos a vivir a España y no volvieron más. Ahí tratamos de armar un quinteto sin caños y salir a tocar. Hicimos un solo show y nos desbandamos”, reconoció.

La historia tiene un salto temporal a 2008, cuando Fernando Vercelli, actual e histórico vocalista de Scraps, se contactó con Vanyo para volver a tocar juntos. “El proyecto se llamaba Cóctel Real”, recordó. “Entré para tocar un poco pero con la idea de que no fuera Scraps. Con el tiempo, y nosotros tocando juntos, se volvió a transformar en Scraps”, reconoció, advirtiendo que aquellos músicos, los que grabaron el disco, no son los mismos que tocarán este domingo. “Hay una formación que grabó y otra que logró que el disco saliera”, aclaró.

Hoy Scraps son Vercelli (voz), Vanyo (guitarra y voz), Gus Cabreriso (bajo), Rosse Hernández Guiance (teclados), Flaco Talamonti (saxo), Sebastián Portaneri (trombón), Gustavo Fernández (trompeta) y Jorge “Turu” Flores (batería).

En 2010, la grabación del disco era inminente. “Queríamos hacerlo rápido, con toda la banda en vivo”, detalló el músico. Pero como la premisa era costearlo con el dinero obtenido en las presentaciones en vivo, se demoró. Producido íntegramente en Rosario, grabado por JP Sancho en el estudio El Dorado, con la mezcla y el mastering a cargo de Jorge Ojeda en InSitu, Disco rayado iba a salir sólo en formato digital hasta que “apareció la convocatoria de fomento del Inamu (Instituto Nacional de la Música) que ofrecía costear la gráfica o las copias físicas. Optamos por hacer mil CDs físicos”.

Esa edición, que ya está disponible en las principales disquerías rosarinas y podrá adquirirse en el show en vivo del domingo, tiene dos temas exclusivos. “Quería que tuviera un plus”, reconoció, puntualizando que los agregados son: “El tema del Negro Olmedo (cortina de No toca botón), «Attention Mesdames et Messieurs», con arreglos nuestros bastante particulares, y la cortina de Los Ángeles de Charly. Son dos temas de televisión, que es un poco la línea que subyace en Disco rayado”.

La carrera que nadie gana

“El disco cuenta una historia”, aseguró Vanyo. Y agregó: “Es una carrera que comienza con el anuncio de los competidores y continúa con separadores que marcan, entre los temas, el avance de ese recorrido”.

El puntapié inicial es la presentación original de Los autos locos, la serie estadounidense de dibujos animados de fines de los 60, y continúa con otros guiños televisivos como la risa del Guasón o fragmentos del tema de La Pantera Rosa. “Es una loca carrera a la nada que nadie va a ganar; como la vida misma”, lanzó.

Además, el título del material, “hace referencia a aquel disco que se rompió de tanto escucharlo. Es un homenaje a las discotecas, a la música que nos formó y nos hizo querer hacer lo que hacemos. Esos son los discos sobre los que estamos parados en el arte de tapa. También es un disco que esta loco, chiflado y es imprevisible, un disco que no sabés con qué te va a salir”.

Fiestas y conciertos

En los últimos años, se consolidó en Rosario un circuito joven de fiestas con música en vivo con formaciones de ska, reggae, rockabilly y cumbia. Una modalidad que Vanyo ve como “un retroceso”. “Lo veo como parte de la pérdida de la cultura de ir a ver un show que sea nada más que un show. Siempre buscamos que los shows tengan un elemento de fiesta, que la gente se pueda quedar a bailar, pero después. Hay muchos factores que pueden tener que ver con eso, uno puede ser el económico: la gente busca que una entrada le rinda toda la noche y no tener que pensar adónde ir después. También creo que es culpa de las bandas que durante años convocamos a las 10 de la noche y tocamos a las 3 de la mañana; la gente se puede haber cansado. Puede ser una combinación de esos factores”, opinó. Y sobre la actualidad musical, agregó: “También, y sin ir en contra de ningún género, la cumbia le ha ganado mucho lugar al rock en la nocturnidad de los más jóvenes. Además, el circuito es cada vez más chico y hay pocos lugares para tocar. La Municipalidad genera una serie de espacios donde se puede ir a tocar pero por fuera de eso queda poco”.

Comentarios