Ciudad, Edición Impresa

las autoridades de funes, de cambiemos, ausentes

La expropiación de la Quinta de Funes ya es un hecho


Con un acto encabezado por el ministro de Justicia y Derechos Humanos, Ricardo Silberstein, el gobierno provincial anunció este lunes la expropiación de la Quinta de Funes, nombre por el cual se conoció al centro clandestino de detención de la última dictadura cívico-militar en la localidad vecina a Rosario.

La construcción está en la intersección entre la ruta 9 y la calle San José. El proceso de expropiación comenzó en 2014, con una serie de ordenanzas del Concejo de Funes. La diputada provincial Alicia Gutiérrez había presentado un proyecto de ley por primera vez en en 2006, que en ese momento no se trató; no obstante, en 2015, fue presentado nuevamente y tuvo media sanción en Diputados.

Luego, el entonces vicegobernador Jorge Henn ingresó el proyecto en el Senado provincial y rápidamente fue aprobado por ambas cámaras de la Legislatura. La expropiación del predio de dos hectáreas ya es un hecho, que pertenecía a un privado y había sido alquilado por el gobierno de facto de Leopoldo Galtieri para usarlo como centro clandestino de detención.

Las autoridades de la Municipalidad de Funes –gobernada por León Barreto, de Cambiemos– no estuvieron

Del acto oficial del anuncio –hecho en la sede rosarina de Gobernación– participaron el secretario de Derechos Humanos de Santa Fe, Marcelo Trucco, el subsecretario Ramón Verón y militantes de organizaciones políticas y de derechos humanos. Las autoridades de la Municipalidad de Funes –gobernada por León Barreto, de Cambiemos– no estuvieron.

Para nosotros, la Justicia se construye a partir de los derechos humanos

El ministro Silberstein calificó la expropiación como un hecho de “importancia enorme” porque “no se puede vivir el presente si no se recuerda el pasado”.

“Cuando se dice que esto es un Ministerio de Justicia y Derechos Humanos significa que para nosotros la Justicia se construye a partir de los derechos humanos. No hay justicia verdadera, real, sin que se respeten los Derechos Humanos”, graficó el funcionario.

El militante funense de Unidad Popular Davo Rullo es uno de los autores del proyecto de expropiación de la Quinta de Funes. Dijo a El Ciudadano que ahora la provincia debe transformar el lugar en un centro de la memoria y construir una escuela secundaria técnica en el predio, que cuenta con dos hectáreas.

“La idea es que espacio para la memoria funcione también como centro cultural, no solo como un museo estático”, expresó Rullo.

En el mismo sentido se expresó el concejal de Rosario Eduardo Toniolli, cuyo padre estuvo detenido en la Quinta de Funes. “Es importante que este y cada uno de los espacios que fueron centros clandestinos de detención puedan ser utilizados como ámbitos de memoria. Pero hablando en un sentido amplio, no sólo como un museo, sino como un lugar donde se puedan llevar adelante iniciativas educativas donde el protagonismo del presente también sea importante”, aseguró el edil a El Ciudadano.

Comentarios