Ciudad, Edición Impresa

Preocupación

La discusión sobre seguridad llegará mañana al Concejo

Siguen las repercusiones de la movilización del jueves y se convocó a una reunión con los presidentes de bloque.


La repercusión de la movilización del último jueves contra la inseguridad sigue firme y lejos de disiparse. La clase política tomó nota del multitudinario reclamo y la presidencia del Concejo Municipal convocó para mañana a una reunión extraordinaria de la comisión de Labor Parlamentaria, integrada por todos los presidentes de bloque, para tratar “el mensaje enviado por el Ejecutivo en relación con las medidas a implementar para fortalecer la seguridad ciudadana”.

La presidenta del Concejo, Daniela León, anticipó que en el encuentro “se va a consensuar una agenda de trabajo que aborda el problema de la seguridad desde diferentes ángulos, dentro de las competencias que sobre el tema tiene el órgano legislativo del municipio”. También que se definirán las medidas a tomar para que las propuestas de la Intendencia puedan ser tratadas “con la debida prioridad”.

“Necesitamos canalizar las coincidencias que tenemos en una agenda de trabajo que tenga como referencia la coyuntura, pero que permita trabajar también sobre cuestiones más de fondo en el mediano y largo plazo. La problemática que enfrenta Rosario es muy compleja. No se trata solamente de contener una emergencia, sino también de sancionar medidas que lleven a resolver los problemas que provocan la escalada de delitos y violencia”, añadió León.

El presidente del bloque Unión PRO Federal, Alejandro Roselló, recordó que en el Concejo se presentaron muchas iniciativas con respecto a la seguridad. “Sería bueno que el Ejecutivo empezara a escuchar más al Concejo ya que hay proyectos aprobados que van en ese sentido. Esperamos que haya un cambio en la relación entre el Ejecutivo y el Concejo para que podamos trabajar juntos y realizar cambios que mejoren la calidad de vida de la gente”, indicó.

“La Nación también ha tenido una respuesta correcta y favorable con el envío de 3 mil gendarmes (NdR: un anuncio que aún no se concretó) y con el recibimiento este martes por parte de la ministra Patricia Bullrich a la intendenta de la ciudad. Creo que la marcha del jueves nos pone a todos en la obligación de darnos cuenta de que tenemos que trabajar en conjunto en todos los temas que tienen que ver con la seguridad y para mejorar la calidad de vida de la ciudad”, añadió.

Por su parte, el titular del bloque Partido Justicialista, Eduardo Toniolli, ratificó que va a participar de la convocatoria. “Hay muchos proyectos en el Concejo sobre la cuestión de la inseguridad. Es importante comenzar a trabajar en interferir las economías delictivas. Hay que empezar a usar una mirada política sobre el tema y reclamar a los distintos niveles del Estado como lo son la provincia y la Justicia que trabajen en conjunto”, analizó.

“El gran problema que tenemos ahora es que de cada diez hechos delictivos se esclarecen sólo dos. Cuando hablamos de esclarecer es cuando se encuentra al culpable y se lo juzga por el hecho. Nos parece importante también, con el tema de las habilitaciones, no olvidarse de controlar de cerca otros rubros como las concesionarias de autos, las financieras y los fideicomisos que tienen que ver con las grandes constructoras”, subrayó.

Al ser consultado sobre la marcha del jueves, Toniolli dijo que “tuvo mucha convocatoria y fue por el miedo creciente que tiene una parte de la sociedad en referencia a la violencia urbana, porque no es sólo inseguridad, es violencia urbana”. “Ahí sí el municipio tiene herramientas y juega un rol fundamental cuando se diseñan modelos de desarrollo urbano. Sobre esto me refiero cuando se usan tierras fiscales, como las de Puerto Norte, para emprendimientos privados generando una separación entre ricos y pobres y las consecuentes fracturas sociales. Además de discutir lo urgente hay que discutir lo importante y en eso está la cuestión de los modelos de desarrollo”, siguió.

Por último, el presidente del bloque UCR 1983, Martín Rosúa, coincidió en que “la marcha del jueves fue un mensaje claro y contundente de la sociedad para que los distintos poderes se pongan a trabajar en conjunto para hacer algo con el problema de la inseguridad”.

“Si bien el Concejo se encuentra limitado en cuanto a las competencias hay aportes secundarios que sirven para ayudar a combatir las economías delictivas y a esto se apunta con lo anunciado por la intendenta de controlar los lugares donde se venden armas o a las motos que van con dos o más ocupantes. Creo que cada sector del Estado tiene que ponerse a trabajar con la parte que le corresponde para poder frenar esta situación que nos preocupa a todos”, concluyó.

Comentarios