Política

todos unidos

La CGT y las dos CTA anunciaron su “voluntad de luchar juntos”

Las tres centrales sindicales marcharán con los docentes el próximo lunes y el martes hacia el Ministerio de la Producción.


La CGT y las dos CTA anunciaron ayer su “voluntad de luchar juntos” y confirmaron que las centrales sindicales coincidirán el próximo martes en la movilización gremial que reclamará cambios en la política económica, así como en la marcha que un día antes realizarán los gremios docentes para exigir una suba salarial.

Así lo anunciaron las centrales sindicales luego de un encuentro que compartieron en la sede de la CGT de la calle Azopardo y que se realizó a instancias del referente del gremio de Camioneros, Pablo Moyano, quien viene manteniendo distancia del triuvirato que comanda la central.

De hecho, en la reunión participó sólo un integrante de la conducción tripartita, el moyanista Juan Carlos Schmid, y asistieron los dirigentes del Consejo Directivo cegetista más cercanos al camionero, sin presencia de representantes de otras líneas internas de la central como los “independientes” y los “gordos”. En tanto, asistieron los jefes de la CTA de los Trabajadores y de la CTA Autónoma, Hugo Yasky y Pablo Micheli, y otros referentes de ambas centrales disidentes, que en los últimos meses pusieron en marcha un proceso de reunificación que se coronará el año próximo.

“Esto reafirma la voluntad de luchar juntos”, afirmó Yasky, al término del encuentro, luego de que Pablo Moyano ratificara la participación de las tres centrales en la marcha al Ministerio de la Producción del martes 7, así como la adhesión de la CGT a la marcha docente que se realizará al Palacio Pizzurno un día antes.

Las centrales sindicales también respaldaron el Paro de Mujeres lanzado para el 8 de marzo.

“Apoyamos fervientemente el paro de los maestros”, afirmó a su vez Pablo Moyano, al confirmar la adhesión de la CGT a la marcha docente del lunes y destacar que se trata de un “reclamo legítimo”, en tanto que criticó la intención de poner “techo” a las paritarias.

Durante una conferencia que compartió con Yasky y Micheli, el camionero vaticinó que la movilización sindical del 7 de marzo será “importantísima” porque –según evaluó– existe “una bronca muy importante” por parte de los trabajadores con la situación del país.

Pablo Moyano, quien encarna la postura más dura contra el gobierno dentro de la CGT, destacó que “seguramente” se convocará a un paro general y resaltó que “cuando se priorizan los intereses de los trabajadores, las diferencias se dejan de lado”. Recordó que el 29 de abril pasado, las distintas centrales sindicales participaron de una movilización conjunta pero “después no se pudo” continuar con acciones coordinadas y confió que de ahora en más pueda avanzarse en ese camino.

Al ser consultado sobre la convocatoria del gobierno nacional al “diálogo”, Moyano señaló que la CGT participó de distintas instancias de negociación pero que “los acuerdos no se cumplieron” e ironizó que “ahora ni de fútbol podemos hablar porque no hay fútbol”.

“El gobierno ve una realidad que no es la que ven los argentinos, ve una pantalla de ficción”, enfatizó Yasky, al tiempo que Micheli evaluó que “es muy importante que las tres centrales estemos juntas” en momentos en que, según consideró, se está “echando a trabajadores” de sus empleos.

Durante el encuentro se confirmó la movilización del próximo martes para las 16 y se coordinó entre las distintas centrales la organización del acto en el que los únicos oradores serán los integrantes de la conducción cegetista, Schmid, Héctor Daer y Carlos Acuña.

El encuentro fue organizado por Pablo Moyano tras un pedido de las dos CTA, ya que el camionero mantiene una buena relación con Yasky y Micheli, mientras que Schmid, Daer y Acuña no tienen un buen vínculo con el docente y el estatal, luego de haber recibido duras críticas de parte de ambos dirigentes por no endurecer su postura frente al gobierno y no convocar a un paro general.

El hijo de Hugo Moyano, quien mantiene la posición más “combativa” dentro de la CGT, halló coincidencias con ambas CTA y desde el año pasado viene cultivando una relación cercana con los dirigentes de las centrales disidentes.

Si te gustó esta nota, compartila

Comentarios