Edición Impresa, Política

movimiento obrero

La CGT no quiere “partidizar” la marcha del 7 de marzo

Uno de los secretarios generales de la central obrera llamó a “no desvirtuar las consignas y planteos” de la movilización.


El secretario general de la CGT Héctor Daer pidió ayer que “no se haga un aprovechamiento político” de la movilización convocada por la central obrera para el 7 de marzo y advirtió que “el gobierno no está cumpliendo los compromisos que había asumido”.

“Nosotros no queremos partidizar bajo ningún punto de visto la marcha. No va a haber ningún aprovechamiento político. No hay que desvirtuar las consignas y el planteo que tiene la movilización para llevarlo a ningún molino de tinte partidario”, afirmó Daer.

Además, explicó que “todos los que quieran venir a la marcha serán bienvenidos” ya que se trata de “una marcha de la CGT y una expresión plural de la inmensa mayoría de los trabajadores”.

“Si bien pedimos una rectificación de las políticas del gobierno, no queremos vincularlo a cuestiones partidarias”, destacó Daer en declaraciones radiales.

Además consideró una “pavada” pensar que con la movilización de la CGT se busca “desestabilizar” al gobierno de Mauricio Macri.

El sindicalista se expresó de esa forma al ser consultado sobre la convocatoria de la ex presidenta Cristina Kirchner a que no la acompañen el 7 de marzo cuando deba declarar en los tribunales federales de Retiro, sino que se movilicen junto a la CGT.

“No cumplen”

Por otra parte, Daer volvió a apuntar contra el gobierno nacional, al indicar que “los compromisos que se habían asumido no los están cumpliendo”.

Señaló que la central obrera muestra más “tensión” a partir de “la falta de respuesta” por parte del gobierno nacional a los reclamos sindicales.

“La verdad que estamos tensos producto de la falta de respuesta, de la imposibilidad de concretar algunos avances que hemos tenido en otros diálogos tanto sea en la cuestión de los 2 mil pesos del bono o en el tema de los despidos. Y sí, estamos en un momento de tensión producto de que vemos que el rumbo es descendente y no compartimos el diagnóstico con el gbierno. Esto hace más difícil tener un punto de partida”, advirtió Daer.

El sindicalista señaló que “hay un retraso cambiario, hay endeudamiento, hay inflación, hay pérdida del poder de compra”.

“Esto, normalmente, en todos los recorridos empíricos que podamos hacer para atrás en nuestro país o en el mundo, siempre terminó mal. Y el diagnóstico es que se va hacia una fragmentación mayor de la sociedad”, indicó.

Para el diputado por el Frente Renovador, “el tema de que no haya paritarias docentes tiene que ver con dejar de lado el federalismo en términos de educación, en términos de salud, donde se da lo mismo, y vamos viendo que no compartimos el diagnóstico”.

“Para el gobierno no es que está todo bien, pero nos dicen  quédense tranquilos porque estamos en un momento de crisis, pero salimos. Este es un tema complicado para mí”, subrayó.

Además, consideró que a partir de esa situación la marcha convocada por la CGT para el 7 de marzo próximo “va a ser significativa”.

“Esperamos que sea significativa y convocamos para que sea significativa para que el gobierno empiece a comprender la realidad de lo que estamos viviendo, y que no en vano estamos pidiendo rectificación de políticas que para nosotros son equivocadas”, remarcó Daer.

La central obrera recibió a defensores del Pueblo

Defensores del Pueblo de varias provincias, entre los cuales estuvo el de Santa Fe, Raúl Lamberto, se reunieron ayer con autoridades de la CGT, con quienes analizaron el impacto de las subas de tarifas en el bolsillo de los trabajadores y advirtieron que “en marzo los ciudadanos tendrán que afrontar muchos aumentos”.

Lamberto participó del encuentro con las autoridades de la central obrera. (NA)

En la sede porteña cegetista de la calle Azopardo, además de las tarifas que afectan al salario de los trabajadores, se abordaron temas como la reparación histórica para jubilados y pensionados, los alquileres, la pérdida de empleos, la precarización laboral y situaciones que afectan a los migrantes.

“Las facturas de gas, aguas, luz; todas tienen un mismo y único destinatario que tiene que hacerse cargo de todos los aumentos. El impacto que tienen los aumentos en tremendo. Por ejemplo, el incremento del precio mayorista de la energía eléctrica pasó de 75 a 640 pesos por Megavatio/hora en muy pocos meses. Además, a partir de marzo y abril el impacto de las nuevas actualizaciones tarifarias va a ser extremadamente grande”, expresó Lamberto.

Por su parte, el presidente de la Asociación de Defensores del Pueblo de la República Argentina (Adpra), Alejandro Amor, sostuvo: “Todos saben la pelea que venimos dando los defensores del Pueblo en defensa del bolsillo de los trabajadores y sobre todo de los sectores más vulnerables. De hecho, todos participamos de la audiencias públicas y venimos marcando las consecuencias que tienen los aumentos en el bolsillo de la ciudadanía”. Al respecto, Amor advirtió que en marzo próximo “los ciudadanos tendrán que afrontar muchos aumentos, no solo el de las tarifas, que aumentarán dos veces al año cuando las paritarias se discuten sólo una vez”.

En la reunión también se criticó la modificación por decreto de la ley de Migraciones y la voluntad de bajar la edad de imputabilidad.

Los defensores indicaron que coincidieron con la CGT en que “hay más eslóganes políticos que una realidad que permita vincular a los inmigrantes con la delincuencias” y recordaron que “la ley actual impide que cualquier persona con una condena en el exterior pueda ser declarada ciudadana argentina”. Por último, se acordó avanzar en un trabajo conjunto entre la CGT y las Defensorías del Pueblo de todo el país.

Cristina convocó a sus seguidores a participar de la movilización cegetista

La ex presidenta Cristina Fernández de Kirchner pidió ayer a sus seguidores que el próximo 7 de marzo “marchen junto a los trabajadores” de la CGT y no realicen una nueva movilización en su respaldo cuando concurra a prestar declaración indagatoria ante el juez federal Claudio Bonadio en los tribunales federales de Retiro.

“El 7, yo lo veo a Bonadio, pero por favor… ustedes hagan que el gobierno vea al pueblo. Marchen junto a los trabajadores y trabajadoras”, sostuvo Cristina, poco antes de que el PJ bonaerense, con la presencia de su hijo Máximo Kirchner, confirmara su respaldo a la movilización sindical.

A través de una red social, la ex jefa del Estado dio “las gracias por todas las muestras de preocupación, apoyo y afecto” que recibió tras su nueva convocatoria judicial, pero pidió a sus seguidores no “caer en la trampa” de que haya dos convocatorias ese mismo día.

“Poner la energía y las ganas en Comodoro Py, por una convocatoria más de Bonadio, no vale la pena”, advirtió la ex presidenta, en el marco de su enfrentamiento con el juez federal.

Subrayó además que “el 7 tienen que marchar todos y todas pero junto a los trabajadores”, para hacer escuchar los reclamos al gobierno por los despidos y las próximas negociaciones paritarias.

“La gente está muy mal. No llega a fin de mes. Siguen despidiendo obreros y cerrando fábricas. Las facturas que llegan de luz, de agua y de gas se están tornando impagables para muchos compatriotas. Cocheras, peajes, expensas, colegios, prepagas, transporte público, precios imposibles en el súper azotan los bolsillos de los argentinos”, describió.

Comentarios