Ciudad, Gremiales

En puja

La Cámara de la Construcción responsabilizó a sindicatos en conflicto salarial por la falta de arena

A través de un comunicado apuntaron a Somu y Siconara como responsables de la falta de uno de los insumos que se suma al listado de materiales que escasean hace semanas. Los gremios definieron la medida de fuerza luego de esperar nueve meses por un acuerdo paritario


Foto: Franco Trovato Fuoco.

La Cámara Argentina de la Construcción responsabilizó a gremios que protagonizan un conflicto de atraso salarial, por el faltante de arena para obras y advirtieron que el fenómeno puede frenar la actividad del sector. Desde el Sindicato de Obreros Marítimos Unidos (Somu) explicaron que la puja con empresarios guarda relación con un atraso salarial que debía resolverse en la paritaria de marzo y aún sigue en suspenso.

Según un comunicado difundido este jueves por la Cámara de la Construcción, el conflicto entre empresarios con el Sindicato de Obreros Marítimos Unidos (Somu) y el Sindicato de Conductores Navales de la República Argentina (Siconara) “lleva ya varias semanas, y ha paralizado la distribución del insumo esencial” en esa industria.

Uno de los responsables del Somu reconoció que tras meses de reclamo sin avances por un acuerdo salarial que debía darse en marzo definieron una medida de fuerza que afecta las tareas de extracción de arena y la logística para abastecer a las industrias.

Durante la tarde de este jueves, representantes del Somu y Siconara mantuvieron reuniones en el Ministerio de Trabajo de la Nación para destrabar el conflicto. El pedido inicial de los sindicatos era una recomposición del 52% en marzo, en sintonía con el índice inflacionario de 2019 que fue del 53,8%. Pero recién en septiembre las cámaras empresarias ofrecieron un 27%.

Stocks agotados

Desde la Cámara de la Construcción manifestaron su “profunda preocupación por el faltante de arena”, y responsabilizaron a los dos gremios encargados de realizar las tareas de extracción y logística.

“Alertamos que se ha paralizado la provisión de los despachos de arena, un insumo clave de la cadena de valor de nuestra industria, ocasionada por un conflicto salarial. Esta situación genera perjuicios que exceden largamente lo económico, tanto para para los proveedores que se ven imposibilitados de entregar dicho material, o los constructores, paralizadas las tareas en obras”, señalaron desde el sector.

Detallaron que al día de hoy los stocks de arena en las constructoras y proveedores “se encuentran totalmente agotados” y las hormigoneras no entregan su producto desde hace varios días.

La falta de este insumo se agrega a las dificultades que sufre el sector para conseguir otros materiales. Durante las últimas semanas, las pequeñas obras privadas se vieron afectadas por escasez de productos como ladrillos, chapa, hierro o aluminio. En ese caso las justificaciones quedaron envueltas entre las dificultades de la industria para producir durante la pandemia y especulaciones ante una expectativa devaluatoria.

En medio del repunte de la construcción minorista, advierten por faltante de insumos en corralones

Atraso paritario

Tras el comunicado de la Cámara de la Construcción, el secretario de Somu en San Nicolás, Mario Rodas, aseguró a El Ciudadano que el reclamo que están llevando adelante guarda relación con una diferencia salarial que tiene “atraso de 18 meses”.

El dirigente sindical explicó que firman su paritaria a año vencido, sobre la inflación del año anterior.

Los trabajadores del Somu reclamaron un 52% de aumento sobre el salario básico. Con el estallido de la pandemia la negociación se dilató hasta marzo, cuando les ofrecieron un 27% sin adicionales en concepto de retroactivo.

“Hay compañeros con un sueldo del 2019 que perdieron todo su poder adquisitivo durante 2020. En marzo de este año el empresariado tendría que haber puesto a disposición los salarios, tenían que firmar una paritaria y no lo hicieron”, detalló Rodas.

Por otra parte sostuvo que las negociaciones se encaminan a ese 52% de aumento que reclamaron inicialmente, aunque esperan también por una suma retroactiva. Según manifestó, el salario básico de un trabajador marítimo ronda los 40 mil pesos de bolsillo.

Preocupación en distintos sectores

La Asociación de Empresarios de la Vivienda y Desarrollos Inmobiliarios de Santa Fe (AEV) había advertido sobre esta problemática el miércoles. Mediante un escrito hicieron pública la falta de abastecimiento de materiales e insumos para la construcción de sus empresas asociadas.

Si bien este reclamo guarda relación con el desabastecimiento, no responsabiliza a algún sector en particular ni refiere a la falta de un material en especial. En el texto publicado apuntan a las dificultades que padece la obra de vivienda privada ante la falta de insumos clave como hierro, cemento hormigón y arena.

Desde AEV señalaron que la falta de abastecimiento afectó “el normal funcionamiento de las obras, paralizando procesos, obligando a replanteos de estrategias, afectando los tiempos de los proyectos y la mano de obra que debe ser suspendida por falta de insumos”.

Por su parte, la Defensoría del Pueblo de Santa Fe intervino en el conflicto este jueves en defensa de los trabajadores de pequeñas obras que quedaron a merced de la situación. En una presentación ante el ministro de producción provincial, Daniel Costamagna, manifestaron su preocupación por la falta de materiales que afecta a la construcción.

“Los planteos efectuados en la defensoría buscan conocer las razones que provocan esta situación, que perjudica especialmente al eslabón más chico de la cadena, es decir, la pequeña obra, donde se encuentran los monotributistas o los albañiles independientes”, expusieron desde la entidad.

Falta de insumos en la construcción: incertidumbre en el sector y dificultad para la reactivación

Comentarios