Espectáculos

Festival internacional de cine de Berlín

La Berlinale, con gran presencia argentina

El prestigioso encuentro que comienza este jueves y se extenderá hasta el domingo 25, arrancará con la proyección de “La isla de los perros”, del premiado Wes Anderson.


El cine argentino tendrá una amplia y variada representación en la edición número 68 del Festival Internacional de Cine de Berlín, que comienza este jueves con la proyección de La isla de los perros, del estadounidense Wes Anderson, y finalizará el domingo 25 con la entrega del Oso de Oro, máximo galardón que otorga el certamen.

La muestra alemana, una de las principales del calendario cinematográfico mundial sólo superada por Cannes, exhibirá en el marco del Berlinale Special Viaje a los pueblos fumigados, el nuevo ensayo cinematográfico de Fernando Pino Solanas. Además de la película de Solanas, quien recibió el Oso de Oro Honorífico en 2004, entre las participantes argentinas en el festival se destaca T.R.A.P., del rionegrino Manque La Banca, elegido para la competencia por el Oso de Oro al mejor cortometraje.

El film “Malambo, el hombre bueno” se verá en la sección Panorama.

En Panorama, la sección más importante de la Berlinale luego de la Competencia Oficial, se verán Malambo, el hombre bueno, lo nuevo de Santiago Loza, y dos potentes óperas prima: Marilyn, donde Martín Rodríguez Redondo aborda el drama de un joven gay en el campo argentino, y La omisión, de Sebastián Schjaer, con Sofía Brito como una joven en un viaje íntimo e introspectivo por el territorio helado de Ushuaia.

Otra de las secciones relevantes es Forum, que este año incluye La Cama, debut en el largometraje de la actriz y cineasta Mónica Lairana, y Teatro de guerra, ópera prima de la actriz y dramaturga Lola Arias.

En la misma sección se verá Con el viento, coproducción entre España, Francia y Argentina dirigida por la catalana Meritxell Colell Aparicio, mientras que en el apartado Generation Kplus, pensado para films con temáticas y personajes infantiles y juveniles, competirán el corto Toda mi alegría, de Micaela Gonzalo, y los largometrajes Mochila de plomo, del cordobés Darío Mascambroni, y El día que resistía, de Alessia Chiesa.

También habrá una función de Temporada de caza, de Natalia Garagiola, en el European Film Market (EFM) que funciona en paralelo al festival, mientras que en el Co-Production Market se presentará la cineasta Albertina Carri con su nuevo proyecto de largometraje, Los extraños de la montaña helada, que aborda el traumático paso a la adultez de un joven deforme que vive en una montaña, junto a su madre enferma, alcohólica y despótica.

Además, las producciones de los realizadores argentinos Lairana, Schajer, Martín Rodríguez Redondo y Alessia Chiesa fueron elegidas por el director del certamen, Dieter Kosslik, para competir por el Premio GWFF a la mejor ópera prima de toda la Berlinale, una distinción que incluye un premio de 50 mil euros entregado por un jurado integrado por el italiano Jonas Carpignano, el rumano Peter Netzer y la israelí Noa Regev.

Oso de Oro de Honor

Este año, el talentoso actor estadounidense Willem Dafoe, protagonista de films como Pelotón de Oliver Stone, y Vivir y morir en Los Ángeles de William Friedkin, entre un centenar de títulos, recibirá el 20 de febrero el Oso de Oro de Honor por la totalidad de su carrera, en una ceremonia donde será exhibida El Cazador (2011), del australiano Daniel Nettheim, que Dafoe protagoniza.

Conocido por otros films como Spiderman, El Gran Hotel Budapest y Corazón salvaje, Dafoe participó en más de un centenar de producciones en las que “ha quedado patente su expresiva interpretación y su impresionante presencia”, según indicó el director de la Berlinale, Dieter Kosslick, quien agregó: “Me alegro de poder recibirlo ahora como invitado de honor y entregarle el Oso de Oro de Honor por su carrera”.

Con motivo del homenaje, la Berlinale programó films suyos como Antichrist de Lars von Trier, Autofocus de Paul Schrader, La última tentación de Cristo de Martin Scorsese, Vida acuática de Wes Anderson, Mississippi en llamas de Alan Parker, Pasolini de Abel Ferrara, y La sombra del vampiro de E. Elias Merhige.

El premio mayor

Si bien no habrá largometrajes argentinos que concursen por el Oso de Oro, en la Competencia Oficial habrá dos atractivas representantes de origen latinoamericano: el thriller Museo del mexicano Alonso Ruizpalacios, con Gael García Bernal y la argentina Leticia Brédice, que interpreta a una famosa vedette, y Las herederas, ópera prima del paraguayo Marcelo Martinessi, que se convirtió en la primera película de ese país en llegar a la sección principal de la Berlinale.

Con un jurado presidido por el alemán Tom Tykwer, famoso por su película Corre Lola, corre (1998), competirán por el premio mayor films como Season of the Devil del filipino Lav Díaz, Don’t Worry, He Won’t Get Far on Foot del estadounidense Gus Van Sant, Dovlatov del ruso Aleksei German Jr, Eva del francés Benoît Jacquot, Pig del iraní Mani Haghighi, y Transit del alemán Christian Petzold.

En la misma sección, pero fuera de competencia, se verán entre otras Ága del búlgaro Milko Lazarov, y Unsane lo nuevo del estadounidense Steven Soderbergh, mientras que en la Berlinale Special (donde proyectarán el film del argentino Solanas) serán exhibidas América Land of the FreeKS de la alemana Ulli Lommel, Gurrumul del austríaco Paul Williams, y Usedom del alemán Heinz Brinkmann.

En la Berlinale Special Gala será proyectada La librería, el drama social de la española Isabel Coixet, que acaba de ser distinguida por la Academia de Cine Española con el Goya a la mejor película, a la mejor dirección y guión adaptado, que se basa en la novela homónima de la escritora británica Penelope Fitzgerald.

Si te gustó esta nota, compartila