Región

Naufragio en Pueblo Esther

Kunta, el canoero que perdió la vida por ayudar a los demás

Fiscalía confirmó la identidad del cuerpo encontrado este mediodía en el marco de la búsqueda de los cuatro hombres desaparecidos en el río Paraná, tras la tragedia del pasado 15 de julio. Se trata de Ricardo Guerín, el conductor de la embarcación. Amigos lo recordaron en redes sociales


Foto: Juan José García

La Fiscalía Regional confirmó la identidad del cuerpo encontrado este mediodía en el marco de la búsqueda de los cuatro hombres desaparecidos en el río Paraná, tras el naufragio de una canoa ocurrido el pasado domingo 15 de julio. Se trata de Ricardo Raúl Guerín, el conductor de la embarcación, quien fue reconocido por familiares en la autopsia realizada en el Instituto Médico Legal. El hallazgo se produjo pasadas las 12 a la altura del Camping Comunal de Pueblo Esther, confirmaron voceros de Prefectura.

El hallazgo del cuerpo de Guerín se produjo a dos kilómetros del sitio en el que naufragó la canoa. Del grupo de amigos que volvía de la isla, tres lograron nadar y llegar a la costa: Bruno Cetto, Pedro Renzone y Guillermo Barrionuevo, mientras que Damián Vivas murió ahogado y permanecen desaparecidos Agustín Laporta, Lucas Villagrán, Ernesto Rodríguez, todos oriundos de Álvarez.

El domingo 15, cuando se produjo el lamentable suceso, las redes sociales se llenaron de dolor y angustia de conocidos y amigos de este grupo de pescadores que había cruzado a la isla para festejar un cumpleaños que devino en tragedia.

Carlos López Cariaga era amigo de Guerín y le ofrendó una emotiva despedida a través de una publicación en Facebook. “Era más conocido por sus amigos como Kunta. Vivió en la pobreza pero no era pobre. Tenía todo lo que quería y daba todo lo que tenía. Era mi amigo y también era amigo de miles. Contaba entre sus amigos a todo un barrio de humildes viviendas y casas de gente media. También contaba con amigos muy ricos, profesionales y también funcionarios públicos”, lo definió.

Kunta Guerín era pescador, artista, rockero, albañil, bobinador y mecánico de motores de naútica. “Su vestir y hablar era blanco preferido de los patrulleros buscadores de portación de caras”, recordó Carlos. “Pero se bancaba todo y eso le parecía banal”, subrayó Carlos.

“Era un tipo que si alguien le pedía salir a pescar a las 12 de la noche le decía «dale, vamos». Nunca supo decir no y quizás eso le pasó cuando quisieron venirse todos juntos desde el islote: no supo decir no”, confió su amigo.

“Todos los que lo conocimos también estamos hundidos en un mar de lágrimas. No hay consuelo. Kunta fue un gran nadador. Habría sobrevivido pero en el naufragio seguramente quiso salvar a algún amigo que no sabía nadar y eso lo llevó a él también”, cerró Carlos.

Si te gustó esta nota, compartila

Comentarios